Robby, el nuevo Audi RS7 autónomo, ya es más rápido en circuito que un piloto profesional

 |  @davidvillarreal  | 

En Audi se han vuelto completamente locos. O tal vez no. Desde hace tiempo trabajan en su tecnología para crear un coche autónomo, y lo están haciendo en dos escenarios bien diferenciados, el de la calle, y el de los circuitos. Si bien es cierto, el escenario más adecuado – y me atrevería a decir, el único – para un coche autónomo es la calle, el de los circuitos está consiguiendo generar aún más expectación. Un coche autónomo en circuito no tiene demasiado sentido, pero el escaparate publicitario que supone crear coches sin conductor que sean tanto, o más rápidos que un piloto profesional, es suficientemente atractivo como para dejarlo escapar. Y así ha nacido Robby, la nueva generación del Audi RS7 piloted driving concept, que ya es capaz de rodar más rápido que los pilotos profesionales que se han puesto a sus mandos. O al menos eso es lo que nos dice Audi.

Si hace unos meses decía que el Audi RS7 autónomo no era para tanto, poco a poco Audi ha seguido trabajando en su tecnología para hacer que mis argumentos vayan perdiendo peso. Este nuevo Audi RS7 piloted driving concept, apodado Robby, ha sido capaz de rodar en 2 minutos 1,01 segundos en el trazado de 4,05 kilómetros del circuito de Sonoma Raceway en California.

Según Thomas Müller, responsable de desarrollo de sistemas de frenado, dirección y asistencias a la conducción de Audi, “en Sonoma, llevamos al Audi RS7 piloted driving concept a sus límites físicos vuelta a vuelta, y cumplió su cometido con gran precisión”. Según dicen, sus tiempos no fueron superados por pilotos humanos.

Este nuevo Audi RS7 autónomo es 400 kilogramos más ligero que su predecesor, aunque desconocemos como Audi ha llevado a cabo esta dieta milagro.

Robby es el sustituto de Bobby, el antiguo Audi RS7 piloted driving concept que ya hizo de las suyas en Ascari y en Hockenheim.

Recordemos que este coche autónomo está basado en un Audi RS7 2015 de serie, con motor V8 Twin-Turbo de 560 CV de potencia y unas prestaciones suficientemente buenas como para que lograse alcanzar los 240 km/h en la recta de Hockenheimring. Más allá de la adaptación de sensores, cámaras de visión periférica y sistemas de pilotaje de dirección, acelerador y frenos, Robby, el nuevo Audi RS7 piloted driving concept, habría adelgazado 400 kilogramos.

Desconocemos qué técnicas ha utilizado Audi para ahorrar tanto peso, aunque para conseguir un ahorro tan importante hemos de suponer que habrán recurrido a un vaciado casi completo de su habitáculo y a piezas en materiales muy ligeros, como la fibra de carbono.

Fuente: Audi
En Diariomotor: ¿Quieres pasar miedo en circuito? El Audi RS7 autónomo promete escalofríos

Lee a continuación: ¿Temor ante los coches autónomos? Así se han producido los 12 accidentes del Google Car

  • Pero el otro Audi RS7 piloted driving concept no se llamaba Jack?

  • nuevoenesto

    Dudo que sea cierto.

  • monosconteclado

    Es lógico que un coche autonomo tarde o temprano vaya a batir a cualquier humano que conduzca ese mismo coche.
    Para empezar le estamos quitando al menos 60 kilos.
    Después esta el tema de que el piloto siempre cometerá alguna imprudencia pero el coche en cambio repetirá los mismos gestos que haya aprendido en anteriores pasadas y le hayan enseñado que son los idóneos para ese tramo concreto del trazado. Siempre y cuando su trazada no varíe con respecto lo que ya tiene aprendido. Creo que ahí es donde radica la dificultad, en el que coche SIEMPRE afronte de la misma manera el circuito.

    En videojuegos hay partidas desde hace tiempo que se llaman speedruns,muchas de ellas están hechas con bots que a base de repetir una y mil veces todas las combinaciones posibles consiguen exprimir los tiempos hasta niveles ridículos que una persona humana seria incapaz siquiera de acercarse.

    Pues esto igual.

  • AntiSpy

    RC a escala real…

  • Slim Charles

    Quiero un video de la vuelta ya. Dicho lo cual, sería a la vez muy interesante y desolador un mundo (para nosotros los petrolhead) en el que las competiciones de motor estuvieran realizadas por máquinas. Cometerían riesgos para adelantar? Cual sería el resultado de una carrera, a sabiendas que todos los competidores calculan a la perfección la mejor estrategia para ganar? Ganaría siempre el que sale primero?