Prototipo clásico: BMW Z21 (1995).El Caterham nonato de BMW

 |  @davidvillarreal  | 

A comienzos de los años noventa, los ingenieros y diseñadores de BMW se desmelenaron. El desarrollo del BMW Z3 ya había comenzado y, por el camino, BMW Technik GmbH había comenzado a analizar las posibilidades de diferentes y exóticos prototipos, algunos de los cuales permanecieron ocultos en los talleres de BMW durante años. Ese es el caso del BMW Z18, un extravagante prototipo de descapotable-todocamino. Pero hoy os hablaremos de un coche que probablemente no conocías, uno de los prototipos más inspiradores de cuantos haya desarrollado la marca de Múnich, el auténtico Seven de BMW.

En los últimos años hemos visto la eclosión de multitud de proyectos, marcas y productos relacionados con deportivos ultraligeros, inspirados por el clásico Seven y marcas con mucha solera en este campo, como la propia Caterham. En un Salón de Tokio de 1995, BMW dejó entrever la posibilidad de fusionar el concepto de un chasis ligero y el corazón de sus motocicletas en un prototipo que se daría a conocer como el BMW Z21 “Just 4/2”. Por desgracia aquel prototipo no pasaría de esa fase inicial y nunca llegarían a dar luz verde a un proyecto que hoy en día no nos parecería nada descabellado, sino todo lo contrario.

BMW diseñó un chasis ultraligero, con suspensiones visibles y los ejes por fuera de la carrocería, con un aspecto que buscaba asemejarse al de un Fórmula 1, dos plazas y la obligatoriedad de utilizar casco. El BMW Z21 “Just 4/2” apenas marcaba en la báscula 550 kilogramos, lo que con un motor de 100 CV garantizaba hacer el 0 a 100 km/h en 6 segundos y rozar los 180 km/h. Son cifras similares a las que lograba el E36, el BMW M3 de la época.

Aún más interesante que la relación entre el peso del Z21 y la potencia del motor, el hecho de que este procediera de una BMW K 1100, una gran motocicleta de carretera de la época. Este motor de cuatro cilindros se antojaba un juguetito la mar de interesante, a tenor de las 7.500 rpm a las que se alcanzaban los 100 CV y el corte cercano a las 8.000 rpm. Estoy convencido de que necesariamente era un deportivo divertido. Por si no fuera poco, BMW lo dotó de airbags frontales para conductor y acompañante, refuerzos ante impactos laterales y una columna horizontal posterior que completaba una jaula de seguridad para evitar el aplastamiento en caso de vuelco.

¿No creéis que hubiera sido una auténtica gozada que BMW hubiera diversificado su gama de productos atacando al corazón de los Caterham?

Fuente: BMW
Prototipos clásicos en Diariomotor: BMW Z18. En 1995 BMW ya inventó el descapotable-todocamino | BMW E1 (1991), el pequeño monovolumen eléctrico bávaro

Lee a continuación: Prototipo clásico: BMW Z22 (1999). Un laboratorio cargado de tecnología adelantada a su tiempo

  • X 2.0

    Tenía un diseño muy correcto y un equipamiento completo para el tipo de vehiculo que se trata, creo que deberían de haberlo sacado, hubiera sido un éxito. De hecho diría que es un proyecto que aún se puede recuperar, pongamos un motor de moto actual, actualicemos llantas, luces traseras y parrilla delantera, ya estaría hecho.

  • ADN

    Con los los puros airbags ya estaría por encima de los modelos Caterham, al menos en materia de seguridad.

    Hoy día si le meten mecánica de motocicleta podría irle bien el motor que incorpora la S 1000 RR o el de la K 1300 para ir un poco menos cargado.

    Me gustó el diseño buggy con el acabado aluminio satinado de la estructura y su contraste con los elementos cromados de la suspensión.

  • Rest

    Una Edición Limitada yaa!
    No pocas unidades se venderían como rosquillas en zonas costeras e islas.