Wimmer RS entrega 435 CV de potencia al KTM X-Bow GT

 |  @sergioalvarez88  | 

El KTM X-Bow GT fue lanzado este año, tras su presentación en el Salón de Ginebra. Un simple parabrisas es lo que necesitaba el X-Bow para ganar varios enteros de practicidad y atraer a un mayor número de clientes. Por supuesto, manteniendo su radicalidad, pero sin la necesidad de usar un casco para conducirlo. El parabrisas y unas pequeñas ventanillas no eliminan su condición de roadster, y no merman en absoluto sus prestaciones: sigue pesando unos 800 kg y acelerando hasta los 100 km/h en 4,2 segundos.

El motor de serie es un 2.0 TFSI de origen Audi, con una potencia final de 285 CV y 420 Nm de par motor. Una moto sobre cuatro ruedas, como lo definen en KTM, aunque el concepto quizá sea más aproximado a Caterham. Sea como fuere, algunos propietarios piensan que su potencia es escasa, y es por ello que Wimmer RS ha desarrollado un pack de modificaciones que ponen al X-Bow GT en el terreno de los superdeportivos, asustando a cualquier conductor por el camino.

Las modificaciones se centran en el motor en primer lugar. El propulsor 2.0 TFSI es muy receptivo a las preparaciones. En primer lugar, se ha reemplazado el turbocompresor por otro turbo de mayor calibre. Los pistones pasan a ser forjados, la admisión se renueva y el sistema de escape pasa a ser completamente artesanal. También se montan bombas de gasolina de mucho mayor flujo. Elementos necesarios cuando la potencia crece en 150 CV. Habéis leído bien, este ligero KTM tiene ahora la friolera de 435 CV.

Una enorme potencia que coloca su relación peso-potencia en un nivel similar a la del Bugatti Veyron. El par motor de 500 Nm sigue canalizándose al eje trasero a través de una caja de cambios manual de seis relaciones y grupo corto. La aceleración mejora de manera sustancial, lográndose un 0 a 100 km/h de sólo 3,3 segundos, un tiempo mejor que el de un Ferrari 458 Italia. El 0 a 200 km/h se cumple en 11,7 segundos. La velocidad punta cifrada por Wimmer RS es de 246 km/h, nada mala para un coche sin carrocería.

En lo tocante a tren de rodaje o estética no hay cambios.

Fuente: autoblog.it
En Diariomotor: KTM X-Bow GT: sin techo y, ahora sí, con parabrisas y sin casco

Lee a continuación: KTM X-Bow GT: sin techo y, ahora sí, con parabrisas y sin casco

  • ADN

    Nada mal, definitivamente al ya extremo X-Bow le han dado un giro bastante apetecible. Sobre la velocidad punta algunos opoinarían que es lenta, y de hecho lo es con esa potencia pero es que la aerodinámica de este “coche” está diseñada para pegarlo al suelo y poder girar a máxima velocidad, no para ir en linea recta algunas veces.

  • Montecristo

    Curiosamente, al ver el nuevo modelo con parabrisas; me ha recordado al bonito ‘remake’ del Stratos con base KTM del año 2011.

    http://www.topspeed.com/cars/ktm/2011-ktm-x-bow-stratosferica-by-montenergy-ar114848.html