Ford S-MAX 2015: estrenará el motor 2.0 TDCi 210 CV, diésel biturbo, y mucho más

 |  @davidvillarreal  | 

El gran monovolumen se reinventa. Ya no basta con ofrecer un producto espacioso y práctico, el atractivo de los SUV, la moda, ha hecho que las ventas de productos como el Ford S-MAX se resientan. Y esa es una de las razones que ha llevado a la marca de óvalo azul a reinventarse con el Ford S-MAX 2015, un producto que según nos cuentan abogará por distinción, tecnología, enfoque más premium y prestaciones. Una filosofía que, en parte, también seguirá el que en cierta medida es su rival francés, el Renault Espace, en su caso apostando por la idea del crossover. Siguiendo con el Ford S-MAX habrá cuestiones importantes e interesantes en su relevo generacional, como el empleo de un motor biturbo diésel de 210 CV y alternativa de tracción a las cuatro ruedas.

Un diésel de 210 CV y un gasolina de 240 CV, los más potentes del nuevo S-MAX.

El nuevo 2.0 TDCi de 210 CV que estrenará el Ford S-MAX desarrolla 450 Nm desde las 2.000 rpm, y contará con dos turbos en disposición secuencial, uno de baja inercia en bajas, y otro con una turbina de mayor tamaño que aumentará el empuje en medias y altas. Este motor, que estará asociado a una caja de cambios automática PowerShift de seis relaciones, también se incorporará a la gama Ford Mondeo este mismo año.

La gama diésel del Ford S-MAX 2015 la completará el 2.0 TDCi, con un único turbo, disponible en tres niveles de potencia de 120, 150 y 180 CV. Todas ellas homologarán, de inicio y según versiones, un consumo mixto de 5.0 litros/100 kilómetros y unas emisiones de CO2 de 129 g/km. Cumplirán con la normativa Euro VI mediante un catalizador “NOx trap”. En principio Ford no ha mencionado si requerirán un tratamiento adicional mediante AdBlue.

En cuanto a los bloques de gasolina, ya podemos adelantaros que el Ford S-MAX 2015 estará disponible con el nuevo 1.5 EcoBoost de 160 CV y un 2.0 EcoBoost de 240 CV.

Al respecto de las tecnologías de ahorro empleadas, Ford adelanta que este monovolumen recuperará energía de las frenadas, y de la retención del motor. También gozará de sistema de parada y arranque automático del motor Auto-Start-Stop y un carenado de parrilla activo, gestionado automáticamente según sea preferible mejorar el coeficiente aerodinámico o la refrigeración del motor.

Tan interesante como estas novedades, el hecho de que el Ford S-MAX se presente con tracción a las cuatro ruedas, con una alternativa denominada iAWD que estará disponible en los TDCi de 150 y 180 CV. Este sistema contará con un diferencial conectable, de manera que en condiciones normales el S-MAX se comporte como un tracción delantera, hasta que la electrónica – que analiza la adherencia de cada rueda cada 16 milisegundos – detecte una pérdida de tracción y decida aumentar el reparto en el tren trasero, que puede llegar hasta el 100%.

Con el sistema iAWD el Ford S-MAX será capaz de arrastrar remolques de hasta 2.000 kilogramos.

En los próximos días os seguiremos hablando de este modelo que llegará a los concesionarios europeos en verano.

Fuente: Ford
En Diariomotor: Intelligent Speed Limiter: así es como el Ford S-MAX evitará que te sorprendan los radares

Ford S-MAX 2015

Lee a continuación: Intelligent Speed Limiter: así es como el Ford S-MAX evitará que te sorprendan los radares