¡Es oficial! El Mission E, el Tesla de Porsche, llegará a los concesionarios antes de 2020

 |  @davidvillarreal  | 

Como os contaba mi compañero David G. Artés desde Frankfurt hace unas semanas: Tesla toca, Alemania baila. El futuro de los fabricantes de lujo pasa por automóviles altamente tecnológicos, y eléctricos, por smartphones sobre ruedas, como dijera en aquellos días el malogrado Martin Winterkorn, que no quiso que la oscura perspectiva del escándalo que se cernía sobre sus marcas aguara la gran fiesta del Salón de Frankfurt. Y de ese futuro no se libra nadie, ni tan siquiera Porsche, que oficialmente acaba de confirmar que el Porsche Mission E, un eléctrico inspirado en el prototipo que puedes ver sobre estas líneas, llegará a los concesionarios antes de 2020.

Porsche habla de la “apertura de un nuevo capítulo en la historia de los deportivos”. De un proyecto que, únicamente en sus instalaciones de Stuttgart-Zuffenhausen, donde se fabricará, creará más de 1.000 nuevos empleos. Un proyecto que requerirá la inversión de 700 millones de euros en su fábrica, que en los próximos años será ampliada con una nueva línea de pintura, y una nueva línea de ensamblado, preparadas para la producción de este deportivo eléctrico. Las líneas de montaje de motores, y las actuales líneas de estampado de carrocería, también se ampliarán en consecuencia. Con motivo de este lanzamiento, Porsche también ampliará sus instalaciones de Weissach.

La marca de Stuttgart asegura que han cogido el toro por los cuernos. Entrarán de lleno en el negocio de los eléctricos, con un modelo que, además de eléctrico, será muy deportivo y, según dicen, el más sofisticado de su categoría.

¿Y cómo será el Tesla de Porsche?

Aunque Porsche aún se resiste a dar demasiados detalles de su futuro eléctrico, hemos de tener en cuenta que la presentación en el Salón de Frankfurt del prototipo Mission E no fue un canto de sirena. El eléctrico con el que pretenden afrontar un reto realmente importante para la marca, seguirá la senda marcada por el Mission E.

Recordemos que se trataba de un sedán de cuatro puertas y cuatro plazas, algo así como una reinterpretación futurista del Porsche Panamera (en dimensiones algo más contenidas, sobre todo en longitud). Un sedán de diseño exótico, aspecto deportivo y futurista, pero sobre todo un sistema de motores eléctricos con 440 kW (600 CV de potencia). Sus prestaciones, de infarto, con un 0 a 100 km/h en 3,5 segundos. Su autonomía, digna de un eléctrico que está llamado a luchar, de tú a tú, con el Tesla Model S, 500 kilómetros por recarga completa (capaz de recargar un 80% de su capacidad en 15 minutos gracias a un conector específico de alto voltaje, de 800 voltios).

Porsche incluso se desmelenó hablándonos de su capacidad para recargar las baterías por inducción, una idea avanzada, por no descabellada. Al menos no tan descabellada como la posibilidad de que este coche fuera completamente autónomo, capaz de desplazarse por sus propios medios, sin conductor. ¿De verdad llegará un día en que la gente comprará un Porsche para no conducirlo?

Fuente: Porsche
En Diariomotor:

  • Fuck Da Shit

    Pues veremos quien se la rifar para entonces.
    Faraday Motors, Porsche, Benz y hasta Apple quieren su anti-Tesla, pero Tesla no se quedará atrás. Para ese tiempo tendría su totalmente nuevo Models S.
    Aparte, las demas mercas no solo se van a tener que preocupar por darle en la madre al Model S y Model X, también al supuesto Model 3, y obviamente a un arsenal de nuevos modelos tecnológicos y de referencia.

    • Fuck Da Shit

      Aunque con un diseño así, prefiero al Porsche….

  • ADN

    Para entonces Tesla seguirá avanzando con modelos ya puestos en el mercado. Se viene una berlina más pequeña que el model S y el sustituto del Tesla Roadster.