Mercedes-AMG C 43 4MATIC Coupé, un AMG de 367 CV para todos los públicos

 |  @sergioalvarez88  | 

Ya sabíamos que los modelos AMG Sport de Mercedes se iban a reclasificar como AMG. En vez de un Mercedes C 450 AMG Coupé, Mercedes nos presenta su nuevo AMG C 43 4MATIC Coupé. Un cambio de denominación que enmascara parcialmente el hecho de que su motor no ha sido ensamblado en Affalterbach por un solo técnico, sin ir más lejos. No es tan radical como un Mercedes-AMG C 63 Coupé, pero su chasis sí tiene reglajes específicos y un interesante sistema de tracción total. Conozcamos más a fondo a este AMG para todos los públicos.

Un AMG suavizado

No llega al nivel de los AMG C 63, pero cuenta con multitud de detalles específicos que aumentan su deportividad.

O descafeinado, como prefieras. Pero un AMG al fin y al cabo. No es tan macarra y tan llamativo como un C 63, pero hereda de su hermano mayor detalles específicos como un difusor trasero, o cuatro salidas de escape. También llaman la atención los emblemas “Biturbo-4MATIC” de las aletas delanteras o el “C 43” trasero. Nos deja claro que no es un Clase C Coupé más. Ya que en otros aspectos, no se diferencia demasiado de los modelos de base: no tiene un ancho de vías mayor y sus llantas – aún específicas – son discretas, con 18 pulgadas de diámetro.

Su frontal tampoco es especialmente radical, y se asemeja mucho a los Clase C Coupé con pack AMG deportivo. En su interior sí se advierte algo más de personalización, sin caer en el exceso y la transformación de los “AMG puros”. El volante deportivo de tres radios es uno de los protagonistas, así como una consola central recubierta de aluminio. El salpicadero está también tapizado en cuero con ribeteado rojo, de aspecto elegante. Los asientos deportivos nos sujetan el cuerpo, mientras observamos una instrumentación específica.

Un V6 Biturbo para una excelente respuesta

El Mercedes-AMG C43 4MATIC Coupé no se puede encargar con una caja de cambios manual, sólo una automática de 9 relaciones.

Puede ser un AMG menos radical, pero para nada es un coche lento. Bajo su capó habita un motor 3.0 V6 Biturbo, capaz de desarrollar nada menos que 367 CV de potencia entre las 5.500 y las 6.000 rpm, con un enorme par máximo: 520 Nm entre las 2.000 rpm y las 4.200 rpm. Conectado a una caja de cambios automática 9G-TRONIC – de convertidor de par – de nueve relaciones y un sistema 4MATIC de tracción total permanente, hace el 0 a 100 km/h en sólo 4,7 segundos. Es sólo 0,7 segundos más lento que un AMG C 63 Coupé de 476 CV y motor V8.

A pesar de tener unas buenas prestaciones, consume una media de 7,8 l/100 km según su homologación, y tiene su velocidad máxima limitada a 250 km/h. Este serio rival de los BMW 435i M Performance tiene un selector de modos de conducción llamado AMG DYNAMIC SELECT. Al igual que en sus hermanos mayores, modifica la respuesta del motor, dirección, caja de cambios, suspensiones y ayudas electrónicas. En su modo Sport Plus, el motor retarda la ignición e inyección de combustible en el preciso momento del cambio de marcha.

¿Nos convence el Mercedes-AMG C 43 Coupé? Sin ser un AMG puro, acerca la experiencia a un público mucho mayor y reduce la barrera de acceso a la gama más deportiva de Mercedes-Benz.

Gracias a ello, los cambios de marcha son más rápidos y audibles. Además, la caja de cambios 9G-TRONIC simula el punta-tacón en las reducciones de marcha, ofreciendo al conductor mayores sensaciones. De serie también la misma suspensión deportiva de dureza regulable AMG RIDE CONTROL de otros AMG. La dureza de la suspensión es regulable a voluntad del conductor y su rigidez es superior a la de los Clase C Coupé. Cuando el Audi S5 se renueve, tendrá a un duro rival en este Mercedes-AMG C 43 4MATIC Coupé de tracción total.

En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿BMW M4, Lexus RC F o Mercedes-AMG C 63 Coupé?¿Qué deportivo coupé y premium me compro?

Solicita tu oferta desde 41.650 €