Action Express gana sin problemas, Antonio García roza el podio en un día raro

 | 

Long Beach no dejó indiferente a nadie por segundo año consecutivo. El popular circuito urbano del área metropolitana de Los Ángeles volvió a recibir la visita del Weathertech Sportscar Championship y aunque la edición de 2018 fue menos accidentada que la temporada previa vio una repetición de la igualdad establecida sin la necesidad de ver en acción a la categoría de GT Daytona. Cadillac dominó en Prototipos después de una buena pelea con unos Acura que aún necesitan el ajuste final de Penske para ser un coche ganador, mientras que Antonio García se quedó a las puertas del podio en un día de altibajos para Corvette.

Juan Pablo Montoya mantuvo la pole position ante Felipe Nasr, a la vez que Hélio Castroneves adelantaba a Harry Tincknell por el tercer puesto. El primer accidente llegó en la misma salida, una colisión entre Kyle Masson y Gustavo Yacamán en la estrecha rotonda que detuvo el evento durante diez minutos. Laurens Vanthoor chocó con Joey Hand al frenar para evitar el accidente inicial de los Prototipos, dañando la parte trasera del Ford GT y pasándole en la posterior resalida con su Porsche. Montoya se defendió de Nasr durante varias vueltas hasta que el brasileño se puso líder por el interior de la recta trasera.

Robert Alon dejó la carrera en una escapatoria con problemas técnicos, forzando una caution que obligó a todos los equipos a realizar su obligatoria detención en boxes. Los pilotos de GT hicieron el cambio de asiento respectivo, poniéndose Alexander Sims líder después de la prontía parada de Connor de Phillippi previa a la bandera amarilla. García salió segundo del pit lane pero se fue a la cola al no arrancar de inmediato en la resalida por una breve resistencia de la caja de cambios. Pipo Derani abandonó en boxes con un problema en el propio cambio de su Nissan Dpi.

Earl Bamber encontró resistencia en Sims hasta que adelantó al de BMW con neumáticos gastados. Sims intentó aguantar por el exterior de la curva 9 a su compatriota Nick Tandy pero se encontró con el muro y perdió un buen resultado. Nasr se escapó diez segundos de los demás Protos, pero las paradas alteraron en gran medida el orden establecido: al brasileño lo suplió Eric Curran, que quedó en medio del grupo de GTLM y fue empujado por Tandy en la horquilla, perdiendo ambos coches sus opciones de victoria. Penske realizó una parada lenta en el #6 que heredó Dane Cameron y le dejó en medio del numeroso grupo de los Prototipos.

El único puntero que no tuvo problemas en su detención fue el Action Express #5, que salió líder y escapado con Filipe Albuquerque; Ricky Taylor, Ryan Dalziel, Jordan Taylor, Cameron y los Mazda de Jonathan Bomarito y Oliver Jarvis empezaron a pelear por la segunda posición hasta que apareció una nueva caution por restos en pista del Porsche #912. Dalziel adelantó a un dormido Ricky Taylor en la resalida e intentó aproximarse al líder Albuquerque sin demasiado éxito, mientras el mayor de los Taylor cedió el podio a su hermano y varias posiciones más.

Albuquerque amplió su distancia al frente y ganó con casi cinco segundos sobre Dalziel. Jordan Taylor cerró el podio presionando al Nissan #2, por delante de Jarvis y los descolgados Penske de Cameron y Ricky Taylor, hundido en la lucha por alcanzar el cajón. Curran finalizó séptimo, pasando en el último giro a Stephen Simpson y a un lento Bomarito que también sufrió al final. Colin Braun cerró el top 10 con la estrategia equivocada en la parte decisiva, mientras Sebastián Saavedra padeció los efectos de la poca competición y cruzó la meta a dos vueltas.

Bamber empezó a humear en la parte final por el roce entre chasis y neumático y abandonó con la suspensión partida desde el liderato en GTLM, cediendo la primera posición a Tommy Milner. El piloto de Chevrolet aprovechó la lucha entre los Ford de Ryan Briscoe y Dirk Müller para tomar un margen de tres segundos y no soltarlo, llegando a ceder posición con el líder para ahorrarse una vuelta bajo la bandera a cuadros. Briscoe y Müller acabaron segundo y tercero respectivamente, por delante de un notable García que aprovechó los incidentes de los Porsche y los BMW para sumar unos puntos importantes e intentar rehacerse de cara a la ronda de Mid-Ohio.

Lee a continuación: En la IMSA ya se habla de los DPi híbridos

  • OneCarlos

    los LMP2 ni porsiacaso se vieron, en los circuitos callejeros la potencia y el torque ganan mucho ahí, el Cadillac no tenía la velocidad de punta que el Acura (a no ser que sea con rebufo) pero tenía mejor aceleración y bueno, el Gibson una vez mas dió pena.