Adiós al SS, Chevrolet tendrá nuevo coche para la NASCAR Cup Series 2018

 |  @X3Humberto  | 

Chevrolet pondrá punto final a la producción del SS este año, lo que significa que presentarán un nuevo modelo para la temporada 2018 de la Monster Energy NASCAR Cup Series. En tal sentido, Jim Campbell, vicepresidente del departamento de Performance y Motorsport de Chevrolet, indicó que todavía no han pensando en el reemplazo del SS, pero seguramente en General Motors habrán observado con detalle la radical propuesta del Camry que presentó Toyota Racing recientemente.

El Chevrolet SS reemplazó al Impala SS y le tocó en suerte enfrentar al Ford Fusion y al Toyota Camry, entiéndase que más allá de carreras, la división superior de la NASCAR es sinónimo de ventas y prestigio en el mercado norteamericano. Pero, aunque el SS ha sido un modelo exitoso en la Serie, títulos de Jimmie Johnson en 2013 y 2016, y de Kevin Harvick en 2014, no lo fue en lo comercial, un caso similar al del moderno Dodge Charger. El SS es una berlina de lujo fabricada en Australia por Holden y su precio está por el orden de los 50.000 dólares, además de carecer de abolengo y eso que las siglas SS evoquen a Super Sport.

La exposición de Chevrolet en la NASCAR Cup Series es importante ya que cuenta con siete equipos, así que de seguro existirá mucha expectativa por conocer el sucesor del SS y de otros modelos populares de la marca como el Chevelle, el Monte Carlo y el Lumina, además de que el Camaro mantendrá presencia en la Xfinity Serie. Esperaremos a ver con qué nos sorprende Chevrolet.

En palabras de Jim Campbell:

Se sabía Chevrolet iba a descontinuar el SS este año. Esa información fue anunciada originalmente el verano pasado. Todavía no hablaremos de proyectos futuros ni haremos cualquier anuncio acerca de nuestra próximo modelo en la Serie, todo se hará en el momento apropiado.

Vía | nascar.com

En Diariomotor | Siempre se van los mejores: adiós al Chevrolet SS, la berlina perfecta que General Motors no supo vender

Lee a continuación: La buena suerte de Carlos Sainz