Todos a por Tesla: el “smartphone sobre ruedas” de Volkswagen estará en el Salón de París

 |  @davidvillarreal  | 

Dentro de unos días abrirá sus puertas el Salón de París. Un evento que, junto al Salón de Ginebra, será el más importante del año para la industria del automóvil. La reacción de Volkswagen, tras el escándalo de las emisiones, no tardaría en llegar. Un plan ambicioso, en el que habría algún recorte, pero sobre todo un nuevo enfoque, el de erigirse como la marca más tecnológica y sostenible del panorama internacional. Un objetivo que, tras el varapalo sufrido a lo largo del último año, parecía difícil, pero no imposible. Así las cosas, París supondrá la puesta de largo de un prometedor compacto eléctrico de Volkswagen, la base de toda la estrategia eléctrica de la marca y, por extensión, del grupo. El esperado “smartphone sobre ruedas” de Volkswagen anunciado por Martin Winterkorn días antes de que el escándalo de los TDI se hiciera público, y abandonase su cargo.

Según Autocar.co.uk, el Salón de París será el escenario escogido para avanzarnos un prototipo más cercano a ese primer eléctrico. Un primer eléctrico que gozará de unas dimensiones y proporciones muy parecidas a las del Volkswagen Golf, pero que a diferencia del Volkswagen Golf-e, no se comercializará como un Golf eléctrico. Una distinción más para que este y otros eléctricos de la casa sigan su propio rumbo.

Lo interesante, a juzgar por los detalles que Volkswagen ha ido desvelando, y por las informaciones publicadas por la revista británica, es que su autonomía girará en torno a los 400 y los 600 kilómetros, cifras similares a las que hoy en día ofrece Tesla Motors en su gama Tesla Model 3 y Tesla Model S.

Será la primera aplicación de la nueva plataforma modular eléctrica, la que servirá de base para toda una gama de coches eléctricos. La plataforma se ha denominado MEB, y por dimensiones sería comparable a la MQB que emplea toda la gama compacta del Grupo Volkswagen, con la salvedad de que la MEB estará desarrollada atendiendo a las necesidades de un coche eléctrico. Es decir, habrá sido diseñada para facilitar la instalación de baterías y otros componentes eléctricos, como los motores, maximizando el espacio libre para la carga y los pasajeros en su habitáculo.

En cuanto a la definición de “smartphone sobre ruedas”, ya vamos sabiendo lo que significaba para Volkswagen esta expresión mencionada por Martin Winterkorn en su presentación del Salón de Frankfurt de 2015. Sabemos que eso significa una dotación tecnológica muy elevada, partiendo de una alta conectividad que va más allá de facilitar el uso de aplicaciones de nuestros teléfonos móviles. Sabemos que el nuevo eléctrico de Volkswagen estará permanentemente conectado y que abrirá las puertas a una tecnología que puede revolucionar la industria – o eso esperamos – el del coche conectado, la comunicación coche-a-coche y coche-infraestructura.

Mientras tanto, Volkswagen no será la única que revele sus prometedoras cartas eléctricas. General Motors ya ha hecho lo propio, y presentará un Opel Ampera-e con una autonomía de 400 kilómetros, cifras que, ahora sí, ya podríamos decir que están en el rango de la gama Tesla.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Tesla, ahora sí vienen a por ti: el Opel Ampera-e promete 400 kilómetros de autonomía eléctrica

Ver todos los comentarios 0