El futuro de Suzuki es pequeño, híbrido y 4×4: con ustedes, los iK-2 e iM-4

 |  @sergioalvarez88  | 

Suzuki es una marca que a veces nos pasa bajo el radar. A pesar de ser muy fuertes en mercados asiáticos y de presentar verdaderas ofertas de calidad a este lado del charco, les falta quizá un empujoncito en diseño y en agresividad para conquistar Europa. O atacar a los segmentos clave de Europa, intentando arañar alguna que otra venta. Y es precisamente lo que han hecho en el Salón de Ginebra: presentarnos un utilitario que anticipa su nueva ofensiva en el lucrativo segmento B y un pequeño SUV con dimensiones de Kei Car que nos recuerda a una versión urbana del Jimny, actualizada a la actual era crossover tan en boga.

Suzuki iK-2: un utilitario a la europea con un nuevo motor turboalimentado

Ambos vehículos se construyen sobre una nueva plataforma común, posiblemente modular y muy flexible.

Si Suzuki quiere afrontar el mercado europeo con mayor éxito deberá meterse de lleno en el segmento B o en el segmento crossover. Ha optado por la primera vía con el Suzuki iK-2 Concept, un utilitario de cinco puertas con un aspecto moderno, en el que precisamente destaca su moderna calandra y su poderosa mirada. El coche hace gala de una nueva filosofía de diseño llamada “Liquid Flow”, en la que apreciamos unas formas dinámicas, un aspecto orgánico con musculosos pasos de rueda y una zaga elevada que en parte nos recuerda a un crossover.

Una de las novedades de este utilitario, que llegará a las calles en el próximo año 2016 con un nombre más convencional – ¿alguien ha dicho Swift? – es un nuevo motor llamado 1.0 Boosterjet. Curioso nombre el empleado por Suzuki para referirse a un motor turboalimentado, cuya arquitectura y potencia son aún desconocidas. El Suzuki iK-2 se construye sobre una nueva plataforma, la misma sobre la que el iM-4 se construye. Posiblemente una arquitectura modular que en este caso ha dado lugar a un vehículo de 4,02 metros de largo del segmento B.

Suzuki iM-4: un simpático crossover miniaturizado con propulsión híbrida

Me gustaría pensar que el Suzuki Jimny del Siglo XXI va a tener este aspecto de aquí a unos pocos años.

El Suzuki Jimny sigue vivo, y se ha reencarnado en el simpático Suzuki iM-4 Concept. Se trata de un pequeño crossover de sólo 3,64 metros, que encaja dentro de la filosofía kei car japonesa. Sólo mirad su aspecto, dan ganas de abrazarlo y meterlo en nuestro salón. Su frontal está cuajado de plástico que imita un nido de abeja, con unas ópticas 100% LED flotando a una buena altura del suelo, con tres bandas de iluminación diferenciadas. Son esas mismas bandas las que se replican en el pilar C, en forma de tomas de aireación decorativas.

La zaga es abrupta, cortada casi a cuchillo para maximizar el espacio interior de este pequeño cuatro puertas. Aunque no sea un verdadero todoterreno cuenta con tracción total gracias al sistema híbrido del que hace gala. Compuesto por un propulsor eléctrico y un motor 1.2 Dualjet – posiblemente haciendo referencia a los dos medios de propulsión – el Suzuki Jimny de la urbe del Siglo XXI promete ser muy eficiente. Ahora bien, vemos menos visos de producción en masa que para el iK-2. Quizá Europa no está preparada para un vehículo así…

¿Tú que opinas?

Fuente: Carscoops (1 y 2)
En Diariomotor: Así luce el futuro del Suzuki Vitara, ¿qué te parece?

Lee a continuación: SEAT 20V20 Concept, el futuro de SEAT es un todocamino pasional y está en el Salón de Ginebra