Conducir, ¿se va a acabar? Así es la interfaz de usuario del coche autónomo Volvo que invadirá Gotemburgo en 2017

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

¿Cómo serán nuestros coches cuando no necesiten un conductor para llevarnos a nuestro destino? Buena pregunta. Google concibió un coche con forma de huevo, sin volante, ni pedales, ni limpiaparabrisas, porque, qué demonios, no necesita conductor. Hasta el coche de Google tuvo que enfrentarse con la dura realidad. Incluso para una fase de pruebas en carreteras abiertas, requerirá de una interfaz de usuario como cualquier otro coche, que permita su uso no-autónomo. Y en esa línea Volvo ya trabaja para simplificar los controles de sus primeros coches autónomos y conseguir que su habilidad autónoma, y la posibilidad de que el conductor tomen los mandos, sean perfectamente compatibles.

Volvo ha pensado en un entorno en el que existirán carreteras aptas para coches autónomos y tramos en los que el conductor ha de tomar los mandos. De manera que el conductor reciba un aviso en la interfaz que le indicará que se aproxima a un área de conducción autónoma, y la posibilidad de delegar la responsabilidad de conducir en su coche. El conductor pulsa las dos levas del cambio de marchas en el volante a la vez (un movimiento similar al que hacemos en algunos deportivos para desengranar la marcha, y seleccionar el modo N, el punto muerto de la transmisión), la iluminación de las levas cambia y el piloto automático entra en funcionamiento.

Cuando el tramo de conducción autónoma ha terminado, el conductor será conminado a tomar los mandos. Si este no tomase los mandos, el coche se detendrá automáticamente en un lugar seguro.

¿Una tecnología conceptual? Sí, y no. Esta interfaz de usuario estará disponible muy pronto, en 2017. Por las calles de Gotemburgo, en Suecia, estarán rodando 100 coches autónomos basados en el Volvo XC90 y todos ellos contarán con esta tecnología. El proyecto Drive Me pretende que los coches autónomos comiencen a rodar en entornos reales, y no solo eso, que den un paso adelante tan importante como traspasar la barrera de las pruebas de los ingenieros, a ser utilizados en el día a día de 100 clientes privados.

volvo-intellisafe-auto-pilot-interfaz-01

Este proyecto nacía no solo del esfuerzo de Volvo para crear esos cien coches autónomos y entregárselos a particulares, sin la supervisión continua de un equipo de probadores e ingenieros, sino también de las autoridades de la ciudad sueca. Gotemburgo contará con 50 kilómetros de carreteras autorizadas para viajar en coches autónomos, convirtiéndola en una de las ciudades que gozará de una legislación más avanzada en materia de coche autónomo y en la protagonista de uno de los proyectos que harán que la conducción autónoma esté más cerca de los concesionarios.

Fuente: Volvo
En Diariomotor:

Lee a continuación: Un paso más hacia un mundo sin conductores: Toyota se alía con el MIT para el desarrollo de la inteligencia artificial en sus coches

El Volvo XC90 es un todocamino grande con siete plazas reales para adultos. Está a la venta desde 2015. Destaca por sus motores muy eficientes y el equipo de seguridad que incorpora.

Ver todos los comentarios 1
  • The flying Jim

    Es curiosa la estampa de un coche autónomo, y su "conductor" leyendo un periódico :D ¿Una tablet? NO, NO, un periódico xD

El Volvo XC90 es un todocamino grande con siete plazas reales para adultos. Está a la venta desde 2015. Destaca por sus motores muy eficientes y el equipo de seguridad que incorpora.