Àlex Palou, satisfecho con su debut en la Super Fórmula: "Creo que será un año muy divertido"

 |  @alexgarciagv27  | 

Después de una jornada como la de hoy en Suzuka para la que era su primera carrera en la Super Fórmula, habría sido fácil que Àlex Palou estuviera desanimado o por lo menos, algo molesto. Pero lejos de preocuparse y con una mentalidad envidiable ante las adversidades, el catalán celebra el fin de semana y todo lo positivo que hubo en él hasta los problemas sufridos en la carrera. Tras su debut en la categoría reina de monoplazas japoneses, en Diariomotor Competición volvimos a hablar con el piloto que ha centrado todas las miradas en el automovilismo español este fin de semana para que nos contara como vivió un día muy peculiar. Lo que nos contó es tan honesto como optimista de cara al futuro y si todo va como debe ir, nos viene un año interesante. Así lo cree el propio protagonista.

Ayer, Palou reconocía que no esperaban estar tan arriba en Nakajima Racing... y en ese sentido no sorprenden sus palabras de hoy, directas pero reales: "La verdad es que hemos hecho un buen fin de semana. Hemos sido muy rápidos y lo hemos demostrado en carrera, en clasificatoria, en los libres..." aseguró. Desde el primer entrenamiento libre, el coche número 64 rindió a gran nivel. Pero aún así, no hay que rehuir la realidad de lo ocurrido el domingo, que fueron muchas cosas y pocas buenas. El primer problema llegó ya antes de la salida, con una falca que los mecánicos olvidaron quitar y que acabó con una sanción para el español: "Fue una pena el drive through que nos pusieron al tocar un mecánico el coche demasiado tarde en parrilla", se lamentó aunque con cierta filosofía.

Aún así, Palou se mostraba optimista con cómo habría podido desarrollarse la carrera sin los problemas: "Antes de cumplir sanción iba segundo, presionando a Makino que iba líder. Creo que con el ritmo que traía, le habría podido pasar tarde o temprano. Después del drive through también íbamos muy rápidos y de hecho la vuelta rápida fue nuestra", comentó el debutante. Pero desafortunadamente, el azar le jugó una mala pasada cuando era segundo y buscaba superar a un Kamui Kobayashi que era líder: "Tuve un problema al salirse la tuerca y se habría acabado saliendo la rueda, así que por eso paré", explicó. Un problema extendido a todo el equipo Nakajima Racing, ya que su compañero sufrió el mismo destino: "Fue el mismo problema que tuvo Makino, así que estamos mirando cuál fue la causa", declaraba.

El problema que más preocupa a la Super Fórmula es que ahora mismo parece que es algo extendido: "Parece que no es problema del equipo sino del coche, ya que a otros pilotos les pasó lo mismo en los entrenamientos libres y en los test", avisó el piloto de Sant Antoni de Vilamajor. Una lástima porque sin esos dos problemas, quizás se habría podido optar a ganar, como lo demuestra el triunfo de un Nick Cassidy que salía duodécimo. Lo bueno es que en este caso, hay muchos positivos que llevarse de su debut: "Estoy contento por el rendimiento que tenemos, ya que vamos muy rápidos". Pero una carrera es solo una carrera. La velocidad está ahí, el coche es competitivo y la mentalidad no podría ser mejor. "Nada, a seguir adelante. No pasa nada", concluyó. Y un vaticinio para el futuro: "Teniendo el coche que tenemos, creo que será un año muy divertido".

Lee a continuación: Àlex Palou, segundo en parrilla en la Super Fórmula en Suzuka: "No podíamos haber empezado mejor"