CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

5 MIN

Desde el circuito: Analizando el segundo día

Àlex Garcia | 24 Feb 2016
Pascal Wehrlein 2016 Test Barcelona Día 2
Pascal Wehrlein 2016 Test Barcelona Día 2

A medida que pasan las horas y los días, lo que empieza siendo turbio acaba esclareciéndose un poco. La Fórmula 1 comenzó ayer la pretemporada y sacar conclusiones parecía una odisea, más allá de determinar que el Mercedes parece estar un paso por delante, por lo menos en cuanto a fiabilidad se refiere. La flecha de plata -de momento solo rueda una, claro- es tan fiable como lo ha sido en 2014 y 2015. De esta forma, en el equipo de Brackley están trabajando sin interrupciones y dando muchas más vueltas que sus rivales. Esta es la conclusión "fácil". Pero, ¿qué vimos en el segundo día de pruebas en Barcelona?

De entrada, vimos una demostración global de fiabilidad digna de mención. Prácticamente la totalidad de equipos participantes en el mundial de Fórmula 1 dieron más de 100 vueltas. Las honorables excepciones vienen dadas, como no, por problemas técnicos fuera de lo normal como la rotura de motor de Renault. El propio piloto británico reconoce que el equipo no ha empezado demasiado bien... y hay que recordar que a él le quedan tan solo dos días en el coche, algo importante a tener en cuenta. Y es que Renault es una de las piezas que está sorprendiendo en lo que llevamos de pretemporada... en negativo. Sí, es aún muy pronto pero el lunes fueron lentos y el martes rompieron el motor de forma espectacular.

Como espectacular es lo que está haciendo Mercedes. El W07 lleva dadas más de 300 vueltas en dos días, con una media de unas 160 vueltas por día. Sigue siendo válido lo que dijimos ayer: en Mercedes están trabajando de cara a las competiciones y no para asegurar la fiabilidad del coche y eso les da una ventaja temporal importante y si tenemos en cuenta que la pretemporada 2016 es la más corta de la historia, esto es aún más importante. Mientras tanto, los demás equipos reaccionaron y consiguieron dar un buen número de vueltas que deja entrever la gran evolución y el gran trabajo que se está realizando. Evidentemente, no todo el mundo está dando más de 100 vueltas pero sí es la tónica general.

Incluso los equipos con pocas vueltas están dando un elevado número a lo largo de las ocho horas de pruebas que tiene cada día. A pesar de todo, Mercedes sigue siendo el equipo con más rodaje en lo que es toda una declaración de intenciones. Pero a todo esto, los alemanes siguen sin meter a su coche en primera posición. Visualmente, el W07 parece ser el coche que va más por el sitio pero también hay que tener en cuenta que los Ferrari, Red Bull y Force India fueron más rápidos el martes. Nadie duda de que la presencia de este último en tercera posición es fruto del uso de los neumáticos superblandos y es una evidencia que la gran ventaja de los otros dos se debe al uso de los ultrablandos.

Pero a pesar de ello, Mercedes no ha estado de momento en posición de marcar el mejor tiempo del día. Trabajando con tandas más largas, no da la impresión de que estar arriba en la clasificación sea una prioridad donde para Ferrari sí parece serlo -el duelo entre Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo parece mostrar el enfoque de Ferrari y Red Bull-. En cualquier caso, la realidad es que a día de hoy, Ferrari se ha mostrado verdaderamente veloz y eso debería hacernos ver que en 2016 es muy probable que se vea un duelo real entre los italianos y los hombres de Mercedes. Y esto, ¿dónde deja a los Red Bull, Williams, Force India y demás? El segundo día no nos descubre grandes novedades en este sentido pero sí nos deja indicios.

Lo que parece -repetimos, parece- es que los primeros cinco equipos podrían incluso mantener el orden de 2015. Por lo visto a día de hoy sería razonable que Mercedes estuviera arriba, justo por delante de Ferrari aunque estando estos últimos más cerca. Williams y Red Bull tendrían un segundo grupo propio en el que según el día podría colarse Force India. ¿Nos suena esto? Es una especie de "copia" de la segunda mitad de temporada 2015. Por lo visto estos dos primeros días, el "lío" lo tendríamos a continuación. McLaren está mejor que el año pasado, Renault parece haber caído un poco y mientras tanto Toro Rosso es una ligera incógnita, con Haas y Manor como los "dark horses" que en un momento dado pueden obtener un buen resultado.

La gran incógnita a día de hoy sigue siendo Sauber, cuyo rendimiento es inevaluable hasta que llegue la próxima semana... y el coche nuevo. ¿Nos aventuramos a hacer un pronóstico de clasificación de constructores? Evidentemente, no. Hay que estar pendientes en miércoles y jueves para sacar más conclusiones antes del obligado descanso de cara a los últimos cuatro días de pruebas la semana que viene. No hay que olvidar tampoco algo que parece una obviedad y es que a día de hoy, la Fórmula 1 ha completado ya un 25% de la pretemporada útil -todo aquello que es tiempo en pista- y en el caso de algunos pilotos como Sebastian Vettel, Jolyon Palmer, Daniel Ricciardo, Pascal Wehrlein y Marcus Ericsson, un 50%.

La matemática es fácil en la mayoría de equipos: hay ocho días y dos pilotos, luego cada uno tiene cuatro jornadas disponibles. Si algunos de estos hombres ya han rodado dos días, no les quedan más que otros dos. Algo más "compleja" es la situación en Force India, donde Alfonso Celis ejercerá un cierto bloqueo. El tiempo es muy limitado y en la Fórmula 1 no existen los milagros ni la magia. Seguirá el trabajo duro. Y de hecho, ni siquiera el Gran Premio de Australia deberá suponernos una muestra clara de lo que encontraremos esta temporada. ¿Que puede serlo? Por supuesto. Pero también es posible que no.