Ford Mustang Shelby GT350R contra Chevrolet Camaro Z/28: duelo entre los mejores V8 de Estados Unidos

 |  @sergioalvarez88  | 

Vivimos un tiempo apasionante si sois tan fan del músculo americano como yo. Las guerras muscle car se han recrudecido, con un único ganador: nosotros. En su última comparativa, los chicos de Motor Trend han puesto contra las cuerdas a los dos muscle car más dinámicos y pasionales del momento. Dos muscle car a los que lo mejor de Europa respeta y teme. Hablamos del Chevrolet Camaro Z/28 y el nuevo Ford Mustang Shelby GT350R. Máquinas de eficacia impresionante en circuito, con los dos mejores V8 atmosféricos que EE.UU. ha producido.

Dos muscle car capaz de inspirar más que miedo y respeto a lo mejor de Europa. América también sabe construir deportivos.

El Chevrolet Camaro Z/28 no es ninguna novedad. Es un coche perteneciente a la quinta generación del Camaro, y le quedan apenas meses a la venta, ya que un nuevo Camaro ya está en las calles, aunque aún sin versión de altas prestaciones. Lo más importante del Camaro Z/28 fue su dieta de adelgazamiento, que situó su balanza en 1.740 kg, casi 100 kg por debajo de los demás Camaro. Pero el protagonista fue su motor, un enorme 7.0 V8 LS7 de aluminio con 505 CV atmosféricos y toneladas de par, gracias a su gran cilindrada.

Neumáticos semi-slick de 305 mm de sección – en el eje delantero también, mucho ojo – y una caja de cambios de seis marchas convirtieron a este Camaro en una bestia imparable en circuito. Por su parte, el Ford Mustang Shelby GT350R sigue la misma filosofía, pero con una aproximación más radical… más europea. Para empezar, es un coche más ligero, que emplea soluciones innovadoras como la dotación de llantas construidas en fibra de carbono. Es 80 kg más ligero que el Camaro, y de nuevo, el protagonista es su motor.

Uno de los mejores V8 jamás creados en Estados Unidos, un V8 de 5,2 litros y cigüeñal plano con más de 100 CV/litro, capaz de girar a casi 8.500 rpm. Un motor casi impropio de Detroit, con 526 CV de potencia. Su sonido es sencillamente majestuoso. En el vídeo que hemos dejado sobre estas líneas se puede apreciar en toda su gloria, una deliciosa fusión entre un sonido de muscle car y un sonido de un superdeportivo europeo. De nuevo, sólo está disponible con una caja de cambios manual y lleva semi-slicks de serie.

Motor Trend los ha enfrentado en circuito, así como en una pista de drag racing, y es el Ford Mustang Shelby GT350R el ganador en ambas, a pesar del menor par motor de su V8. Es un vídeo que tenéis que ver, aunque sólo sea por disfrutar del sonido de los dos propulsores.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Chevrolet Camaro SS Red&Black Accent: un nuevo escape, frenos Brembo… la tentación del catálogo de extras

Solicita tu oferta
  • Luciano Alvez

    Que no se supone que el mejor V8 es el Hellcat?

    • Fabián Montiel

      El Hellcat es supercargado, estos son atmosféricos.

  • Fuck Da Shit

    Pero esperen, dejen que salga la versión de altas prestaciones de mi precioso Camaro a ver como le va al Mustang.

  • nuevoenesto

    Por diseño prefiero el Camaro, pero está claro que el motor del Mustang, está por encima (¡¡¡y como suena!!!).

  • Pablo

    Más bonito, suena mejor, siempre sera el pionero y además monta un motor de este siglo, éste Mustang no tiene comparación con el Camaro.

  • TheMustang12

    para que pierden el tiempo comparando si sabemos que el Mustang es mejor en muchos aspectos, Y si hablamos de diseño, bueno esta de mas decir que el Camaro se durmio muchos años para crear algo bueno desde 2002 hasta su nueva aparicion

  • Fastback46

    Me parece un insulto comparar al Camaro con el Mustang, más con éste.
    El GT350R es otro nivel, no hay mas que ver sus tiempos en el ring, a la altura de coches de 1 millón de euros.
    El motor es propio de un superdeportivo europeo, amortiguación magnética, …
    Ford siempre va 10 pasos por delante de el resto se marcas americanas.
    Pero yo me quedo con el Ecoboost, me conformo con ese.

  • Maciel Fiuba

    el Mustang está lleno de alerones, tiene una presión al suelo superior, lo que lo hace mejor en los circuitos. Y sobre la recta, hace notar la diferencia de potencia. El Camaro, sin preparación, le pisa los talones en el circuito. Notable