Toma de contacto con el Dacia Logan: la esencia del low-cost

El Logan se presenta como un coche digno y honesto. Mecánicas probadas, piezas rescatadas del catálogo Renault, equipamiento y materiales básicos y la promesa de una gran economía en su compra y uso.
 |  @davidgartes  | 

El Dacia Logan es la definición de berlina low-cost. Se trata de un vehículo amplio, práctico, económico y fiable, pero despojado de todo lo prescindible en calidades y equipamiento hasta dejarlo en el mínimo precio posible para el cliente final. El concepto, compartido con el resto de la gama, parece tener bastante sentido en los tiempos que corren como lo demuestran sus cifras de ventas y mi intención es dilucidar si realmente es la “compra inteligente” que pretenden vendernos.

La compra de un Dacia ha de entenderse como un juego al límite entre valor y precio

El modelo a probar es un Dacia Logan dCi 75 CV en acabado Ambiance. El precio de tarifa de la unidad probada es de 10.882,75 €, incluyendo la opción de pintura metalizada azul cobalto (332,75 €) como único extra, un dato especialmente importante en este modelo, ya que la compra de un Dacia ha de entenderse como un juego al límite entre valor y precio. A este precio de tarifa aún habría que descontar el plan PIVE si fuese aplicable, con lo que sería aún más accesible.

Dacia Logan: diseño exterior e interior


Excepto en la parte trasera, un Dacia Logan no se distingue en nada de un Dacia Sandero. Al añadir un tercer volumen se ha llegado a un coche bastante coherente, siempre fiel a la simplicidad de formas y líneas de la marca, y no parece en ningún momento un elemento añadido. La máxima ingenieril de que todo lo prescindible debe eliminarse se lleva hasta el extremo, pero el resultado me parece perfectamente válido.

Interiormente, de nuevo se percibe la idea de sencillez bien entendida. La distribución de los mandos es lógica y la forma del salpicadero huye de cualquier elemento superfluo o decorativo, limitándose a ubicar los mandos y botoneras para que sean funcionales. El acabado bitono en cuadro y asientos le aporta un plus estético que es muy bienvenido entre tanta austeridad y el conjunto es agradable y sencillo.

Dacia Logan: la percepción de calidad y el concepto low-cost

La cuestión es ¿dónde está el truco para que este coche tenga este precio?

Como ya os adelantaba, el punto central de toda la toma de contacto es llegar a conclusiones sobre la calidad real del coche y establecer una relación con su precio en la que quede claro si se trata de una “ganga”, si el coche está en su precio o si por el contrario el ahorro de costes es tan evidente que el coche pueda llegar a entenderse incluso como caro. La cuestión es ¿dónde está el truco para que este coche tenga este precio? Veamos.

La primera sensación dentro del coche es que los acabados son justos. El sonido de la puerta está lo suficientemente amortiguado como para no sonar a lata, pero dista mucho de un buen sonido ahogado. Las piezas reutilizadas de la anterior generación del Renault Clio pueden verse por doquier, empezando por los tiradores de las puertas (dentro y fuera), satélites, relojes del salpicadero, mandos de las ventanillas…

Es un coche accesible y fácil de mantener que no debería fallar y que no debería dar disgustos económicos a sus propietarios

Son componentes del catálogo Renault, totalmente amortizados pero que funcionan perfectamente. Todos los plásticos son duros y el único mullido en todo el coche es el de los asientos y un mínimo tacto gomoso en el volante de plástico. Esa rigidez generalizada se traduce en algún pequeño crujido en zonas de baches, pero nada alarmante.

Otros detalles de ahorro de costes (sirvan sólo como ejemplo y no como lista exhaustiva) es la forma en que los reposabrazos de las puertas cuentan con un agujero que hace de tirador (no hace falta otra pieza) en el fondo del cual hay un tornillo visto que prescinde de cualquier embellecedor para tapar su cabeza. El cuentavueltas es igual para diésel y gasolina, no existiendo línea roja.

[video_adspot anchura=1010 altura=568]https://www.youtube.com/watch?v=A9bhfA0Cmd0[/video_adspot]

Contamos con Bluetooth integrado, cierre con mando y aire acondicionado

El mando que acciona la recirculación interior de aire en lugar de la entrada desde el exterior es una palanca mecánica con la que físicamente estamos moviendo alguna compuerta detrás del salpicadero. Las ventanillas traseras son de manivela y el aire acondicionado es un botón (ni rastro de climatizador) pero contamos con cierre centralizado con mando, toma USB en el equipo de sonido, Bluetooth integrado y la sorprendente presencia de un amortiguador de gas para abrir el capó, todo un lujo en la categoría.

El maletero concentra la mayor densidad de detalles de ahorro, o al menos los más visibles. Para empezar no está totalmente tapizado, siendo visibles algunos cables de los pilotos traseros. El botón de apertura es también el tirador (función para la que resulta pequeño e incómodo), el mecanismo de apertura es accionado por dos grandes muelles visibles (estilo Seat años 70) y la tapa es de chapa desnuda y cortante por la parte interior, de forma que no es posible cerrarlo sin tocar el exterior y mancharnos las manos.

En el otro lado de la balanza, ese mismo maletero es grande y de formas regulares, cumpliendo con su misión de transportar objetos de forma más que correcta. La función está ahí, bien resuelta, y la forma es simplemente el camino más corto para conseguir esa funcionalidad. Lo tomas o lo dejas.

Es un coche honesto y digno, que responde con sinceridad y transparencia a una necesidad básica de transporte de bajo coste. No lo niega ni trata de esconderlo en ningún momento.

En los tiempos que corren, en los que la intención de aparentar cotiza a la baja, el Dacia Logan se nos presenta sin edulcorantes como lo que es: un coche accesible y fácil de mantener que no debería fallar y que no debería dar disgustos económicos a sus propietarios al estar basado en componentes muy probados. Su propia simplicidad debería jugar a nuestro favor en lo tocante a averías y reparaciones.

Dacia Logan: motor y comportamiento dinámico

Nos sentamos ya al volante del Dacia Logan con la intención de ponerlo en movimiento. El ruido diésel del motor Renault dCi de 75 CV se hace evidente dentro del habitáculo y parece haber sido objeto del aislamiento acústico mínimo necesario para no tener la sensación de viajar en un vehículo industrial. Aprobado raspado, pero aprobado.

La palanca de cambios tiene un tacto pobre y está construida en una única pieza de plástico negro. La primera marcha tiene un recorrido tan corto que da la sensación de no haber entrado, pero sí que lo ha hecho y arrancamos con la idea de poner a prueba su entrega de potencia.

El rango de utilización es estrecho: hasta las 1.900 rpm es totalmente anémico y por encima de 3.500 vueltas el sonido ya nos suplica la marcha siguiente. Dicho esto, lo cierto es que en ese rango de vueltas la respuesta es suficientemente vigorosa como para mover el coche con soltura.

A velocidades legales no tendremos problemas con él, aunque es obvio que no podremos pedirle recuperaciones fulgurantes y que el apartado de adelantamientos deberá limitarse a vehículos lentos o a tramos con bastante margen y visibilidad.

La usabilidad del par a medio régimen compensa en gran parte esa falta de potencia final

Con una velocidad máxima de 164 km/h y una aceleración de 0-100 km/h en 14,6s queda todo dicho en cuanto a prestaciones, pero la usabilidad del par a medio régimen compensa en gran parte esa falta de potencia final, convirtiéndolo en un coche muy razonable.

El consumo medio oficial de este motor se sitúa en los 3,8 l/100km, un registro idéntico al de su hermano mayor de 90 CV, que sí ofrece unas prestaciones más en forma.

En cuanto al comportamiento dinámico, he de reconocer que me ha sorprendido positivamente, sólo empañado por un ruido aerodinámico bastante perceptible a partir de 100 km/h. La estabilidad en línea recta no tiene pegas y en curvas es un coche muy noble y fácil de llevar, con claro predominio del subviraje en todo momento pero que no balancea demasiado y siempre nos da una agradable sensación de control. La suspensión tiene un buen compromiso entre confort y firmeza, muy en la línea Renault.

Conclusiones

El Dacia Logan no engaña; precisamente por eso, tampoco creo que decepcione.

El Dacia Logan se ha revelado como una opción de compra francamente razonable. No es ni más ni menos que lo que parece y quien esté buscando un coche de este tamaño por el mínimo precio (a costa de renunciar a todos los refinamientos que hoy parecen darse por hechos pero que no dejan de ser renunciables) podrá encontrar en el Logan un aliado fácil de tener y mantener, con la fiabilidad de un Renault Clio bien probado, 5 plazas reales y un buen maletero.

Para todos aquellos que a la vista de las imágenes piensen que es un coche como otro cualquiera, solo que más barato, probablemente deberían tocar el salpicadero, escuchar el sonido de las puertas y observar con detenimiento los ajustes y acabados antes de lanzarse a comprarlo como si hubiesen encontrado una ganga. No es una ganga, sino un coche básico y de precio ajustado a su condición.

El Dacia Logan no engaña; precisamente por eso, tampoco creo que decepcione.

En Diariomotor: Dacia Logan MCV: todo sobre el nuevo familiar económico derivado del Logan |

Lee a continuación: Dacia Logan MCV: todo sobre el nuevo familiar económico derivado del Logan

El Dacia Logan es una berlina pequeña, con 4 puertas y 5 plazas. Es prácticamente idéntico al Dacia Sandero por dentro y por fuera, pero le añade un gigantesco maletero de 510 litros

  • AB

    Faltaría la habitual comparación con otros modelos similares, si los hubiera, o, por lo menos, decir que alrededor o por debajo no hay nada. Un coche que me da cierto parecido es el Citroën C-Elysée, aunque te metes en 4 o 5 mil euros mas. Low-cost “premium”.
    Creo que lo mejor que se puede decir de esta segunda generación del Logan es que se han dado cuenta, por fin, de que un low-cost no tiene por qué ser horroroso… y sin necesidad de que tampoco sea una belleza, que no lo es, pero por lo menos no produce espanto ni alucinaciones.

  • humberto

    Al principio veía con cierto recelo a Dacia, pero con el paso del tiempo han demostrado ser una marca de lo más fiable. Sólo hay que ver la cantidad de taxistas que tienen Dacia. Me ha hecho gracia el hecho de que el cuentarrevoluciones no tenga zona roja. Y el maletero con la chapa al descubierto…ahorro de costes totalmente entendible.

    Una berlina low-cost de verdad, no como el C-Elysee, Rapid o Toledo que parten desde 14.000€, aunque con mejores acabados. Digo esto porque los intentan vender como low-cost.

    • Walter Röhrl

      Taxistas con Dacias?? Donde vives, macho? En Madrid, y por extensión España, el Skoda Octavia es el rey absoluto (solo empañado por la incipiente proliferación de Toyotas Prius).
      Además que el Dacia Logan , ni ningún otro modelo de Dacia, ha obtenido homologación para el servicio de taxi en la Comunidad de Madrid.
      Un saludo!

      • Alejandro

        Pues en Marbella lo que más se suele ver son SEAT´s Exeos, Toledos nuevos o Skoda Rapid. Y en Granada lo que más hay son Auris híbridos. Supongo que depende de la zona, entre los mismos taxistas hablarán bien de un coche u otro y así compran.

        • Walter Röhrl

          OK, Alejandro, gracias por la información. Nunca sobra :)

      • Pedro

        En Zaragoza hay 2 taxis Dacia Logan .
        Hasta les eché un par de fotos para enseñárselo a mis amigos porque no se lo creían.
        Saludos

      • humberto

        Pues vivo en Las Palmas, y aquí están de moda. El más usado es el Logan y luego el Lodgy. Toyota es la marca preferida y por ende, la más utilizada aquí. Y el Octavia, a pesar de ser de lo mejorcito, se ven más bien pocos. Un saludo.

      • AB

        No sé en Madrid, no me he fijado, pero en otras partes no es que abunden, pero he visto bastantes. Supongo que cada ayuntamiento, y hay miles, tendrá sus normas.

      • Como se nota que esta opinión es vieja. Actualmente el Dacia Lodgy de GLP es muy habitual en los taxis de Madrid. Una solución ecológica y barata.

        • Walter Röhrl

          Si que es vieja la respuesta, dos años hace ya. Como cambia el cuento.

    • Pelayo

      En Gijón los Octavias se ven poco, el 80% son Toyota, y el resto Citroën Xsara Picasso y Dacia Lodgy

  • Issam

    Va a sonar raro, pero soy de Tanger (Marruecos/Africa),
    es que aquí ya tenemos el 90% de los
    taxis que circulan por la cuidad son
    Dacias, y lo que ha comentado don David es verdad, el coche como medio de
    transporte del punto A a B es practico simple y no consume, lo que le hace ganar
    puntos para la gente que tampoco quiere pagar mucho ni por el coche ni por
    la movilidad (o no lo puede pagar, por
    ejemplo aquí), en algunos si se nota el tema
    del ensamblaje, por ejemplo en algunos las juntas de la puerta delantera dejan
    entrar un poco el aire y se siente perfectamente en el lateral de la espalda y hay que tienen el mismo problema pero en las puertas traseras,
    tengo dos familiares que tienen el modelo anterior a este

    y lo malo es que con este nuevo diseño ha pedido mucho en visibilidad (tanto
    delantera como trasera).

    • OBSERVER

      Tengo recuerdos muy agradables de Tanger. Recuerdo los taxis Mercedes 240.
      Creo que Dacia tiene fábrica en Marruecos, ¿no?

      • Issam

        Me alegro por la impresión que hemos causado, y si
        efectivamente aun tenemos los MB240 que están para trayectos largos y algunos
        fuera de la ciudad (30km/60km), se comenta que esta previsto cambiarlos por los
        Dacia LODGY, sobre la fabrica de Dacia existir existe, pero la mayoría de los
        coches van de la fabrica al puerto.

        Saludos

  • Juan Carlos Lopez

    ¡ Ojito con DACIA ¡ Tengo un coche nuevo de
    esta marca y a los 5 meses de uso se le averió el Media-Nav. Tuve que esperar más
    de 2 meses para recibir la pieza, sin ninguna compensación al respecto. Lo
    único que puedo contaros es que la respuesta de Dacia fue “lo siento” y la de Renault borrar mi
    queja de su canal Facebook y bloquearme como usuario. Así es como funciona la garantía DACIA RENAULT.

    • Abreojos

      Tu eres un trol, estás intoxicando con tus argumentos que dudo de su veracidad todo Internet ¿Quien te paga para hacer tanto daño? En una ocasión un dueño de un concesionario, se ofreció para solucionarte tu presunto problema, pero tu no lo contestaste. A ti lo que te va es hacer daño, dudo que tengas un dacia.

      • Juan Carlos Lopez

        De troll nada, El final de la historia acabó, por que Dacia reconoció su error y tuvo que compensarme por su negligente proceder.

  • ANTONIO

    Yo no tengo experiencia en este vehiculo, pero dado que es un Renault disfrazado, porque en un viaje reciente que hize a SurAmerica, habia a patadas y de Taxi igualmente, y se llamaba Renault Logan y no es que en SurAmerica sean tontos, hay de todo tipo de vehiculos..pero este en concreto esta dando muy buenos resultados, haberlos los hay con defectos, si no miren marcas elitistas que llaman a revision sus vehiculos por fallos de fabricacion. Yo si tuviera ahora mismo que cambiar de coche, eligiria el Dacia Duster o este Logan..-en la España de los 60 todos hiban en 600 y nadie se quejaba…es lo que habia..y este coche nada que ver con el 600 y lo intentan hechar por tierra algunos. se acuerdan de aquella propaganda comercial del citroen AX que hiba arrastrando un velero y decia “Yo no me lo gaste todo en un coche” pues algo parecido.

  • X 2.0

    Se puede hacer mejor sin gastar mas, la pintura de los antiniebla debería de ir en los retrovisores, y en vez de poner esos muelles ridiculos en el maletero, tenían que haber puesto capó con varilla, y pasar el amortiguador al maletero, y con el precio de las dos bisagras con muelle, ya pueden poner el otro amortiguador que falta y lo tienen hecho. A veces es tener buen gusto.

  • Rest

    Que sea low-cost no significa que malo. Una tirada defectuosa por algún motivo implica a muchas unidades y en cualquier marca puede pasar, en marcas premium también, salvarse no se salva ninguna. Ahora, no intentemos buscar tres pies al gato, aquí se discrimina calidades superiores en pos del precio; por eso cuesta lo que cuesta y ofrece lo que ofrece.

  • Rubén

    Lo que hace gracia es que 100 piezas de este coche Low Cost se usen en coches Renault que cuestan el doble que el Logan o el Sandero. Renault apesta y no hay mas que hablar.

    • Vitinen

      Jajaja, me parto…y el motor del clase A180 cdi,de quien es y cuanto cobran por el?
      Y el de un Audi, comparado con Skoda, cuanto cuesta más?

El Dacia Logan es una berlina pequeña, con 4 puertas y 5 plazas. Es prácticamente idéntico al Dacia Sandero por dentro y por fuera, pero le añade un gigantesco maletero de 510 litros