CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tecnología

3 MIN

BMW, dispuesta a convertirse en el mayor fabricante de fibra de carbono del mundo

David Clavero | @ClaveroD | 13 May 2014

En el futuro de BMW hay mucha fibra de carbono, tanta como para convertirse en 2015 en socia del mayor fabricante del mundo de fibra de carbono. A través de la firma SGL Automotive creada entre BMW Group y SGL Group, la firma de Munich ha planeado aumentar la producción del polímero hasta multiplicar por tres sus actuales objetivos de producción. De este modo, para 2015 la planta de Moses Like, Washington, alcanzará las 9.000 Tonelada/año pero, ¿Qué significado tiene este anuncio para el futuro de BMW?

Más y más fibra de carbono

BMW

Principalmente hablamos de asentar los pilares que darán vida y mayor repercusión a la nueva submarca BMW i, pero ojo que las miras de BMW ya apuntan a una paulatina expansión de la aplicación de los polímeros reforzados con fibra de carbono en más y nuevos modelos como ha demostrado el recientemente estrenado BMW M4.

Desde que BMW decidió meterse de lleno en una estrategia de abaratamiento y producción en masa con la fibra de carbono como protagonista, las creaciones de BMW Motorsport y BMW i han copado siempre los titulares con los BMW i3 y BMW i8 a la cabeza, pero con la continua evolución y mejora de los procesos de producción hasta estar en disposición de reducir los costes de fabricación de CFRP en un 70%, BMW ya señala a una futura aplicación en modelos de corte más generalista.

BMW i8

El gran candidato a estrenar un cuerpo fabricado en materiales híbridos no es otro que el BMW Serie 7 en su próxima generación. Con un objetivo de mejora de eficiencia a partir de una drástica reducción de peso, el uso de CFRP en diferentes elementos del chasis y la carrocería cobraría especial sentido ya que BMW ha decido eliminar la fase de transición entre el acero y el polímero que no sería otra que el uso de aluminio como están empleando otras firmas como Jaguar y Audi.

Los planes de BMW llegados a este punto están más que claros, y es que atesorar una ventaja técnica como lo es el controlar todo el proceso productivo de la fibra de carbono, permite a la firma de Munich jugar una carta que sus principales rivales tardarán en igualar.

BMW i8

Fuente: BMW
En Diariomotor: La producción del BMW i3 vuelve a aumentar para satisfacer la demanda
En Tecmovia: La gran expansión: la fibra de carbono de SGL y BMW reducirá sus costes en un 70%