CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Jaguar

5 MIN

Jaguar XFR-S Sportbrake: un deportivo de altos vuelos en un envase práctico y elegante que no te esperabas

David Villarreal | @davidvillarreal | 25 Feb 2014

Jaguar entra en la batalla de los familiares de altos vuelos y lo hace con el nuevo Jaguar XFR-S Sportbrake. El vehículo familiar de lujo se ha transformado en una máquina deportiva, devoradora de curvas, gracias a un motor de ocho cilindros sobrealimentado, 550 CV de potencia y una velocidad punta – limitada electrónicamente – de 300 km/h. Todo ello sin olvidarnos de que aún conservará su maletero de 550 litros y hasta 1.675 litros abatiendo la fila de asientos trasera.

Será la primera vez que Jaguar lance un automóvil de estas características, que obviamente estará basado en el sedán deportivo Jaguar XFR-S. Con este nuevo Jaguar XFR-S Sportbrake los británicos cubren uno de los nichos inéditos, hasta ahora, para la marca y de paso entran en la feroz batalla que se libra desde el frente alemán, con deportivos familiares de Autobahn como los Audi RS6 Avant y Mercedes E 63 AMG Estate. Los precios del Jaguar también estarán en torno a los de la pareja alemana, arrancando en algo menos de 130.000 euros.

La llegada a los concesionarios del Jaguar XFR-S Sportbrake, tras su presentación en el Salón de Ginebra la próxima semana, se producirá en abril.

Un familiar con músculo derivado de un sedán realmente deportivo

Jaguar XFR-S Sportbrake

34
FOTOS
VER TODASVER TODAS

La novedad más importante del Sportbrake frente al XFR-S sedán la tenemos en la zaga. El portón vertical no deja sitio para un alerón tan grande pero sí para un spoiler integrado en el techo.

A nivel estético este Jaguar XFR-S Sportbrake es un calco de su homólogo de cuatro puertas. Jaguar ha querido presentárnoslo en azul profundo Ultra Blue y ofrecerá una paleta de cinco colores no menos discretos que este, en negro, gris, blanco nacarado y rojo Italian Racing Red. Es un familiar que está llamado a torcer cuellos, a llamar la atención allá por donde pase. Basta su frontal con generosas entradas de aire, su parrilla de nido de abeja, su carrocería rebajada y ensanchada y sus llantas de 20” diseño Varuna.

El cambio de chip respecto al Jaguar XFR-S se producirá en la zaga. Tenemos un difusor bien llamativo y dos parejas de salidas de escape escoradas a los lados, pero el voladizo posterior con ese inmenso alerón que hacía las delicias de todos en el XFR-S sedán se ha sustituido por un portón vertical y un spoiler más coqueto integrado en el techo. La practicidad de su maletero hará que pierda el toque picante que aportaba ese alerón tan inusual en una elegante berlina británica, pero el músculo y la garra del XFR-S sigue presente.

Para sus modelos más deportivos y radicales Jaguar ha venido apostando por un V8 de 5.0 litros sobrealimentado por compresor. Con este bloque alcanzaría los 550 CV a 6.500 rpm y un par máximo de 680 Nm entre 2.500 y 5.500 rpm. El intermediario de su tracción trasera (de momento no contará con alternativa de tracción total) será un cambio automático ZF de ocho relaciones que en esencia es el mismo del resto de la gama XF pero que en la práctica nada tiene que ver. Entre otras cosas Jaguar lo habría dotado de una funcionalidad denominada Quickshift, que asegura una transición entre marchas más rápida y efectiva y un falso punta-tacón automático en las reducciones, un pequeño golpe de gas automático que iguala el régimen de giro de los ejes primario y secundario para ahorrar sufrimiento a la transmisión.

Ocho cilindros sobrealimentados por compresor

Las cifras de este Jaguar XFR-S Sportbrake siguen siendo bastante llamativas. No superará los 300 km/h, porque Jaguar ha limitado electrónicamente su velocidad punta, y el 0 a 100 km/h lo practicará en 4,8 segundos. No podemos olvidarnos de que estamos ante un familiar al filo de las 2 toneladas de peso.

Hablar de consumos en un coche como este es considerado tabú, como preguntarle la edad a una dama. Pero también tenemos que tener en cuenta que estamos hablando de 12,7 litros/100 kilómetros y 297 g/km de CO2 según homologación.

Jaguar XFR-S Sportbrake

Jaguar ha adaptado el tren trasero a la naturaleza de este modelo y al peso extra que soporta por su carrocería y que asumirá cuando carguemos hasta arriba el maletero.

En ese intento por mantener su practicidad en tanto familiar espacioso y a la vez satisfacernos cuando despierten nuestros instintos más profundos y queramos dar rienda suelta a toda su caballería, Jaguar ha empleado diferentes soluciones técnicas, como unos conductos activos que canalizan el sonido del motor y la línea de escape al habitáculo en modo Sport.

Jaguar también ha preparado una puesta a punto diferente para este XFR-S Sportbrake respecto al XFR-S sedán, con un tren trasero adaptado al mayor peso que tendrá que soportar y suspensiones activas que se adapten a la distribución de pesos y a la carga que añadamos en el maletero. Se ha modificado la estabilizadora y la relación entre el equipo de frenos y el ABS se ha modificado en consecuencia.

Este modelo dispondrá de un neumático Pirelli de 265/35 y 295/30 (ejes delantero y trasero) desarrollado en colaboración con Jaguar y en exclusiva para los XFR-S.

Jaguar XFR-S Sportbrake

Aunque aún no dispongamos de ninguna imagen del habitáculo de este Jaguar XFR-S Sportbrake, podemos intuir que será exactamente el mismo que ya vimos en el sedán. Dentro de la deportividad que se aprecia en su aspecto exterior, gozará de un habitáculo bastante sobrio, asientos tapizados con piel con buen ajuste lateral, costuras visibles (en azul, rojo o marfil) y el emblema R-S tatuado en los respaldos, así como una dotación de equipamiento muy completa que incluirá un equipo de sonido Meridian de 825W con 18 altavoces.

Fuente: Jaguar
En Diariomotor: Jaguar XFR-S, todos los detalles de la superberlina de Jaguar

Jaguar XFR-S Sportbrake