El Apollo IE es la obsesión por la pureza dinámica y los detalles, materializada en un carreras-cliente de 780 CV y 2,3 millones de euros. Foto 3 de 21.