comscore
MENÚ
Diariomotor
Mercedes

4 MIN

Mercedes S 63 AMG con un precio desde 175.300 euros: lujo y deportividad reconciliados gracias a la tecnología

El Mercedes Clase S 63 AMG pretende romper el mito, de una vez por todas, de que el mejor sitio para disfrutar de una gran berlina de lujo son sus plazas traseras. Si aún dudabas que una limusina entre 5,16 metros y 5,29 metros de longitud – según batalla – pudiera gozar de aptitudes deportivas, Mercedes y AMG están dispuestos a convencernos de lo contrario con la ayuda de la tecnología y de la experiencia conseguida con modelos tan radicales como el SLS AMG Coupé Black Series.

El Mercedes Clase S 63 AMG llegará a los concesionarios españoles con dos versiones: el S 63 AMG de batalla corta desde 175.300 euros y el S 63 AMG 4MATIC de batalla larga y con tracción total desde 183.200 euros. Ambos contarán con un motor AMG V8 biturbo de 5,5 litros, con 585 CV de potencia y un cambio deportivo SPEEDSHIFT MCT AMG de 7 velocidades. Las novedades que presentan son muchas y no solo afectan a su potencia y sus prestaciones, pero estarán prácticamente 50.000 euros por encima de los Clase S más potentes, los S 500 y S 500 4MATIC de batalla larga con 455 CV de potencia.

14
FOTOS
VER TODASVER TODAS

La diferencia entre un Clase S 500 y un S 63 AMG es prácticamente lo que cuesta un Mercedes Clase E con un equipamiento muy correcto.

La diferencia de precios con el escalón inmediatamente inferior de la Clase S es importante, prácticamente lo que cuesta con Mercedes Clase E con un equipamiento muy correcto, pero en cualquier caso esta gran berlina de lujo ofrece otros alicientes a sus clientes. Su dualidad entre deportividad y confort se acentúa gracias a un sistema de escape con mariposas automáticas y sincronizadas con los programas de conducción, de forma que puedas disfrutar de un viaje placentero pero también deleitar a tus oídos con los rugidos tan característicos de un V8 de Mercedes-Benz cuando quieras darte un “homenaje”.

Mercedes-Benz se ha tomado muy en serio el ahorro de peso en esta nueva generación de la Clase S. Y precisamente esa obsesión por reducir kilogramos se hace más patente si cabe en el Mercedes Clase S 63 AMG. El mejor ejemplo tenemos en la sustitución de la batería convencional por una de litio, lo que supone un ahorro de 20 kilogramos. También se han empleado de serie llantas de aleación forjadas AMG de 19”, aunque opcionalmente podemos contar con un juego de llantas aún más llamativas en 20” (entre 1.000 y 2.000 euros según diseño).

Los sistemas ATTENTION ASSIST, COLLISION PREVENTION ASSIST, COMAND Online, los sensores de presión de neumáticos, los faros completos LED, el equipo de sonido con diez altavoces y los detalles de AMG (listones de umbral, alfombrillas y pedales deportivos) también son de serie.

Un Mercedes S 63 AMG bien equipado puede situarse entre 200.000 y 250.000 euros, que aún así es la mitad de lo que costaban los antiguos Maybach a los que de alguna forma pretende sustituir.

Se podría decir que la deportividad de un Mercedes S 63 AMG de serie no tiene discusión. Pero aprovechándonos de la ingente cantidad de extras que ha dispuesto Mercedes-Benz para su buque insignia podemos lograr que el resultado aún sea más deportivo y sorprendentemente radical para una berlina de su calibre. Podremos optar por un paquete exterior de fibra de carbono AMG (más de 7.000 euros), equipo de frenos cerámicos AMG (aproximadamente 10.000 euros), cubierta del motor en fibra de carbono (más de 2.000 euros), pinzas de freno rojas (más de 800 euros), molduras interiores de fibra de carbono (aproximadamente 4.000 euros).

En definitiva, si empezamos a seleccionar extras a capricho exclusivos para el Mercedes S 63 AMG y el resto de opcionales presentes en la gama Clase S, que por supuesto también están disponibles para el S 63 AMG, la factura puede superar con creces la de un Mercedes SLS AMG Coupé (223.400 euros). Pagar entre 200.000 y 250.000 euros por una berlina de lujo es un auténtico dineral, pero recordemos que aún así eso no sería ni la mitad de lo que costaban antaño los Maybach, aquellas limusinas que oficialmente ya han sido sustituidas por la nueva generación del Clase S.

Fuente: Mercedes-Benz En Diariomotor: Mercedes S 63 AMG: la perfecta unión entre lujo y deportividad

Vídeo destacado del Mercedes Clase S