Toyota Yaris Hybrid-R: todos los detalles de la última “locura” híbrida de Toyota

 |  @HerraizM  | 

Toyota ha sorprendido en el Salón de Frankfurt 2013, ha sorprendido con un Toyota Yaris llevado hasta el extremo a base de tecnología, haciendo gala de conocimiento en lo que a híbridos se refiere, mezclado todo ello con una dosis de deportividad y con mucha potencia para crear al Toyota Yaris Hybrid-R.

Nos adentramos en las entrañas del Toyota Yaris Hybrid-R, pasando por el análisis de su diseño y de todos los aditivos con los que se ha acompañado a este brutalizado utilitario para conocer en profundidad el concepto de GTI híbrido presentado por Toyota con este modelo, un modelo que nos hace pensar inmediatamente en el futuro sucesor del Toyota Supra y su posible mecánica.

Una estética muy deportiva

Para recibir el conjunto híbrido de 420 caballos, el pequeño japonés se ha engalanado con un kit de carrocería que seguro a más de un propietario del utilitario le gustaría tener. Un paragolpes con una parrilla frontal de grandes dimensiones, aletines laterales, las taloneras de su perfil, un paragolpes trasero más discreto pero igualmente deportivo, llantas firmadas por TRD de 18 pulgadas con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup y pinceladas en azul para aderezar el conjunto.

Tras las mencionadas llantas Toyota le ha dado a este Yaris unas pinzas de freno de 6 pistones para el eje delantero, 4 en el caso del tren trasero y frenos perforados, mientras que en su interior nos encontramos con backtes firmados por Recaro recurriendo a una combinación de negro y azul. La alcantara se extiende por todo el habitáculo, desde los asientos a los guarnecidos pasando por el volante.

Su mecánica: 420 caballos de tecnología híbrida

Bajo los añadidos estéticos con los que se ha dotado a este Toyota Yaris, tras ese kit de carrocería, se esconde una mecánica híbrida que eleva la potencia del Toyota Yaris hasta los 420 caballos. El conjunto queda conformado por un bloque 1.6 de 4 cilindros sobrealimentado y con inyección directa, entregando una potencia de 300 caballos. Este 4 cilindros ha sido desarrollado por Toyota Motorsport GmbH siguiendo las especificaciones de la FIA para su homologación en diferentes campeonatos.

Junto a este motor de gasolina nos encontramos con un conjunto eléctrico conformado por dos bloques individuales, posicionados en ambas ruedas posteriores y entregando cada uno 60 caballos, recurriendo a un condensador de alto rendimiento, situado bajo el asiento trasero, para almacenar la energía de la que se sirven estos bloques.

Además de estos dos bloques nos encontramos con un tercer motor eléctrico, también de 60 caballos, que se sitúa entre el motor y la transmisión secuencial de 6 relaciones. Este motor actúa como generador, alimentando en la fase de desaceleración el condensador y ofreciendo durante la fase de aceleración la alimentación a los otros dos motores eléctricos, actuando como un control de tracción.

2 modos de conducción: Road o Track

El Toyota Yaris Hybrid-R cuenta con dos modos de conducción seleccionables desde el volante: Road y Track. El primero, pensando para el día a día, reduce la potencia del motor para buscar la mayor eficiencia. La relación de compresión del motor se reduce y se ajusta el mapa motor, pudiendo llegar a circular en modo totalmente eléctrico durante cortos periodos (Toyota habla de operaciones de aparcamiento).

En el modo Track, se desata todo el potencial del conjunto híbrido. 300 caballos y 420 Nm del motor de combustión y 120 caballos eléctricos durante 5 segundos por parte del sistema eléctrico, mientras que a velocidades reducidas, como el paso por curva, el sistema eléctrico vuelve a hacer acto de presencia para actuar como un sistema de control de tracción, repartiéndose la entrega de potencia de manera independiente en cada una de las ruedas posteriores.

¿Qué futuro le depara a este Yaris?

Estamos ante un modelo conceptual demasiado radical como para pensar en este coche circulando por las calles de alguna ciudad. Aunque por como lo plantea Toyota bien podría hacerlo. Exteriormente no denota una extremada conceptualidad, de hecho, bien podría pasar totalmente por un modelo de producción. Nissan nos sorprendió llevando a producción, aunque de manera muy muy limitada, al Nissan Juke-R

Ahora bien, más allá de plantearnos una muy hipotética llegada a las calles de este modelo, debemos fijarnos en su tren motriz, por un lado en la filosofía de crear un GTI híbrido, de aunar un bloque gasolina y un sistema eléctrico para crear un modelo deportivo. Se había hablado de un Toyota GT 86 híbrido. Se habla de que el sucesor del Toyota Supra será híbrido… este concept no hace más que reafirmar la idea de que un sistema híbrido y un modelo deportivo… ¿veremos un sistema semajante en el nuevo Toyota Supra?

Fuente: Toyota
En Diariomotor: Toyota Yaris Hybrid-R con 420 CV combinados. ¿Estamos ante algo más que un prototipo?

Lee a continuación: Audi Sport Quattro Concept: el coupé definitivo que todos soñaremos tener en nuestro garaje

Solicita tu oferta desde 9.600 €
  • Rest

    Estaría bien poder saber todos los datos de la ficha técnica y ver en una prueba si es capaz de soportar semejante potencial.

    • Mario Herraiz

      Por ahora Toyota no ha dado más detalles que los publicados Rest… respecto a la prueba… no estaría mal tener acceso al concept para probar que tal van esos 420 caballos =D

      • Rest

        Ya me imagino, lo decía por evidente curiosidad de todos, en general. Ojalá tengáis suerte en probarlo y nos contéis la experiencia con pelos y señales.

  • xingular

    200 o 180 CV menos y les queda un coche capaz de pasar a serie increíble. A lo A1 Quattro.

    Pero no deja de ser un demostrador de tecnología.

    Lo mismo lo sacan a la venta, pero quien se haga con él no será para el día a día, como el anteriormente citado. Si no para tenerlo en vitrina.

  • kuimby

    Ya podían poner ese 1.6 en el gt86.

    • Mario Herraiz

      La pena es que se perdería el encanto del motor bóxer, ya no sólo por su configuración, sino también por su disposición en el vano. El motor bóxer del BRZ y del GT 86 es una parte clave en la distribución baja del peso, lo que permite contar con un centro de gravedad menor.

      Sinceramente, yo prefiero llevar el bóxer de 200 caballos que este 1.6 de 300.

  • r750

    pero que tontería mas grade no entiendo a los híbridos si son 120cv mas por 5 segundos pero son 100 kilos mas pesados siempre

    • Mike Gonzalez

      si pero tomalo no solo como un extra de potencia, en este Yaris ademas añade una traccion a las 4 ruedas (mas o menos)

  • Borja López

    Un coche para el Gran Turismo 6.

  • Alberto Piqueras Ramos

    Pues sí Toyota puso el listón más arriba aún, superando a los chicos de AMG, con su motor de 2 litros y 360 cv, a razón de 180 cv/litros; el aquí presentado llega a los 187,5 cv/litro.

    Esta configuración es la que entiendo que corresponde para cualquier auto deportivo; con un motor tubo asistido de inyección directa y otra/otras mecánicas eléctricas para actuar como si de un KERS se tratara, teniendo un uso limitado en cuanto a tiempo, pero que a su vez cumplan otros trabajos como los que nos cuenta Mario. Además tienen la capacidad de auto realimentarse y disponer nuevamente de la misma potencia ” gastada ” en los momentos que se necesitan. Cumple con otros menesteres, entre ellos el de actuar en distintos conceptos, como ser el de control de tracción.
    Realmente una maravilla, que si se pudiera llevar a las líneas de armado podría llegar a ser lo ideal para este tipo de automóviles con distintas personalidades, voto por él.

    Saludos.

  • Pingback: Toyota Yaris Hybrid-R en Frankfurt… y la tortuga se convirtió en guepardo | Diariomotor()

  • Pingback: Toyota quiere una submarca deportiva()