comscore
MENÚ
Diariomotor
Opel

4 MIN

El Opel Astra GSi volverá para ser el azote de los Ford Focus ST y Volkswagen Golf GTI

retorno-astra-gsi-1

La nueva generación del Opel Astra ya está en camino - de hecho ya tenemos información oficial sobre algunas tecnologías que estrenará, como sus faros full-LED - y los rumores acerca de versiones y motorizaciones comienzan a filtrarse con cuentagotas. Nos llegan noticias sobre el futuro deportivo del Opel Astra, en el que por supuesto que habrá una versión OPC de altísimas prestaciones. Pero este artículo no trata sobre el futuro Astra OPC sino sobre el futuro Opel Astra GSi. Tres siglas con un fuerte peso histórico, que nos teletransporta a los 80 y los 90. El azote del Ford Focus ST y el Volkswagen Golf GTI ha vuelto, y tiene ganas de guerra.

Vuelta a la batalla para el Opel Astra GSi

La competencia del Opel Astra GSi no es escasa y tendrá dos grandes enemigos: Ford Focus ST y Volkswagen Golf GTI.

Varias unidades ya han sido visualizadas en Nürburgring, con los neumáticos bien gastados. Todo parece indicar que esta versión GSi se planteará como la alternativa deportiva pero aún sensata en la gama Astra. Todo son especulaciones por el momento, pero por posicionamiento y rivales, no sería de extrañar una potencia de en torno a los 240 CV, posiblemente extraída de un motor 2.0 turbo. Este propulsor será con toda seguridad una versión de menor potencia del propulsor del Opel Astra OPC, que romperá la barrera de los 300 CV, habida cuenta de la competencia en el extremo más prestacional del segmento compacto deportivo.

Es una opinión personal, pero Opel debe acertar con este nuevo GSi y con el nuevo Astra. El actual Astra para nada ha sido un mal coche, pero cometió el error de caer en los excesos: de tamaño y de peso. El nuevo Opel Astra debería corregir estos defectos, con los que el Astra podrá recuperar su imagen tradicional de coche sensato, con excelentes versiones deportivas. Los Astra OPC han marcado una época, pero el último OPC ha pasado bastante de puntillas frente a la actual competencia. Con una versión GSi - y un marketing que reavive el fuego de las siglas GSi - Opel puede tener una excelente arma para recuperar su imagen deportiva por todo lo alto.

Las siglas GSi nacieron en los años 80, con el Kadett GSi basado en el Opel Kadett E. Era otra época, pero estas máquinas brillaban con luz propia gracias a sus brillantes motores de dos litros y casi 160 CV de potencia. La saga GSi continuó fuerte durante los años 90, con aquellos Astra F tan característicos. Aún recuerdo la cantidad de Astra GSi - todos ellos equipados con motores de gasolina de dos litros - que había hace apenas unos años. Ya apenas se ven, y mucho me temo que muchos hayan sucumbido a años de malos tratos o accidentes. No obstante, en el subsconsciente colectivo las siglas GSi siguen vivas y Opel debería aprovecharse de ello.

¿Un Opel Astra GSi diésel? Por supuesto

Al igual que Volkswagen ha hecho con el Golf GTD y Ford ha hecho con los ST turbodiésel, Opel podría lanzar versiones diésel de altas prestaciones del próximo Astra. Ya lo hizo con los Astra Biturbo de la actual generación - y potencias cercanas a los 200 CV - pero pienso que el marketing les ha hecho pasar demasiado desapercibidos. Es posible que Opel continúe empleando esta misma familia de motores si los puede evolucionar sin problemas a la normativa Euro6. Se estiman unas potencias de entre 190 CV y 220 CV para estos cuatro cilindros de altísimo par motor y sensaciones deportivas que no dejan de lado el ahorro.

3
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Carscoops En Diariomotor: Adelanto del Opel Astra 2016