Porsche B32, la Volkswagen T3 de altas prestaciones que Porsche no se atrevió a venderte

 |  @sergioalvarez88  | 

Las Volkswagen Transporter tienen un estatus ya de culto en el mundo del automóvil. Las veteranas T3 han sido camperizadas de mil maneras diferentes, y también es habitual la creación de máquinas de alto rendimiento recurriendo a motores bóxer de origen Porsche o Subaru, similares a los bóxer de serie de las T3. Lo que quizá no sabías es que Porsche produjo varias T3 de altas prestaciones, que estuvo incluso a punto de vender al público. Tenían 231 CV y se llamaban simplemente Porsche B32. Esta es su historia.

Las fantasías de una furgoneta Porsche han sido cubiertas por la comunidad de aficionados, pero podrían haber sido oficiales.

Corrían los años 80, y Porsche estaba embarcada en uno de sus proyectos más famosos: correr el Dakar con varios 911 modificados. Estos 911 modificados eran básicamente versiones de competición del Porsche 959, que sería lanzado al mercado en 1986 capitalizando la experiencia del Dakar. Para dar soporte a su equipo del Dakar, Porsche necesitaba vehículos de apoyo. Porsche siempre tuvo lazos con Volkswagen, por lo que la elección de varias Volkswagen Transporter T3 como vehículos de apoyo era lógica. No eran unas T3 cualquiera.

Para soportar los rigores del desierto, fueron equipadas con un tren de rodaje off-road con tracción total Syncro, y sus motores bóxer de serie fueron reemplazados por los bóxer de seis cilindros de los Porsche 911 Carrera. Tras construir estos vehículos de apoyo, Porsche se propuso fabricar varias Volkswagen Transporter de calle, equipadas con el motor bóxer de los 911. La idea era realizar un simple ejercicio de ingeniería. Un ejercicio exitoso, que daría pie a una máquina llamaba simplemente Porsche B32.

El ejercicio de ingeniería habría sido vendido al público por un precio superior al de un Porsche 911 de la época.

Las fuentes no están de acuerdo en el número de unidades producidas, que oscila entre 9 y 20 según las fuentes consultadas. Se cree que 9 fueron los ejemplares “de producción” construidos, mientras que se podrían haber construido hasta 20 prototipos. La idea de Porsche era vender estas B32 a un precio superior al de los 911, en algunos concesionarios Porsche selectos. Se querían presentar al público en 1986, en algún salón del automóvil. Finalmente, en Porsche decidieron no lanzar estos ejercicios de ingeniería.

Pero ya habían construido varias unidades, que actualmente se encuentran en manos de coleccionistas.

¿Qué hacía especial a las Porsche B32?

Debido a su aerodinámica complicada (similar a la de un ladrillo) su velocidad punta apenas era de 185 km/h.

Para empezar, abandonan sus bóxer de gasolina – o sus turbodiésel – por un motor boxer de origen Porsche, refrigerado por aire, con 231 CV de potencia. Este motor pasaba su potencia al tren trasero usando la caja de cambios de cinco relaciones de un Porsche 911 SC. Su tren de rodaje fue reforzado, con suspensión deportiva, necesaria para mantener bien pegado al suelo este rápido ladrillo. Hacía el 0 a 100 km/h en 9,6 segundos. Tanto sus llantas como su equipo de frenado fueron extraídos de un Porsche 944 de la época.

Por otra parte, en su interior el volante también se extrajo de la familia de coupés Porsche, así como la instrumentación: no había cinco relojes, pero un módulo adicional fue instalado bajo la consola central con los diales de temperatura, presión de aceite, etc. Es necesario tener en cuenta que las fotos que recogemos en este artículo corresponden a una versión de preproducción, construida a base de retales de otros coches. Exteriormente, llevaba un kit deportivo, apenas diferente al de otras T3.

Sólo el detalle de sus llantas o un pequeño emblema situado en la parte trasera de la furgoneta dejaban claro su origen. El proyecto nunca llegó a buen puerto, quizá por presiones por parte de los altos mandos de Volkswagen o Porsche. Sea como fuere, nada ha impedido a varios preparadores construir Volkswagen Transporter de altas prestaciones recurriendo a motores Porsche. Una curiosidad más: su manual de reparaciones está disponible en este enlace. Verdaderamente Porsche quería vender estas máquinas.

Fuente: The Piston Ring
Imágenes: AutoBild.de
En Diariomotor:

Lee a continuación: Ferruccio Lamborghini – el granjero que desafió a Ferrari – también tendrá una película

  • Slim Charles

    Hay que reconocer que Porsche es indiferente a la imagen que tiene su línea de vehículos (furgonetas, suvs, berlinas, deportivos baratos, su primer deportivo derivado del volkswagen) y, a pesar de ello, sigue siendo uno de los fabricantes más admirados. También se puede ver desde el otro ángulo, y pensar que es una marca menos pura que otras como Ferrari o Mclaren.

    • Sergio Padillqa

      También estuvo encargada del Mercedes E500. Hace coches de todo tipo, y eso la hace diferente.

  • ADN

    El motor y todos sus elementos parecen haber entrado con calzador. La temperatura en tan reducido espacio debió ser muy elevada, apostaría a que fué uno de los principales problemas a resolver.