El Kwid es un Renault Captur en miniatura: ¿demasiado malo, o demasiado bueno, para Europa?

 |  @davidvillarreal  | 

Los crossover triunfan por estos lares. Alza las suspensiones de un coche, añade plástico negro en bajos, defensas y pasos de ruedas, busca un nombre campero o ingenioso. Y habrás creado un best-seller, como el Renault Captur. Por esa razón entendimos que el Renault Kwid podría ser un modelo importante para Renault en Europa, quizás idóneo para comercializarse bajo Dacia. Ver todo sobre el Renault Kwid 2016. Fijaos que este modelo, concebido para India y otros mercados, que no incluyen Europa, podría convertirse en el hermano pequeño del Renault Captur, en algo así como un Renault Twingo en versión todocamino.

Pero no parece que el Renault Kwid vaya a recalar en nuestro continente. La primera razón es que se trata de un producto que no ha sido desarrollado bajo los estándares europeos. Eso significa que en temas primordiales, como la seguridad, no está a la altura de lo que Renault podría comercializar. Tampoco cumpliría con los estándares de calidad, ni tan siquiera para comercializarse con el emblema de Dacia, salvo que se subsanasen todos los problemas con un trabajo profundo de revisión del producto que se comercializa en India.

El Renault Kwid consiguió la peor calificación posible en las pruebas de Global NCAP, el organismo que se encarga de promocionar la seguridad, y realizar pruebas de impacto sobre automóviles, con el foco puesto especialmente en productos comercializados en mercados emergentes.

Dicho lo cual, el Renault Kwid podría ser demasiado malo para Europa, pero por su concepción, ¿es demasiado bueno como para que Renault apostase por él en Europa?

Aquí nos encontramos con un gran problema, en cómo reaccionaría el mercado a la llegada de un modelo que debería comercializarse por debajo de un Dacia Sandero, y obviamente del Dacia Sandero Stepway. El Kwid es 37 centímetros más corto que un Sandero. Y aunque su propuesta sea diferente de la del modelo más económico de Dacia, obviamente acabaría convirtiéndose en una alternativa lógica al Sandero, más accesible, y no menos atractiva visualmente. A fin de cuentas, Dacia ya tiene bien cubierto el segmento de acceso con el Dacia Sandero, e incluso ofrece alternativas camperas, crossover, consideradas como tales por sus clientes, con versiones que gozan de gran éxito, como el Dacia Sandero Stepway.

Y quizás sean estas dos razones las que influyen para que Renault no vaya a plantearse, salvo sorpresa, que el Renault Kwid llegue a Europa. El Renault Kwid es demasiado malo, pero a la vez demasiado bueno, como para comercializarse en nuestro mercado.

Mientras tanto, algún Renault Kwid se ha dejado ver por Europa, como este que ves más arriba, que fue cazado estos días en París. ¿Cabrá la posibilidad de verlo también en los concesionarios europeos?

En Diariomotor:

Lee a continuación: Renault Captur Wave: ondas azuladas y extra de equipamiento para el “anti Nissan Juke” francés

El Renault Captur es un nuevo crossover (un utilitario con carrocería y suspensiones elevadas) en la línea del Nissan Juke, con la base del Clio y un enfoque más práctico y espacioso.

  • F(Clemente)1

    Yo le veo un diseño bastante actual para ser vendido aquí, con la marca Dacia, por debajo del Sandero Stepway. Aunque obviamente mejorando la nula seguridad que tiene y con alguna opción de equipamiento mayor

  • Issam

    Calla, calla
    Creo que este es el coche del cual se esta hablando en las redes sociales locales (Marruecos), los rumores decían que Renault iba a sacar un coche por unos 5.000€, pensaba que el Kwid se quedaría en la India, ¿querrá Renault destronar al Suzuki maruti?
    A dios seguridaaad, hola cocheciiiito.

  • Siro

    O lo mejoran en seguridad o en Europa no se podrá vender.

  • rauccete

    Uffff, déjalo allá donde se venda.. Miedo al ver el vídeo….

  • Oliver

    Creo que los vehículos muy básicos no tienen cabida en Europa. Lo más vendidos del continente del segmento A son el Fiat 500, el Fiat Panda, el VW Up!, el Twingo… no son precisamente coches muy básicos, y desde luego no fallan en la seguridad; sin ser maravillosos en esto, al menos no hay graves carencias. Habiendo un Sandero desde 6.000-7.000 €, ¿cuánto menos tendría que costar este Kwid para hacerlo interesante? ¿5.000 €? Por ese precio, creo que casi todo el mundo prefiere irse a un coche usado.

El Renault Captur es un nuevo crossover (un utilitario con carrocería y suspensiones elevadas) en la línea del Nissan Juke, con la base del Clio y un enfoque más práctico y espacioso.