Christian Koenigsegg confía en superar la barrera de los 450 km/h con el One:1

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Cuando ya pensábamos que habíamos superado la obsesión por batir nuevos récords de velocidad Koenigsegg lanza un aviso a navegantes: están dispuestos a superar los 450 km/h. Con el Veyron en los compases finales de su producción, parece que en Bugatti están dispuestos a pasar página ante la dificultad de mejorar lo que parece casi insuperable. Pero en Koenigsegg no se rinden y confían en que su próximo deportivo de calle conseguirá un nuevo hito superando con creces los registros del Bugatti Veyron Super Sport. Al menos esa es la esperanza que tienen tras las simulaciones informáticas que han ido realizando en los últimos meses.

En el debate de la importancia de una velocidad punta tan alta que probablemente sus propietarios jamás podrán experimentar, sigo pensando que estamos ante la discusión de quién la tiene más grande, con perdón. Los verdaderos avances en la tecnología de un superdeportivo son aquellos que afectan a dinámica y aerodinámica, los que permiten que un hipercar con cerca de 1.000 CV sea dócil y seguro en manos inexpertas y en entornos reales y a su vez tan rápidos y efectivos como un deportivo de carreras en circuito.

Koenigsegg quiere eso y mucho más…

Koenigsegg

En nuestra visita a los cuarteles de Koenigsegg en Suecia, Christian Koenigsegg reconocía que no todos los años cierran con beneficios pero que cuando se obtienen ganancias se invierten para mejorar y crecer como marca.

El primer prototipo físico del Koenigsegg One:1 debería estar fabricado antes de que termine este año. Tras un nombre carente de glamour como este se esconde una relación de peso y potencia del 1:1, incluyendo líquidos y combustible. Aproximadamente 1.400 CV para 1.400 kilogramos. ¿Alguien da más?

Christian Koenigsegg piensa que su deportivo no solo será el más rápido en velocidad punta, sino también en el 0-200, en el 0-300 y en el 0-400, algunos de los hitos logrados hace años por el Koenigsegg Agera R. Así lo ha confesado en una entrevista a Bloomberg. No nos extrañaría que el Koenigsegg One:1, aún consiguiendo certificar su récord de velocidad, contase con un limitador electrónico de velocidad como el presente en el Bugatti Veyron Super Sport.

Durante estos días también se ha hablado de las pérdidas que ha acarreado para el Grupo Volkswagen su fijación con los récords del Bugatti Veyron, cifradas en varios millones de euros por cada unidad fabricada. ¿Cuál es el secreto de Koenigsegg para seguir superándose y resistir sin el apoyo de un gran grupo automovilístico? Hace un año visitábamos los cuarteles de Koenigsegg en Suecia y el propio Christian nos reconocía que no siempre se salda un año con beneficios pero, al menos, cuando se cierra un año con ganancias se invierte en seguir desarrollando sus deportivos y su tecnología para mejorar y crecer como marca. El Agera R y el futuro One:1 son dos muestras muy evidentes de como Koenigsegg lucha contra las adversidades y contra los gigantes de la industria.

Fuente: Bloomberg Businessweek
En Diariomotor: Christian Koenigsegg y el sueño de una vida: el niño que quería construir el mejor coche del mundo

Koenigsegg

Ver todos los comentarios 14