Cazando un unicornio: el único Lexus LFA para drifting, con motor NASCAR V8

 |  @sergioalvarez88  | 

Ha sucedido lo impensable. Lo que nadie pensaba que fuese a ocurrir. El Lexus LFA es el Lexus más exclusivo de la historia, un superdeportivo de altos vuelos con un delicioso motor 4.8 V10 de 560 CV y una calidad de construcción sin parangón previo. Carrocería de fibra de carbono, caja de cambios secuencial, instrumentación digital… en definitiva, un coche que no se usa para transformar en un monstruo para competiciones de drifting. Hasta ahora. El unicornio ha sido abatido, y su corazón transplantado por un gigantesco V8 americano, procedente de la NASCAR. Volved a leer el primer párrafo. ¿Lo tenéis?

Sí, habéis leído bien.

Cazando unicornios en Japón

De serie, el motor 5.7 V8 de origen NASCAR entrega unos 800 CV, asociado a una caja de cambios manual. La especificación NASCAR apenas ha variado en 50 años.

Según parece, este Lexus LFA – uno de apenas 500 producidos – ha sido modificado por el equipo de la súper estrella Yoichi Imamura para la próxima temporada del D1GP, la Fórmula 1 mundial del drifting. Desvelado en el Salón de Tokyo de manera un tanto discreta, se ha convertido en el coche de serie más caro jamás convertido a máquina de drifting. Un coche de drifting suele recibir golpes constantemente, es propenso a accidentes y necesita toneladas de par motor. Nissan Silvia, Toyota GT86, Nissan Skyline, Ford Mustang, Mazda RX-7 profundamente modificados – con motores completamente nuevos en ocasiones – suelen ser los caballos de batalla de estos atletas del derrape. Nadie se había siquiera planteado usar un Lexus LFA.

Quizá ahí esté la “belleza” de esta conversión. Su delicioso motor co-desarrollado por Yamaha estará ahora esperando un nuevo cuerpo, y mientras tanto un motor NASCAR V8 TRD de 350 pulgadas cúbicas ocupa su lugar. Este motor es un 5.7 V8 con especificaciones NASCAR – sólo hace dos años empezaron a usar la inyección frente a la carburación – lo que significa más de 8.000 rpm de régimen de giro y una potencia de unos 800 CV, con un par motor muy elevado. La locura de swap no termina aquí, ya que también de TRD – equipo oficial Toyota en la NASCAR – han obtenido la caja de cambios manual reforzada que emplea el Camry que compite en los ovales estadounidenses.

Realmente no tenemos más datos – no podemos asegurar si es una versión carburada o inyectada del motor – pero sí podemos afirmar que estamos ante una de las locuras automovilísticas más impresionantes de los últimos meses. Se rumorea que el motor podría potenciarse hasta los 1.000 CV y que el diferencial trasero también sería de origen TRD. La geometría de ruedas y suspensiones desde luego presenta un esquema de drifting, y la carrocería parece haber recibido el toque mágico de Liberty Walk: los pasos de rueda se han ensanchado con trozos de plástico y tornillos vistos, signo inequívoco del trabajo de este preparador. No tenemos información sobre el habitáculo, pero lo lógico es que hubiese sido desprovisto de todo su equipamiento OEM.

No hemos visto aún a esta bestia ni tenemos más detalles, pero ya nos gustaría someterla a vuestro juicio. ¿Es un sacrilegio o es una genialidad? En mi caso estoy dividido… aprecio la inclusión de un motor NASCAR en el LFA y la radicalidad de su planteamiento, pero de ahí a desperdiciar un 4.8 V10 de origen Yamaha

Fuente: GTSpirit
En Diariomotor: Así transcurre la revisión de los tres años de un Lexus LFA, con el cuidado y la atención de un prototipo de Le Mans | Centro de Excelencia LFA: el Lexus LFA tendrá su propio centro técnico en Europa

Lee a continuación: Así transcurre la revisión de los tres años de un Lexus LFA, con el cuidado y la atención de un prototipo de Le Mans

  • ADN

    Reconozco la genialidad del LFA, pero nunca fué santo de mi devoción. Lo veo coherente, en el mundo de los superdeportivos muchos los ven como negocio, y pocas cosas son tan espectaculares como ver un LFA haciendo drift.

    Para muchos será sacrilegio, para mi es un rockstar del drifting haciendo lo que mejor sabe: llamar la atención. No estoy seguro pero segun recuerdo el Lexus LFA no era 100 % de quien pagaba por el, si no que el fabricante se reservaba el derecho de retirarle la unidad a quien así lo considere, ¿alguien podría decirme si es realmente asi?

  • Marcoan Palomo

    Todo Toyota, no veo el sacrilegio por ningún sitio. Eso sí, el v10 se puede aprovechar para un gt86 time attact.

    • Sir

      O para un cortacésped TRD

  • Clemenza

    Teniendo en cuenta, lo limitado del LFA, yo personalmente no lo hubiese tocado?,profanado?, pero una vez hecho ,con ese V8 nascar seguro que es una bestia, espero que lo cuiden y a su retiro le re-implanten su corazón de origen , y tenga una jubilación placentera como ese bello objeto de deseo que es.

  • Lume a fondo polas corredoiras

    Herejía….

  • PorscheCaballero

    Menudo despropósito, si el LF-A tuviera un motor normal, vale, pero con la joya que tenía bajo el capó no veo la gracia al invento. Hay modelos más apropiados para hacer un swap.

  • Mr. [HOONIGAN] #11

    Hay gente que considera un desproposito meter el V8 TRD ya que de serie con el V10 va sobrado. Nada mas lejos de la realidad, para el drift se necesita par motor, y de eso el V8 va sobrado, y otro detalle importante, en caso de rotura, un V10 es muchisimo mas caro de reparar que un V8 pensado para competición desde el principio.

  • javier

    aun no esta acavado llevara inyección electrónica caja de cambios secuencial como el 86 que pilotaba imamura el año pasado que llevava el mismo motor y e oido que le quieren poner biturbo pero no se si es cierto…

  • Luciano Alvez