Ferrari FXX K: el cavallino definitivo es un LaFerrari de 1.050 CV con licencia para maltratar el asfalto. Foto 2 de 6.