Mercedes C 450 AMG 4MATIC: 367 CV para el paso previo al C 63 AMG

 |  @sergioalvarez88  | 

El Mercedes C 450 AMG 4MATIC acaba de ser presentado con motivo del Salón de Detroit, en sus versiones de cuatro puertas y Estate familiar. La idea tras esta versión es crear un paso intermedio entre los Clase C convencionales y el demoledor Mercedes-AMG C 63, cuya potencia se encuentra ya en la barrera de los 500 CV. Para ello, AMG recurre a un motor 3.0 V6 BlueDIRECT de inyección directa sobrealimentado, con 367 CV de potencia, asociado a una tracción total permanente 4Matic. Una golosina para cualquier tipo de estación meteorológica, destinada a plantar cara tanto al Audi S4 como al BMW 335i xDrive, en el mismo rango de potencia.

Deportividad sutíl, pero muy presente

Sin llegar a tener un kit deportivo tan agresivo como el del Mercedes-AMG C 63, el Mercedes C 450 AMG 4MATIC demuestra que no es un Clase C convencional con un kit AMG Sport muy bonito, con una deportividad sutíl, pero que en todo momento demanda la atención que merece. Su calandra ovalada recibe toques cromados y el paragolpes delantero nos intimida con unas grandes entradas de aire, que flanquean a su característica mirada LED, fruto de sus ópticas con iluminación diurna. Sus llantas de 18 pulgadas están envueltas en neumáticos de 245 mm de sección en el eje trasero y 225 mm de sección en el eje delantero.

En el interior, un velocímetro tarado hasta los 280 km/h, asientos deportivos y detalles específicos para el C 450 AMG lo diferencian de los demás Clase C.

Unos faldones un poco más largos desembocan en una zaga donde todo el protagonismo es para las cuatro colas de escape, agrupadas en grupos de dos a cada lado del coche. El paragolpes trasero también se diferencia de un Clase C convencional gracias a dos salidas de aire a ambos lados y un difusor plateado, del que no se especifica que sea funcional. Personalmente, pienso que el C 450 AMG Estate es mucho más bonito, quizá por los colores escogidos por Daimler en sus fotografías de prensa o quizá por su estética más armónica, con un elegante spoiler ubicado sobre el portón del maletero. En ambos casos, un vehículo elegante y nada macarra.

El alma de la fiesta: dos turbos, cuatro ruedas motrices, seis cilindros

El verdadero protagonista del conjunto es el motor 3.0 V6 de la familia BlueDIRECT con doble turboalimentación. Este V6 a 90 grados disfruta de inyección directa y pertenece a la nueva familia de motores turbo de Mercedes AMG, diseñados para entregar la potencia y par de un V8 atmosférico de cilindrada superior a cuatro litros. En el caso del Mercedes C 450 AMG 4Matic, su potencia final es de unos nada despreciables 367 CV a 5.500 rpm, con un par máximo de nada menos que 520 Nm, constantes y demoledores entre las 2.000 y las 4.200 rpm.

Toda la potencia pasa a las cuatro ruedas con un reparto prioritario al eje trasero del 33/67 por defecto. No obstante, el sistema 4MATIC es capaz de variar dicho reparto en función de las condiciones de adherencia y modos de conducción del sistema AMG Dynamic Select. Modos de conducción – Eco, Comfort, Sport, Sport Plus e Individual – en los que se recalibra el comportamiento del control electrónico de estabilidad, responsividad del cambio y aceleración en pos de un mayor dinamismo. La caja de cambios estándar del Mercedes C 450 AMG 4MATIC es una conocida 7G-TRONIC PLUS de siete relaciones, una unidad automática de muy buena responsividad que cuenta con diferentes modos de operación, en consonancia con el carácter del vehículo.

La suspensión activa AMG RIDE CONTROL se hereda directamente del C 63 AMG y cuenta con tres ajustes diferentes de dureza y respuesta.

Es en el terreno prestacional donde el Mercedes C 450 AMG 4MATIC debe brillar, y lo hace con un 0 a 100 km/h de sólo 4,9 segundos para su versión de cuatro puertas y de 5,0 segundos para la versión Estate. No nos sorprende una velocidad limitada electrónicamente a 250 km/h. Lo que sí nos sorprende es un consumo medio realmente ajustado, fruto de los avances en eficiencia de Mercedes-Benz: una media de 7,6 l/100 km en el ciclo europeo NEDC y unas emisiones medias de dióxido de carbono de 178 g/km no son cifras para tomarse a broma en una berlina de casi 400 CV de potencia y un corte deportivo marcado. Es este corte deportivo en el que Mercedes también invierte a nivel de chasis.

Es por ello que el equipo de frenado se compone de discos delanteros, ventilados y perforados de 360 mm de diámetro y discos traseros de 320 mm.

Una competencia sin piedad

El Mercedes C 450 AMG 4MATIC se lanza de lleno a un nicho de mercado en el que se tendrá que batir con dos elementos duros de roer. El segmento de las berlinas-deportivas-medias-premium-sin llegar-a-ser-tope-de-gama tiene en el Audi S4 y el BMW 335i xDrive como serios competidores. El Audi S4 es sin duda el más veterano del conjunto, con un 3.0 V6 sobrealimentado por compresor con una potencia de 333 CV y un 0 a 100 km/h de 5,0 segundos. Por su parte, BMW 335i xDrive tiene 313 CV de potencia, pero consigue un 0 a 100 km/h de 4,8 segundos. El Mercedes C 450 AMG encaja como un guante entre ambos modelos, creando una competición cuyo resultado será dirimido en las pruebas, que demostrarán cuál es el más dinámico del trío.

Fuente: Mercedes
En Diariomotor: Mercedes-AMG C 63: deportividad en dos sabores, 476 y 510 CV de potencia para valientes

Lee a continuación: Mercedes-AMG C 63 Edition 1 2015: primeras imágenes

El Mercedes Clase C es la berlina de tamaño medio de Mercedes. Disponible también en carrocería familiar con el Mercedes Clase C Estate y con carrocería de 2 puertas con el Mercedes Clase C Coupé. Lanzado en 2014.

Ver todos los comentarios 1

El Mercedes Clase C es la berlina de tamaño medio de Mercedes. Disponible también en carrocería familiar con el Mercedes Clase C Estate y con carrocería de 2 puertas con el Mercedes Clase C Coupé. Lanzado en 2014.