Hyundai Tucson 2015 a prueba: las 7 claves del retorno de un SUV que compite contra los premium

 |  @omiguel  | 

El buque insignia y el lanzamiento más fuerte de Hyundai este año, el Hyundai Tucson, está a punto de llegar al mercado. Es un SUV del tamaño de un Nissan Qashqai – 4.475 metros de longitud – con cinco plazas que sustituye al ix35 y retoma un nombre muy conocido entre los amantes de los SUV de hace una década.

El Tucson sustituye al ix35 que ha sido el Hyundai más vendido en España durante mucho tiempo

Nos hemos puesto al volante de este coche para comprobar si todas las novedades que proclama Hyundai son ciertas, si es verdad que la nueva plataforma que estrena le aporta una dinámica mejorado con respecto al ix35, si el acabado interior supone un salto importante con respecto a su predecesor, etc. Indudablemente el nuevo Hyundai Tucson es la apuesta fuerte de Hyundai en 2015 y vamos a analizarla.


1. Adiós ix35, hola Hyundai Tucson. Vuelve un súper ventas y vuelve totalmente europeo

Diseñado en Alemania y se fabricado en la Répública Checa, es 100 % europeo

Puede resultar curioso que Hyundai vuelva a retomar un nombre como el Tucson tras abandonarlo una generación – solamente para Europa, pues el ix35 fuera del viejo continente se llamaba Tucson – pero tiene todo el sentido del mundo. Aunque este Tucson está concebido para Europa se trata de un lanzamiento global y Hyundai quiere consolidar este SUV a nivel mundial. Lo quiere hacer desmarcándolo de generalistas, en todos los aspectos posibles.

Por otro lado no podemos olvidar que en España el ix35 ha sido un auténtico super ventas para Hyundai, siendo el más vendido de la marca durante mucho tiempo por delante del i30. ¿El Tucson será también un super ventas? Es muy posible aunque su posicionamiento superior puede que lo relegue a segunda o tercera posición, pero supone un salto tan grande en Hyundai que por eso es su lanzamiento estrella para los próximos cinco años.

2. Imagen moderna pero sin renunciar a las líneas clásicas de un SUV

El Tucson es 10 cm más largo que un Qashqai pero su línea le hace parecer incluso más pequeño

Si pones a un lado un ix35 y al otro lado el nuevo Hyundai Tucson no parece que tengan absolutamente nada que ver, aunque el segundo sustituya al primero. El Tucson viene con una imagen de gran coche, para conseguir que en un primer vistazo te encuentres con un coche imponente y que aparente una calidad mayor de la que esperas. Hyundai ha conseguido que el Tucson sea un coche imponente, gracias en gran parte al gran frontal y a la caída de la zaga, y que además no parezca un coche tosco ni demasiado grande.

El Tucson juega muy bien con los aspectos típicos de SUV, como las protecciones inferiores o las barras de techo, mientras mantiene aspectos menos de todocamino como el alerón o la gran superficie que ocupan las luces tanto en el frontal como en la parte posterior. Este aspecto se lleva un poco más al extremo cuando lo calzas con llantas bitonales de 19″, una de las opciones de equipamiento, en lugar de unas llantas más comedidas en 17″.

3. El interior del Tucson no tiene que ver con el del ix35: mejor en calidad y con más amplitud

Recuerdo haber probado hace unos años el ix35 y su interior me había dejado un sabor agridulce, no es que tuviera una mala calidad pero pertenecía a la línea de diseño de Hyundai anterior. En el Tucson le han dado una vuelta de tuerca y han conseguido que, aunque tenga unas ciertas carencias en algunos plásticos, el aspecto interior sea de notable.

Me ha gustado especialmente el salpicadero, con su forma más clásica tiene un aspecto muy bueno. El material que lo conforma tiene un tacto agradable y, junto al tapizado de los asientos, es de lo mejor del interior del Tucson. El volante, en cambio, se envuelve de un cuero duro que termina en durísimo en la palanca del freno de mano. Es un contraste que se agrava en los plásticos duros de las puertas. ¿Es esto peor? Depende pero si te gusta que todo lo que tocas sea blando el Tucson no te lo va a ofrecer.

Los asientos de tela tiene un tacto muy bueno, sin duda uno de los mejores aspectos del interior

Otro ejemplo de un aspecto muy mejorado es el del tablero de instrumentos, aparentemente muy sencillo con dos diales y una pequeña pantalla a color con el ordenador de a bordo, pero muy logrado. Por no hablar del navegador, opcional en el Tucson, que trabaja con el software de TomTom y se maneja con una pantalla táctil de nada menos que 8″.

Un aspecto muy cuidado, no sólo por la calidad del acabado sino por la ergonomía, es el de los asientos. Son muy cómodos y abrazan con fuerza, así sin más. No los hemos podido probar en un viaje muy largo pero apostaría a que tratarán muy bien tu espalda. Con el crecimiento en dimensiones del coche los espacios para cabeza, hombros y piernas también han crecido, en ningún momento tienes la sensación de echar de menos un poco más.

Puedes ajustar la inclinación de los asientos traseros, un punto muy positivo.

Esta característica afecta, por supuesto, a la banqueta trasera. Los tres asientos traseros posteriores son cómodos y son incluso atractivos para gente con cierta altura, que no verá como le falta el espacio para las rodillas ni se sentirá muy cerca del techo. Esto se nota mucho más con la opción del techo panorámico, que abarca gran parte de la superficie posterior y permite la apertura total hasta la vertical de los reposacabezas delanteros. Sin duda una opción muy interesante para el que quiera luminosidad en el coche.

Otra consecuencia de que el Tucson sea un coche sensiblemente más grande es que el espacio en el maletero es mayor. Tienes 513 litros para llevar tus maletas y todo lo que se te ocurra, con el añadido de que Hyundai ha agrandado la anchura y el ángulo de apertura del portón para hacerte la vida más fácil. Y si lo quieres más fácil todavía puedes encargar el Tucson con el portón eléctrico y simplemente cerrarlo con un botón.

3. Ciudad, carretera, autopista…este SUV es para utilizar en todo tipo de situaciones. ¿Y como todoterreno?

Plataforma nueva y chasis pensado para el conductor europeo son las bazas que tiene el Hyundai Tucson para convencerte en circulación. Olvídate de coche bailón, el Tucson se ha fabricado para que sea muy confortable en carretera y que tenga un buen aplomo en curvas pronunciadas. Se nota especialmente cómo se mantiene firme en su parte trasera, gracias a la suspensión multilink, lo cual será de agradecer para tres pasajeros posteriores. Sumando una capacidad de frenada que no ofrece carencia alguna tenemos un coche muy cómodo de conducir.

Entras al Tucson, arrancas y conduces como si lo conocieras de toda la vida. Es fácil adaptarse a él

Cabe destacar que Hyundai ha trabajado mucho el aspecto de comfort del conductor en las tres patas fundamentales de control: volante, pedales y cambio de marchas. Para comenzar, la dirección eléctrica proporciona una asistencia profunda pero sin llegar a ser excesivamente blanda, adaptándose además tanto a la circulación en altas velocidades como el callejeo. En los pedales el tacto es muy agradable, es fácil regular tanto la presión de aceleración como la de frenado y, en el cambio manual, el embrague tiene un recorrido muy cómodo. Cuando sueltas la mano derecha para cambiar de marcha te das cuenta que este aspecto también está muy logrado, el recorrido de la palanca es bastante corto y todas las marchas entran con mucha suavidad.

¿Tucson todoterreno? No es su campo de actuación

No he tenido la oportunidad de utilizarlo fuera del asfalto pero tanto su tracción total, de la que hablaré posteriormente, como su configuración estructural – por ejemplo, con su reducida altura al suelo – hace pensar que el Tucson no debería meterse en complicados terrenos offroad aunque seguro que podrá salvarte de un apuro temporal. Esto lo dejamos para la prueba completa, pero de todas formas Hyundai tampoco lo ha concebido para salir habitualmente de la carretera.

4. ¿Qué tal de motores? Analizamos los motores diésel que más se venderán: 1.7 CRDI de 115 CV y 2.0 CRDI de 136 y 184 CV

Ninguno de sus motores diésel parece quedarse corto, ni siquiera el 1.7 de 115 CV. Para una conducción normal es suficiente

En España la gran parte de los compradores del Tucson optarán por motorizaciones diésel, especialmente por el 1.7 CRDI de 115 CV. Este bloque, conocidísimo en toda la gama Hyundai, es comedido en su entrega máxima de potencia pero cuenta con un desarrollo más que suficiente para un coche como el Tucson. Primera y segunda marcha te garantizan aceleraciones rápidas y hasta la quinta tienes mucho margen para moverte con comodidad. Con el coche un poco cargado la sexta marcha puede parecer demasiado larga pero es vital para llanear y mantener los consumos a raya en autopista.

Si quieres un poco más de potencia pero sin abandonar el gasóleo tienes la opción de los motores de 2 litros. Pueden entregarte 136 o 184 CV de potencia y a partir de aquí tienes potencia más que de sobra. Si tienes pensado viajar con mucha carga a partir del 136 CV no tendrás problema alguno, pero ni siquiera deberías esperarte aceleraciones de infarto con el bloque de 184 CV. Están pensados para ser enérgicos y para entregar mucho par pero no para correr ni acelerar vertiginosamente.

Con estos dos bloques tienes la opción de acudir al cambio automático de seis velocidades, muy recomendable si quieres olvidarte de cambiar de marcha. En una prueba super rápida he comprobado que los saltos entre marchas con esta transmisión automática pasan prácticamente desapercibidos. Como todo SUV de estas dimensiones puedes escoger la tracción 4×4 además de la delantera. Esta tracción total funciona de la siguiente manera: siempre transmite la potencia al eje delantero, aunque en ocasiones de baja adherencia puede hacer un reparto de potencia del 50% a cada eje. Y, si quieres, puedes forzar el bloqueo de esta relación 50-50 para circular, por ejemplo, por sitios con nieve.

5. El equipamiento del Hyundai Tucson: capó activo, reconocimiento de señales, aparcamiento automático, etc

El nuevo Tucson puede aparcar por ti, frenar por ti y mantenerte dentro del carril por el que circulas

No es que se vaya a poner al nivel de un Mercedes SUV premium de más alto nivel pero el Tucson viene con nuevos elementos de seguridad y de comodidad que el ix35 no tenía. Entre lo más destacado se encuentra el capó activo, que no es más que un capó que se levanta ligeramente si detecta que acabas de atropellar a un peatón o a un ciclista, y las distintas alertas y acciones de emergencia para evitar accidentes:

  • Frenada automática de emergencia: si el coche detecta que puedes chocar contra un peatón o un coche, actúa con una alerta visual, una sonora y, sólo si es necesario, activando el freno hasta que el coche pare completamente evitando el sineistro.
  • Sistema de mantenimiento de carril: en cuanto el coche detecte que te mueves de carril de forma involuntaria (suavemente sin accionar el intermitente) te avisará y te corregirá girando el volante.
  • Sistema de detección de ángulos muertos:
  • te alerta si algo se sitúa en los ángulos muertos de tu visión como conductor, situados en los laterales de la parte posterior.

  • Alerta de aproximación de tráfico trasero: indica si, cuando estás circulando marcha atrás, aparece algún obstáculo como un coche o un peatón.

Cuenta con un navegador con una pantalla más grande y un generoso techo panorámico entre sus novedades

Esto en cuanto a la seguridad se refiere, en cuanto a comfort lo más destacado es el nuevo navegador GPS de TomTom, que incluye una pantalla táctil de 8″ en el cuadro de instrumentos, el sistema de reconocimiento de señales, que detecta todo tipo de señales informativas de velocidad para mostrarlas tanto en el tablero de instrumentos del conductor como en la pantalla del navegador, y el asistente de aparcamiento automático: actívalo, encuentra un sitio para aparcar en batería o en paralelo y sigue las instrucciones de acelerador y freno, el volante girará sólo para aparcarte el coche.

En cuanto a la configuración de los distintos niveles de equipamiento, el Tucson viene muy equipado desde la versión más básica aunque las mejores comodidades se encuentran en los acabados más elevados.

  • Essence: llantas de aleación de 16″, parrilla del color de la carrocería, asientos de tela, equipo de sonido con Bluetooth, aire acondicionado, sensor de aparcamiento trasero, control de velocidad de crucero, sensor de luces, luces diurnas LED, 6 airbags y control de estabilidad ESP.
  • Klass (a mayores del Essence): llantas de aleación de 17″, climatizador automático, luces de alcance lateral, faros antiniebla delanteros, pilotos traseros Led.
  • Tecno (a mayores del Klass): parrilla cromada, navegación con Bluetooth y pantalla táctil de 8″, sensor de aparcamiento delantero/trasero, sensor de lluvia, cuadro de mandos supervisión, asientos calefactables, alerta por cambio involuntario de carril, sistema de reconocimiento de señales, llave inteligente, freno de mano eléctrico (sólo en automáticos) y espejo interior electro cromático + brújula.
  • Style (a mayores del Tecno): asientos de cuero calefactables/ventilados y con ajuste eléctrico (delanteros), sistema de detección de ángulo muerto, frenada automática de emergencia, apertura de portón automática, techo solar de apertura eléctrica, sistema de aparcamiento automático (solo en versiones automáticas).

6. Precios del Hyundai Tucson 2015: desde 23.590 euros

El Hyundai Tucson te puede salir ya mismo por unos 20.900 euros

El PVP base del Hyundai Tucson, en su versión 1.6 GDI 131 CV 4×2 Essence, es de 23.590 euros mientras que el Tucson más caro es el 2.0 CRDI 184 CV 4×4 automático Style por 41.990 €. Posiblemente el Tucson con motor diésel 1.7 de 115 CV con tracción delantera, cambio manual y acabado Klass sea uno de los más vendidos y, actualmente, tiene un PVP de 27.240 euros.

A estos precios hay que descontarles una campaña de lanzamiento de 2.690 € que incluye 1.190 euros de promoción y 1.500 euros del plan PIVE.

Modelo Precio
Tucson 5P GDI 1.6 131CV BD 4X2 ESSENCE 23.590 €
Tucson 5P CRDI 1.7 115CV BD 4X2 ESSENCE 25.540 €
Tucson 5P GDI 1.6 131CV BD 4X2 KLASS 25.290 €
Tucson 5P CRDI 1.7 115CV BD 4X2 KLASS 27.240 €
Tucson 5P CRDI 2.0 136CV BD 4X2 KLASS 28.940 €
Tucson 5P GDI 1.6 131CV BD 4X2 TECNO 27.590 €
Tucson 5P CRDI 1.7 115CV BD 4X2 TECNO 29.540 €
Tucson 5P CRDI 2.0 136CV BD 4X2 TECNO 31.240 €
Tucson 5P CRDI 2.0 136CV 4X4 TECNO 33.340 €
Tucson 5P CRDI 2.0 136CV 4X4 AT TECNO 35.540 €
Tucson 5P TGDI 1.6 176CV 4X4 DT STYLE 38.440 €
Tucson 5P CRDI 2.0 136CV 4X4 STYLE 37.990 €
Tucson 5P CRDI 2.0 186CV 4X4 AT STYLE 41.990 €

Para ver mejor las compatibilidades aquí tenéis un gráfico que relaciona versiones y precios.

7. El Tucson ya está a la venta, ¿por qué elegirlo en lugar de un CX-5 o un X1?

Hyundai pretende desmarcar al Tucson de los SUV compactos subiéndolo un punto “premium” y un punto emocional, situándolo como alternativa más directa a coches como el Mazda CX-5, el BMW X1 o el Mercedes GLA en lugar de competir con un Nissan Qashqai o un Renault Kadjar. Lo hace añadiéndole, respecto al ix35, mejoras en prácticamente todos los aspectos, especialmente en los que a calidad percibida y tecnología se refiere.

Así que si quieres ese punto más de calidad, que también podrías encontrar en un CX-5 o un X1, más esa serie de comodidades extra y te gusta la filosofía de Hyundai, el Tucson puede ser un buen coche para ti.



En Diariomotor: Hyundai Tucson | Hyundai Tucson 2015: la receta del éxito

Lee a continuación: Hyundai Tucson 2015: la nueva receta del éxito de Hyundai en Europa

Solicita tu oferta desde 17.900 €
  • Mike Gonzalez

    en cuestion de diseño creo que es de lo mejor que hay en su categoria, aunque tiene gran inspiracion Qashqai, sobre todo visto de lado

  • FGA

    La parte trasera me recuerda a la jeep cherokee!

    • Mute13

      Y las del Cherokee recuerdan más a las del Kia Sportage.

  • Almafuerte

    Hay q reconocer el constante crecimiento de Hyundai en cuanto a calidad y sofisticación tecnología, siempre dando esos 5 años de garantía q dejan mal parado a los alemanes, q no se mojan, dando solo 2 años.
    Creo q solo les falta una mejor comunicación. Mucha gente sigue viendo a Huyndai como unos coches cumplidores pero de tecnología atrasada y ensamblados solo para cumplir.
    Nada mas lejos de la realidad. A mi entender no ocupan la cuota de mercado q mereserian.

  • IO

    Acepto que pueda competir con un Mazda en precio, pero contra un Mercedez, BMW o Audi, lo dudo.
    No solo faltan tener gadget para competir, hay que tener exclusividad y nombre. Tu mismo lo dices, tiene plasticos duros.
    Yo la veo como la competidora del nuevo SUV que va a lanzar Seat.

  • Esteban Jordan

    Kia y Hyundai tienen buenos productos,y han crecido mucho, pero si en sus SUVs no mejoran el tema de consumos, y mas ahora compitiendo contra la Qashqai, CX5, CRV, entre otros, la van a ver complicada para seguir siendo los “super ventas”. Un consumo real de 12 l / 100km en una SUV hace 8 años era “normal”, pero hoy dia no.

  • Wilfredo Baro Fanola Merino

    Estimados. Yo tengo un Kia Sportage, del 2015 y es de la misma familia del Hyundai y tengo problemas con el consumo. Viaje de Lima a Huaraz con un Jeep Gran Cherokee, gaste una cantidad en gasolina, luego viaje al mismo sitio con el Sportage y gaste la misma cantidad de dinero. Estamos hablando de un 3.7 Litros del Cherokee, contra un 2.0 de Kia.

  • jorge pique

    yo tengo un tucson y su apoya cabezas en su posicion mas atrasada me produce dolores cervicale me obliga a conducir con la cabeza agachada

  • José m. Prieto

    Alguno sabe el consumo en carretera del Tucson klass

  • José m. Prieto

    Alguno sabe el consumo en carretera del Tucson klass.