comscore
MENÚ
Diariomotor
Renault

4 MIN

Renault Espace 2015: giro dramático en la historia, he aquí las imágenes de un nuevo Espace más crossover

No le ocurre nada a su televisor. No intente ajustar la imagen. Ahora somos nosotros los que controlamos la transmisión.

Sí, señores, lo que estáis viendo en vuestra pantalla será el nuevo Renault Espace 2015, la nueva generación de uno de los emblemas con más solera de Renault. Su llegada en los años 80 lo convirtió, a mi juicio, en uno de los precursores, pero no el único, del fenómeno minivan en Europa. Pero, como los tiempos han cambiado, para Renault y para sus rivales el verdadero lujo ya no es el espacio, sino el aspecto de todoterreno en un automóvil que no está pensado para salir fuera del asfalto. El nuevo Renault Espace quiere dejarnos claro que ahora es un gran crossover. Sí, has leído bien, un gran crossover…

Sinceramente no creo en la forma de encasillar a los modelos de las marcas. Un automóvil, en definitiva, no siempre es lo que la marca quiere que sea, sino lo que sus clientes consideran que es. Es decir, no por elevar las suspensiones y añadir plástico negro a las defensas, vas a transformar un monovolumen en un todocamino. Pero en definitiva este nuevo Espace es el mejor reflejo de la evolución del mercado, las modas y los clientes. Hace unos años era sencillo vender el Espace como “espacio a raudales”, ahora triunfa vender la imagen “aventurera”, la del crossover, y no parece que por ello este modelo vaya a ser menos espacioso, sino todo lo contrario.

¿Frenará la fuga de clientes del monovolumen hacia el SUV y el crossover?

3
FOTOS
VER TODASVER TODAS

La búsqueda de Renault de un Espace más crossover no era un farol. Ahí tenemos a un monovolumen con suspensiones más altas, grandes pasos de rueda, cintura alta, y otras claves heredades de sus hermanos mayores los SUV.

Pero la realidad es que los cambios que apreciamos en estas primeras imágenes del Renault Espace 2015 nos invitan a pensar que el interés de Renault porque veamos a su nuevo modelo como un crossover, y no como un gran monovolumen, es algo más que un juego dialéctico. Renault ha lanzado un órdago, ha querido dar un giro dramático a la historia de un icono, de un best seller en su categoría y tratar de actualizarlo para los tiempos modernos transformando el gran monovolumen en ese eslabón perdido entre el turismo y el todocamino.

Los detalles que más nos pueden llamar la atención son su cintura extremadamente alta, sus suspensiones muy elevadas, unos inmensos pasos de rueda pensados para que cualquier llanta por debajo de 19” (como las que se aprecian en las fotografías) quede un tanto ridícula, protecciones de plástico negro en defensas y bajos. Por otro lado, el Espace definitivo es mucho más fiel a los rasgos que nos adelantaba el prototipo Initiale Paris hace un año de lo que muchos nos hubiéramos podido imaginar.

También puedes dejarnos tu opinión acerca de este coche en Twitter.

Lo que de verdad me pregunto en estos momentos es si de verdad merecía la pena dar un giro como este dentro de la gama Renault Espace. Es un modelo muy popular en su categoría, si bien es cierto los grandes monovolúmenes siguen perdiendo terreno a favor del SUV, el segmento de moda en estos días. Tal vez sea ese el toque de genialidad inherente en la decisión de Renault. Tal vez hayan dado en el clavo para evitar esa fuga de clientes hacia los Touareg y Cía. Mientras tanto yo seguiré dándole vueltas a estas primeras imágenes que nos han sorprendido bien temprano en el día de hoy.

Fuente: Renault En Diariomotor: Renault Initiale Paris