CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

6 MIN

17 años después de cumplir un sueño: ¿Cómo fue el camino de Fernando Alonso hasta la Fórmula 1?

Álex Delgado | 17 Ago 2018
fernando_alonso_dmc_galeria_136
fernando_alonso_dmc_galeria_136

Llegar a la Fórmula 1 es mucho más difícil de lo que a simple vista puede parecer. Tienes que despuntar en categorías inferiores e ir evolucionando poco a poco hasta obtener resultados que permitan estar en mejores condiciones.  El esfuerzo que hay detrás, en ocasiones, da sus frutos y el sacrificio se ve recompensado.

Fernando Alonso se ha consagrado como uno de los pilotos más importante en la categoría reina del automovilismo.  El asturiano ha sabido aprovechar todas las oportunidades que ha tenido para sacar el máximo partido a su monoplaza.  Todo ello ha sido posible gracias a que fue aplicando los conocimientos que llegó a asimilar a lo largo de los años en las distintas categorías y competiciones en las que ha participado.

Todo empezó cuando el español tenía tres años. José Luis Alonso, su padre, decidía fabricar un Kart casero para su hija. Sin embargo, el más pequeño de la familia Alonso se subía por primera vez a un kart y comenzaría su leyenda. No llegaba con los pies a los pedales, pero ya apuntaba a maneras, con el motor al ralentí daba volantazos, esquivando los obstáculos que se encontraban colocados en las casi improvisadas pistas y avanzaba con bastante facilidad en los circuitos. Ese kart que iba a ser para su hermana mayor nunca más cambiaría de manos.

En 1994 el asturiano ya comenzaba a hacer sus pinitos en la competición. En aquella ocasión fue en el campeonato regional de Karting, teniendo a su padre como representante y mecánico, en un Asturias que siempre ha sido una de las zonas a las que más les ha tirado el deporte del motor.  Poco a poco fue consiguiendo diversos logros mientras sus progenitores se encontraban en una vorágine burocrática para conseguir la licencia que le permitiese pilotar un Kart, demostrandose que ya por aquel entonces era una problemática para aquellos niños que querían alejarse de los deportes 'tradicionales' del balón.

Pese a competir con otros niños más grandes que él, Alonso fue cogiendo experiencia poco a poco. No fue hasta 1988 cuando el asturiano se hizo con el título en la categoría infantil del campeonato asturiano de Karting, algo que repetiría un año más tarde haciendo lo mismo en el mismo certamen y el gallego. En poco tiempo, el español conquistaba el norte de España, mostrando un potencial sorprendente para un niño de tan corta edad.

El  asturiano iba creciendo más rápido que el resto de jóvenes de su edad. A medida que crecía se le fue complicando  la situación. Cada  vez era más costosa la competición, algo que a la familia le produjo más de un quebradero de cabeza. En ese momento encontraron la oportunidad de oro tras una magnifica gestión de un amigo de la familia, José Luis Echevarria, consiguió llegar a un acuerdo con Josep Marcó.

Alonso se instaló en Catalunya que era la comunidad autónoma donde los pilotos españoles deciden prepararse con tal de sacar el máximo partido a su rendimiento. No fue hasta el 1994 cuando el asturiano se hizo con el título del campeonato de catalán y unos meses más tarde hizo lo mismo con el de España en la categoría junior. En 1995 pudo competir en el Campeonato del Mundo de Karting, en el que mostró un alto nivel al clasificarse tercero, pero tuvo un error en la salida que le privó llegar al podio.

A mediados de la década de los 90’ el español se consagraba internacionalmente. Su presencia en los circuitos de Europa estaba garantizada. El asturiano había hecho algo que pocos deportistas de su época habían logrado: tener una beca de alto rendimiento. En 1999 daría su salto  al mundo de los monoplazas. Sería de la mano de Adrián Campos, que se convertiría en su nuevo manager y el cual le ficharía como sustituto de Marc Gené para disputar la segunda edición del Euro Open MoviStar by Nissan. Poco o nada tardaría en despuntar en dicha competición. El asturiano se hizo con el título de la categoría con siete victorias y dos segundos puestos. Estos resultados le valieron para poder realizar unos test con Minardi en el circuito de Jerez. De aquella ocasión siempre se recuerdan unas palabras del mítico Cesare Fiorio, por aquel entonces director deportivo de los de Faenza después de dejar su hueco en el Mundial de Rallyes:

Era la primera vuelta, y sin haber conducido nunca un monoplaza de Fórmula 1 y lloviendo, pasó delante del box y frenó en la primera curva en el mismo sitio que lo estaba haciendo Rubens Barrichello con el Ferrari. Estaba asustado y le mandé parar y cuando llegó al box me preguntó Fernando, "¿qué pasa?", si había algún problema. Yo le dije que el problema lo podía tener él si seguía yendo tan rápido la primera vez que pilotaba un F1. Pero me contestó que iba despacio, como yo le había dicho. Así que le dije: “Está bien, sigue despacio”

Se llegó a un acuerdo con Minardi, que al no haber un hueco en el equipo italiano se tuvo que conformar con ser piloto de pruebas. En la temporada 2000 continuó con su evolución en las categorías inferiores. Su siguiente paso fue participar en la Fórmula 3000 con el Team Astromega, equipo con el que consiguió una Pole Position y una victoria, finalizando en la cuarta plaza del que por aquel entonces era uno de los campeonatos que servía como trampolín para llegar a la Fórmula 1.

El año siguiente el asturiano ya debutaría en el Mundial de Fórmula 1 tras rechazar una oferta de Ferrari que le garantizaba el salto al Gran Circo con ellos en 2002, sin embargo, una de las condiciones es que tendría que estar en la Fórmula 3000 un año más(el plan inicial era llegar a Ferrari como piloto de pruebas e ir cedido a la escudería Prost que llevaría motores Ferrari, antes de sustituir a Barrichello en 2002), categoría que se había quedado pequeña para el desarrollo como piloto del ovetenese. Alonso se decantaba por una oferta de Flavio Briatore, que era el nuevo director general de Renault. De este modo, el español participaría en 2001 con Minardi siendo cedido por el equipo del rombo y cumpliendo con el contrato firmado con Giancarlo Minardi de tener un asiento en Fórmula 1 antes de 2002. Era allí donde comenzaba una historia que ha durado 17 años hasta que Alonso anunciaba que a final de temporada abandonará el campeonato sin saber si será o no definitivo:

Quiero dar las gracias a todos en McLaren, mi corazón está con el equipo siempre. Sé que volverán más fuertes y mejores en el futuro y ese podría ser mi momento correcto para volver al campeonato, eso me haría muy feliz. Tengo gran relación con mucha gente fantástica en McLaren y ellos me han dado la oportunidad de expandir mis horizontes en otras categorías, me siento un piloto más completo.