¿Has escuchado ya al Lamborghini Huracán subiendo de vueltas y haciendo donuts?

 |  @davidvillarreal  | 

Conducir por primera vez un Lamborghini es siempre una experiencia especial, de esas que no olvidas con el paso de los años. En general, esto se debe a una mezcla de factores, a la estética del superdeportivo, al diseño de un habitáculo muy enfocado en el piloto, a sus prestaciones – faltaría más – y a la fuerza con que empuja tu espalda contra el asiento, pero sobre todo al tratamiento que sus creadores hagan de la sonoridad del motor y la línea de escape. Y en esto último, los de Sant’Agata saben exactamente lo que buscan sus clientes.

Al preservar su motor de diez cilindros en uve, no nos esperábamos que del Gallardo al Huracán Lamborghini se hubiera pasado del heavy metal al pop mainstream de Justin Bieber. Aquellos que tengan el oído acostumbrado, al sonido de grandes deportivos, no tendrán problema en diferenciar el timbre de las notas que despide el nuevo Huracán de las de su predecesor. El sonido agudo y chillón sigue presente, aunque el bramido agudo sobre las 4.000 vueltas está acompañado por una base de graves, de bajo y bombo, que gana protagonismo y volumen en esta banda de rock pesado. Y aún así, para mí el detalle más característico no está en el sonido del Huracán subiendo de vueltas, sino en la transición entre marcha y marcha.

[video_adspot]http://www.youtube.com/watch?v=V8JeE3j_6oI[/video_adspot]

El Lamborghini Huracán estrenará un nuevo cambio de doble embrague, el Lamborghini Doppia Frizione (LDF) de siete relaciones. Este será uno de los cambios más importantes respecto al antiguo Gallardo.

Lo que hace diez años hubiera sido uno de los sistemas de transmisión más sofisticados presentes en un automóvil, un cambio automático con accionamiento electro-hidráulico relativamente rápido, hoy en día es una alternativa que nadie hubiera planteado para el nuevo Huracán. Los cambios de doble embrague, por su efectividad, por su eficiencia y por su transición casi instantánea entre marchas, se han convertido en el estándar de toda la industria, y por extensión de los deportivos de Alta Alcurnia.

Aunque el vídeo que os ofrecemos entremezcle el chirrido de los neumáticos con puntuales aceleraciones tratadas en el estudio de montaje, ya podemos ir apreciando que esas décimas de segundo de silencio que se producían anteriormente en el Gallardo entre marcha y marcha, han sido sustituidas por una línea sonora continua y solo alterada por las oscilaciones del cuentarrevoluciones producidas en el paso de una marcha a la siguiente o a la anterior.

Con tanta potencia y un mayor reparto sobre el eje trasero, incluso un deportivo con tracción a las cuatro ruedas no tiene problema alguno para hacer donuts a golpe de gas.

Este cambio sustancial en la banda sonora de un deportivo ya lo habíamos experimentado en la última actualización del Audi R8 y aunque agradecimos que Audi hubiera apostado por deshacerse del anterior cambio, vetusto y poco efectivo y eficiente, un servidor no podía evitar añorar aquellos saltos acusados entre marchas, que con un golpe en la espalda y unas décimas de segundo que a un ritmo alto podían parecer una eternidad, nos obligaban a pensárnoslo dos veces antes de efectuar una reducción al límite, a la entrada de un giro o estirar cada marcha hasta prácticamente llegar al corte de inyección.

Y por cierto, aunque no lo hayamos mencionado anteriormente, este vídeo es otra prueba más de que con la potencia suficiente y un diferencial central con un reparto mayor sobre el eje trasero, salta a la vista que un superdeportivo de tracción total como el Huracán no tiene demasiados problemas para quemar rueda y hacer donuts sin parar a golpe de gas.

Y a vosotros, ¿qué os parece el sonido del nuevo Lamborghini Huracán LP610-4?

Fuente: Lamborghini vía Jalopnik
En Diariomotor: Lamborghini Huracán LP610-4: todo sobre el último astado italiano, la tormenta perfecta de Sant’Agata

Lee a continuación: Lamborghini Huracán LP610-4: todo sobre el último astado italiano, la tormenta perfecta de Sant’Agata

Solicita tu oferta
  • Aprendiz91

    Creo entender que los cambios de doble embrague son de lo más eficiente hoy en día, que en algunos casos ayudan incluso a bajar el consumo de combustible, y todo lo demás…pero nunca me acostumbré a que los cambios sean tan continuos. Por eso me gusta el cambio de la Aventador (sé que suena mal “la”, pero para mí, son “las” Lambos), que tiene ese salto entre marcha y marcha, a pesar de que eso le cueste perder un par de décimas en aceleración respecto de la F12.

    Felices fiestas a todos, desde Argentina!!! :-)

    • Mario Herraiz

      ¡Felices fiestas!

    • Criticar el doble embrague en un superdeportivo es hilar demasiado fino, pero no oculto que en cierta medida sentí una pequeña decepción con la evolución del R8. En cualquier caso es una evolución lógica, un cambio más cómodo, efectivo y eficiente en todo tipo de condiciones, que aún así sigue siendo bastante bestia en la transición cuando apuras al límite.

      Suena mal, pero efectivamente si se pasase por aquí un italiano nos explicaría por qué la macchina siempre tiene género femenino. Por no hablar de lo que nos dirían al escuchar la pronunciación de Lamborghini de muchos hispanohablantes…

      Felices fiestas!

      • Patek

        En francés y hasta en inglés donde no hay género para los objetos se utiliza el feminino para los coches igualmente.

    • Patek

      Y además es más ligero que el de doble embrague.

      https://www.youtube.com/watch?v=X_Qc_Z5QZq8
      Precioso color del aniversario. Mucho mejor que en foto.

  • r750

    lo quiero para reyes