¿Para qué demonios sirve este selector, este manettino, de los nuevos Porsche 911?

 |  @davidvillarreal  | 

Me encantan los volantes sencillos, atractivos visualmente, con buen tacto, deportivos, pero – sobre todo – sin botones. Creo que un buen deportivo ha de gozar de un volante sin botones. Y, en su defecto, con un volante que cuente únicamente con botones que sean estrictamente necesarios en nuestra conducción. Por ejemplo, aquellos botones que manipularemos en marcha mientras estemos haciendo una vuelta rápida en un circuito. Porsche sigue ofreciendo la posibilidad de gozar en su 911 de un volante, que además de ser confortable, bonito y deportivo, carece de botones. Pero en los nuevos Porsche 911 Carrera y Carrera S 2016 se ha producido una novedad interesante, la incorporación de un mando satélite en el sector inferior derecho. ¿Qué interés tiene este mando satélite?

En realidad este satélite es un selector de modos. Un control giratorio que te permite situarlo en cuatro posiciones, cada una de las cuales se corresponde con un modo de conducción: Normal, Sport, Sport+ e Individual. Estos modos, y según la configuración de nuestro Porsche 911, ajustan el tarado de las suspensiones Porsche Active Suspension Management (PASM), el comportamiento del cambio PDK, la actuación del control de tracción, e incluso el sonido del escape.

Esta solución ya se había estrenado el Porsche 918 Spyder, y es muy parecida a la que ha utilizado Ferrari todos estos años, y que ha popularizado este dispositivo por su nombre en italiano, el manettino. ¿Y por qué necesita un manettino un Porsche 911?

El manettino de Porsche también sirve para ofrecernos una función, llamémosla “falso overboost”, que prepara el cambio PDK y la respuesta del motor para una aceleración intensa, por ejemplo un adelantamiento o una incorporación.

Lo cierto es que en el día a día no estaremos continuamente cambiando entre estos modos de conducción. Se me ocurre que, como mucho, en circuito podríamos jugar con los modos Sport, Sport+ e Individual, pero en el día a día lo habitual es que escojamos un modo y lo mantengamos durante todo el tiempo. Incluso me atrevo a decir a que lo habitual será escoger un modo favorito, y que solo utilicemos el resto de modos en condiciones muy concretas, de manera esporádica. Digamos que eso ya va a gusto del consumidor. Lo que sí tengo claro es que el selector de modos no era lo suficientemente importante como para situarlo en una posición tan destacada y accesible como el volante.

Y tal vez por eso Porsche ha pensado en una utilidad extra de este manettino a la alemana. Si te llevas un Porsche 911 con PDK, el mando satélite de selección de modos contará con un botón adicional central que Porsche denomina como Sport Response Button. ¿Y para qué sirve este botón? Al pulsarlo, el cambio se preparará para ofrecernos la máxima aceleración durante unos 20 segundos. Es decir, el cambio PDK buscará una marcha adecuada para que la aceleración sea inmediata y la electrónica ajustará la respuesta del motor para que podamos acelerar de inmediato y con energía. Esta solución no está pensada específicamente para circuito, sino sobre todo para su conducción en carretera, para ayudarnos en adelantamientos, o en incorporaciones a autopistas.

El manettino de Porsche se incluirá en el paquete Sport Chrono. Es decir, a partir de ahora no solo reconocerás a un 911 Carrera con paquete Sport Chrono por su cronómetro en el centro del salpicadero, sino también por este mando satélite en su volante.

Fuente: Porsche
En Diariomotor:

Lee a continuación: El Porsche 911 turboalimentado ya arrasa en Nürburgring

Solicita tu oferta desde 109.091 €
  • Vikingog

    No bastaba con hacer que la funcion del botoncito se active al pisar el acelerador a fondo y ya? si al fin y al cabo la Ley dicta… “in doubt flat out”..=)