comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

4 MIN

Magic Seats y otras soluciones de espacio del Honda HR-V 2015 que te convencerán para comprarlo

honda-hr-v-maletero-mdm

El Honda HR-V es atractivo visualmente, es agradable de conducir, viene bien equipado, y es caro. Tal vez por esto último (y por su tamaño) en Honda se prefiera medirlo contra Nissan Qashqai, que contra el hermano pequeño de este, el Juke. Es lógico. Pero hay otra razón, a mi juicio razón de peso, por la cual nos cuesta comparar al Honda HR-V con un Juke, un Captur, o un 2008, y es el espacio. Y os puedo asegurar que este Honda HR-V 2015, que hace unos días estábamos probando por los alrededores de Lisboa, ofrece espacio a raudales. Probablemente esa sea su mayor virtud. Hasta el punto en que creo, sinceramente, que basta con el espacio que ofrece como para que cualquier cliente se lo lleve puesto.

Y como os decíamos, hete aquí la primera razón para que Honda se atreva a luchar con productos a priori mayores que el HR-V, como el propio Qashqai. ¡Un maletero con una capacidad, un volumen útil, de 470 litros! El ASX homologa 442 litros y el Qashqai solo 439 litros. El Mazda CX-3, con hasta 350 litros, jamás podrá competir con el maletero del HR-V. Y eso es un dato muy a tener en cuenta en este Honda, en tanto habrá muchos clientes que puedan ver cubiertas sus necesidades con un HR-V y, de decantarse por un Mazda, tengan que subir un escalón, hasta un CX-5. Esa es la gran ventaja competitiva del Honda HR-V.

46
FOTOS
VER TODASVER TODAS

La base del maletero es alta y no completamente solidaria (aunque casi) con la boca de carga. El espacio de carga es alto, profundo y suficientemente ancho.

Este ES el gran secreto del maletero del Honda HR-V. La altura de la carrocería ha permitido que, incluso empleando una barra de torsión en forma de H en el tren trasero, el maletero cuente con un doble fondo realmente amplio. Este doble fondo es muy útil y práctico, pero implica prescindir de rueda de repuesto (podremos equiparla opcionalmente, si así lo deseamos).

Un doble fondo que por altura y espacio es suficientemente amplio para alojar una maleta con las dimensiones reglamentarias de la cabina de un vuelo comercial, y que aún sobre espacio para más carga.

La base de los asientos Magic Seat se pliega, verticalmente, junto al respaldo, al más puro estilo de una butaca de cine.

Y esta es la segunda razón por la cual, en habitabilidad, el Honda HR-V gana de calle a muchos SUV del segmento C. Honda recurrió a un truco muy interesante, el de trasladar el depósito de combustible de la base de las plazas traseras, a la base del coche bajo las plazas delanteras. Gracias a eso, el Honda HR-V cuenta con una solución habitual en Honda, que por cierto nos encanta, la de sus asientos Magic Seat.

¿Y en qué consisten estos Magic Seat? A diferencia de las banquetas que habitualmente vemos en la mayoría de los coches, Honda apuesta por un diseño más compacto, con una base hueca - dado que el espacio que hubiera ocupado el depósito de combustible se ha desplazado hacia las plazas delanteras - y plegable, similar a la de las butacas de los cines.

Eso quiere decir que con un movimiento tan sencillo como tirar hacia arriba de la base del asiento, podemos apoyarlo en posición vertical en los respaldos. Y este truco nos permite que, en ausencia de pasajeros, las plazas traseras puedan utilizarse para alojar objetos muy altos, largos, y en general con dimensiones que a veces son complicadas para un maletero convencional. Estoy pensando, por ejemplo, en tu nueva televisión 4K de 60" y su aparatosa caja.

Si bajamos de nuevo la base del asiento, las plazas traseras del Honda HR-V gozan de mucho espacio, tanto en altura, como en anchura y para las piernas de los pasajeros. Así, de primeras, no me atrevería a decir que goce de tanto espacio como otros SUV compactos, pero sí que son bastante más amplias que las presentes en crossovers pequeños como Juke, o Captur.

Entre tanto, no te vayas muy lejos, porque seguiremos hablando largo y tendido de este nuevo Honda HR-V. Y entre otras cosas os contaré por qué me lo llevaría con motor diésel y no gasolina.

En Diariomotor: