Mercedes B 250 vs BMW 225i Active Tourer: monovolúmenes compactos con alma de deportivo

 |  @HerraizM  | 

Quieres un monovolumen. La familia ha crecido, empiezas a darle otro uso a las plazas traseras, a cargar con sillitas o bártulos varios y buscas más confort, una mayor habitabilidad, más espacio. Aún así quieres una combinación un tanto extraña para este segmento: quieres un motor con vida, un conjunto con buenas prestaciones, huyes del diésel de acceso y te vas hasta el otro extremo, el de las motorizaciones gasolina más potentes, superando la barrera de los 200 caballos. BMW y Mercedes nos ofrecen una perfecta combinación en tal caso de la mano del BMW Serie 2 Active Tourer y del Mercedes Clase B.

El Mercedes B 250 parte desde 37.225 euros, el BMW 225i Active Tourer desde 39.150 euros

Por un lado nos encontramos con el Mercedes B 250, una alternativa que compartiendo plataforma con el Mercedes Clase A nos ofrece con esta combinación un propulsor de 4 cilindros y 2 litros con una potencia de 211 caballos entregados al eje delantero, recurriéndose para su transmisión a una caja de cambios de doble embrague y 7 velocidades. Esta alternativa se encuentra disponible con un precio de partida de 37.225 euros, unos 9.000 euros por encima de la alternativa diésel de acceso, el B 180 cdi de 109 caballos.

Por otro lado, de la mano de BMW, nos encontramos con un BMW 225i Active Tourer que llega con nada más y nada menos que 231 caballos, encontrándonos bajo su capó con un motor de 4 cilindros y 2 litros de cubicaje. La potencia en este caso llega entregada al eje delantero, es el primer BMW con tracción delantera, recurriéndose para su transmisión a una caja de cambios automática, también disponible con una configuración más deportiva.

El precio de esta versión es de 39.150 euros para la alternativa “normal” y de 39.327 euros para la versión de cambio deportivo. Además también se encuentra disponible con tracción total de la mano del BMW 225i xDrive Active Tourer, un modelo que parte desde 41.350 euros en el caso de la versión con cambio automático normal y de 41.527 euros para la versión con cambio automático deportivo.

Completando el conjunto “deportivo” junto a AMG y M

¿Tiene sentido una configuración así?¿Un monovolumen compacto con un motor gasolina de más de 200 caballos? Posiblemente no, pero puestos a rizar el rizo… ¿qué te parece si añadimos a la combinación el toque de AMG?¿el toque de BMW M?

En el caso del Mercedes Clase B nos encontramos con una línea AMG que por 2.030 euros añade una dotación de llantas AMG de 18 pulgadas, el kit estético exterior AMG, moldursa en efecto fibra de carbono, el techo interior en negro o las alfombrillas AMG.

Si acudimos al catálogo de extras del BMW Serie 2 nos encontramos con un paquete M Sport por 3.300 euros en el que no faltan las llantas M, los asientos deportivos en alcantara, el paquete aerodinámico M, el volante M o el techo interior en color antracita.

Más sobre estos modelos:

Todos los detalles del Mercedes Clase B 2015
Todos los detalles del BMW Serie 2 Active Tourer


Lee a continuación: Opinión del BMW Serie 2 Active Tourer: lo peor no es que sea tracción delantera y tricilíndrico, lo peor es que me gusta

El BMW Serie 2 Active Tourer es el primer monovolumen y el primer tracción delantera de BMW, disponible en formato 5 puertas y 5 plazas

  • Jorge

    Por favor corregir: “superando así la potencia del BMW M235i Coupé”. El M235i tiene 326 CV.

    • Mario Herraiz

      Menudo baile de números. Solucionado.

  • Sergio Laín

    Desde mi punto de vista estos motores son excesivos para este segmento de coche

    • Mario Herraiz

      Lo más difícil de todo creo que pasa por intentar comprender que tipo de cliente se compra un coche así, un monovolumen potente, en lugar de un familiar en el mismo rango de potencia y precios similares.

      • Marbatito

        Teniendo en cuenta ese tipo de planteamientos. Entonces alguien me explica el porque de los SUV deportivos o tal vez los Avant RS?

        • naranjo

          puestos a preguntar, que me expliquen a mi para que queremos coches de calle que alcanzan velocidades vertiginosas cuando en España no se puede pasar de 120km/h