Mazda MX-5 Speedster: ¿quién quiere capota?¿quién quiere parabrisas?

 |  @HerraizM  | 

Del encanto del bikini top del Mazda MX-5 Spyder al encanto de un radical Mazda MX-5 que pierde por el camino la luneta delantera. Con motivo del SEMA Show de Las Vegas Mazda nos ha presentado junto al Mazda MX-5 Spyder un Mazda MX-5 Speedster que ahonda en otro concepto con el que siempre le ha gustado jugar a la marca: el de crear un Mazda MX-5 siguiendo los cánones clásicos de un buen speedster.

Un Mercedes SLR McLaren Stirling Moss en miniatura:

Bajo su capó este modelo conceptual hace gala de la alternativa Skyactiv-G de 160 caballos.

Adiós a su parabrisas, adiós a la capota y hola a unas jorobas traseras, como si de un Mercedes SLR McLaren Stirling Moss en “miniatura” se tratara.

Una espectacular estampa que Mazda ha acompañado también, como en el Mazda Spyder, con un kit aerodinámico en el que se han añadido nuevas taloneras, un splitter frontal y un nuevo difusor trasero.

Este Speedster no sólo vive de imagen, también introduce cambios mecánicos que pasan por un sistema de escape Racing Beat y una nueva suspensión regulable que reduce su altura en 30 mm firmada por KW, al cargo de los amortiguadores, y H & R, al cargo de los muelles.

El Mazda MX-5 Speedster tiene un peso de 943 kg.

Su parte ciclo queda aderezada por unos frenos firmados por Brembo y unas llantas de 16 pulgadas.

Además Mazda aprovecha esta versión para introducir unos nuevos asientos en fibra de carbono, material que también nos encontramos en sus puertas.

Galería de imágenes del Mazda MX-5 Speedster:



Lee a continuación: Rizando el rizo: Mazda presentará dos MX-5 ultraligeros la semana que viene

Solicita tu oferta desde 21.500 €
  • X 2.0

    Está claro que esta generación de MX-5 se puede considerar la mejor. Cada trabajo que se hace sobre este modelo es mejor que el anterior, y eso que acaba de salir, aún quedan años para sorprendernos con nuevas versiones y potencias. Ole por Mazda, entre el MX-5 y el futuro RX, están cumpliendo con creces.