comscore
MENÚ
Diariomotor
SUV

6 MIN

Chevrolet Suburban y Tahoe 2015, larga vida a los reyes del espacio

General Motors acaba de presentarnos a los nuevos Chevrolet Tahoe y Chevrolet Suburban. El Chevrolet Tahoe no es más que una versión más corta del gigantesco Suburban. Son los vehículos que ejemplifican y estereotipan la denostada cultura estadounidense del SUV, aunque dicha cultura tenga más que ver con aquellos que no necesitan su enorme capacidad interior y los conducen con el único deseo de sentirse por encima de los demás. No obstante, la idea tras su salto generacional es ser más innovadores, espaciosos y eficientes que nunca.

Antes de empezar, unas pocas curiosidades. El Chevrolet Suburban va por su duodécima generación, y lleva produciéndose de manera ininterrumpida desde hace 80 años. Los Tahoe y Suburban no son vehículos de nicho: en Estados Unidos vendieron 117.000 unidades en 2012 y en 2013 las ventas habían aumentado un 16% hasta la mitad del año. La nueva generación de estos musculados hermanos se pondrá a la venta a principios del año que viene, posiblemente durante el primer trimestre. Conozcamos que nos ofrecen estos gigantes, ¡acompáñanos!

Ángulos, solidez y presencia imponente

El Suburban es una mole de 2,6 toneladas y 5,70 metros, que va por su 12ª generación, fabricándose durante 80 años ininterrumpidamente. Ahí es nada.

Para empezar, no son vehículos precisamente pequeños. El más corto de estos SUV full-size es el Tahoe, que mide 5,18 metros de largo, tanto como un Audi A8 de batalla larga. El Suburban crece hasta unos impresionantes 5,70 metros de largo, más que cualquier turismo europeo. Ambos superan los dos metros de ancho y tienen una altura de 1,89 metros. Definitivamente, no son vehículos hechos para Europa, donde serían un suplicio a la hora de maniobrar en cualquier calle. Estéticamente, tienen una presencia imponente gracias a un frontal rediseñado.

Una enorme calandra cromada de líneas rectas nos saluda por el retrovisor. Su división central es el punto de partida para unas ópticas más estilizadas. El término estilizadas es relativo: son muy cuadrículadas, pero el frontal de su predecesor lo era aún más. Por ello, Chevrolet ha trabajado para mejorar el rendimiento aerodinámico de los Suburban y Tahoe, que no podía calificarse de sobresaliente. La superficie acristalada está mejor integrada en la carrocería y la zona entre los pilares C y D se ha modificado para lograr un mayor espacio útil.

Es posible montar llantas de hasta 22 pulgadas como opción de fábrica, aunque parece que muchos consumidores optarán por medidas de 20 pulgadas. Con todo, son vehículos de proporciones desmesuradas, muy cuadriculados y en verdad 100% americanos. Tengo cierta debilidad por los hierros del otro lado del charco, y los nuevos Suburban y Tahoe no son excepciones.

Capacidad interior y enorme verstatilidad

El Tahoe es el hermano pequeño, pero incluso con las sietes plazas en posición cuenta con un maletero de unos 500 litros de capacidad.

Estos SUV tienen de serie siete plazas reales, y muy bien aprovechables, repartidas en tres filas de asientos. El interior ha sido rediseñado con materiales de mejor calidad que en su anterior generación, cuyos salpicaderos eran propensos a desarrollar grietas con el tiempo. La instrumentación es de fácil lectura y en la parte superior de la gigantesca consola central se encuentra el sistema de infoentretenimiento MyLink. Entre los asientos delanteros hay un compartimento con suficiente capacidad para guardar un ordenador portátil.

Además de mejorar el espacio para los pasajeros, el Suburban entretendrá a los niños con pantallas conectadas a un reproductor de Blu-Ray y DVD. En esta era de conectividad total y tecnología punta al alcance de mano, Chevrolet ha instalado nada menos que seis salidas USB por el habitáculo, además de seis tomas de corriente de 12 voltios y un enchufe convencional de 110 voltios (es la tensión que se emplea en EE.UU.). La segunda y tercera fila de asientos se pueden abatir al completo, formando en ambos vehículos una superficie plana de carga.

Con las tres filas colocadas en posición el Suburban aún tiene un maletero de 1.098 litros, que crece hasta casi 3,5 metros cúbicos si queremos hacer la compra del año en Ikea. Las cifras para el Tahoe son unos 500 litros inferiores en todas las posiciones disponibles, y aún monstruosas para nuestros estándares. El confort se ha mejorado con un rediseño del tren trasero y mayor aislamiento NVH – Noise-Vibration-Harshness – para el habitáculo. Es posible acceder al habitáculo sin llaves y arrancar el motor mediante un botón.

Al igual que muchos nuevos modelos, estrena nuevas tecnologías de seguridad activa. La más interesante es un sistema llamado Safety Alert Seat. Unos motores vibratorios instalados en el asiento del conductor advierten de la presencia de peligros – potenciales accidentes – 360º a la redonda. Para ello, un radar monitoriza todo lo que sucede alrededor de nuestro vehículo.

Motor 5.3 V8 Ecotec3 de inyección directa

En las entrañas de los Chevrolet Tahoe y Chevrolet Suburban habrá por el momento un único propulsor. Se trata de un 5.3 V8 Ecotec3 de inyección directa, ya anticipado en la nueva generación de la pick-up Chevrolet Silverado. Este ocho cilindros desarrolla 355 CV a 5.600 rpm, con un par máximo de 519 Nm a 4.100 rpm. Va acoplado a una caja de cambios Hydra-Matic 6L80 de seis relaciones, que manda su potencia a las cuatro ruedas. Es también posible circular en modo 4×2 sólo con propulsión al tren trasero. Los consumos aún no han sido anunciados.

Con todo, deberían ser inferiores a los de su predecesor, pero no es de esperar que bajen de los 10 l/100 km. El Chevrolet Tahoe pesa 2.436 kg en vacío en su versión con dos ruedas motrices , el Suburban más pesado, con tracción integral, marca 2.637 kg en la báscula. Son realmente máquinas pesadas y muy grandes, pero es un peso similar al de un Bentley Continental GT o un Land Rover Discovery, para trazar un paralelismo más conocido. Por supuesto, ambos vehículos emplean una estructura body-on-frame, el monocasco aún está lejos.

Podría pensarse que tanto Tahoe como Suburban se basan en la Silverado, pero sólo comparten su plataforma: en su nota de prensa Chevrolet explicita que ningún elemento de la carrocería es compartido. Con respecto a la capacidad de arrastre – algo muy importante para los estadounidenses amantes de la náutica o la hípica – el Tahoe es capaz de arrastrar un remolque de hasta 3.855 kg en su versión 2WD y el Suburban debe conformarse con un máximo de 3.765 kg debido al mayor peso propio, que también deben de arrastrar.

11
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Chevrolet En Diariomotor: Chevrolet Tahoe Tri-híbrido creado por Geiger Cars