Un BMW M3 E92 con carrocería pick-up acaba de nacer en Sudáfrica: ¿hoguera o redención?

 |  @sergioalvarez88  | 

Ayer os hablábamos del BMW 333i E30, una curiosa versión de los Serie 3, exclusiva para Sudáfrica – a efectos prácticos, un BMW M3 con volante a la derecha. Hoy volvemos a Sudáfrica, donde un preparador conocido como Mad Dog Racing ha creado el que posiblemente sea el único BMW M3 E92 con carrocería pick-up en existencia. Bueno, además del que la propia BMW fabricó en 2011 con el objetivo de engañar al mundo en el April Fools’ Day. Esta conversión no es oficial, pero es incluso más interesante que la creada por BMW.

Este preparador ha seguido una aproximación sencilla a construir esta pick-up. Hasta el pilar B nada cambia con respecto al BMW M3 E92 de partida. El pilar B ha sido completamente rediseñado, eso sí. Tiene una forma más aerodinámica de la que tenía el pick-up oficial de BMW, de alguna manera más tosco. Han instalado una ventana trasera practicable, como en una verdadera pick-up americana (ver prueba de la RAM 1500 5.7 V8 Long Horn). Tras esta ventana, una larga cama forrada de plástico en la que cargar todo tipo de bultos.

La cama ha sido forrada en plástico duro, y es una instalación completamente ad-hoc. La versión oficial de BMW había forrado la cama en una tela metálica, más pesada, aunque también más resistente. Aunque pierde rigidez en su parte trasera, el pilar B de mayores dimensiones debería compensarlo en parte. Mad Dog Racing afirma que es un coche que se puede usar como pick-up, y posiblemente algún equipo de competición lo termine comprando para transportar piezas con estilo. No desentonaría en unos boxes de circuito.

Su motor 4.0 V8 de 420 CV ha recibido un kit de sobrealimentación por compresor, logrando una potencia posiblemente cercana a los 600 CV.

Hasta donde sabemos, retiene el tren trasero y la suspensión de serie. Quizá se quiera reforzar, en el caso de que alguien decida usarlo para el transporte. Lo que sí puede ser considerado sacrílego es alterar el perfecto reparto de pesos de un BMW M3 E92, que en este rápido vehículo comercial a buen seguro no es 50/50. Bajo su capó, conserva el magnífico 4.0 V8 de origen, pero el preparador ha instalado un kit de sobrealimentación por compresor, logrando una potencia aún desconocida.

Lo cierto es que la conversión a carrocería pick-up parece bastante profesional, con un buen acabado. Curiosamente, el portón del maletero retiene su forma y mecanismo original. Abierto, parece un extraño spoiler. Y a ti, ¿qué te parece convertir un BMW M3 E92 en una pick-up improvisada? Por algún motivo, no me parece tan sacrílego como debería, quizá por la calidad del trabajo. De todas formas, haría esto con un BMW M3 accidentado, o de una generación menos valiosa.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor:

Lee a continuación: 5 deportivos divertidos y de propulsión trasera que pueden ser tuyos por menos de 10.000 euros

  • Fèlix Badosa

    Hoguera como poco. Además, ¿qué coña de forma es esa la de abrir la puerta de la banqueta? ¿¿Desde cuando se abren hacia arriba en un pick-up?? Cero practicidad.

  • X 2.0

    Yo no lo haría jamás, pero hay que reconocer que el trabajo es muy bueno. En Australia bien puede competir con las pick ups de Holden y Ford.

  • HUMMER

    Me ha parecido haber visto antes estos vehículos, pero los utilizan en las fabricas de BMW. Hace años vi un Serie 7 Pick Up

  • Txesz

    Pues más o menos, concido con el redactor: mucho menos desagradable de lo esperado. Aunque lo del “portón” trasero es de delito.

  • Miguel

    Le falta la cabina salón desmontable acoplada.
    Hoguera.

  • Alberto Piqueras Ramos

    un enjendro total y de mal gusto. Si un preparador no tiene nada que hacer, mejor que se dedique a algún
    Plan Agropecuario, de esa manera se podrá distraer y no cometer estos desaguisados.

    Saludos.

  • Bowie

    Tengo cierta debilidad por las pick up, y esta ciertamente me resulta atractiva. Cambiaría esa manera tan peculiar y poco práctica de abrir la puerta de la cajuela.