Alexander Rossi presenta su candidatura al título en Long Beach

 |  @eloy_eg  | 

Puede parecer precipitado hablar de candidatos al título en un campeonato que acaba de celebrar su tercera cita de la temporada, pero sólo cabe tener esa observación tras presenciar el espectacular fin de semana protagonizado por Alexander Rossi en las calles de Long Beach. El de Andretti Autosport marcó la pole, dominó la carrera y es líder del certamen tras no bajarse del podio en lo que llevamos de campaña. Y suma su tercera victoria en IndyCar, añadiéndose Long Beach a Indianápolis y Watkins Glen, tres escenarios míticos.

El californiano dejó claro y diáfano que era el rival a batir este fin de semana en su tierra natal ya desde la sesión de clasificación, en la cual se adjudicó la pole con más de tres décimas de renta sobre los Penske de Will Power y Simon Pagenaud. Su compañero de equipo Ryan Hunter-Reay bien podría haberle hecho frente, pero una sanción por pisar la línea que delimita el carril de reincorporación a pista evitó que accediera al Fast Six, última ronda de clasificación.

Y en carrera Rossi estuvo impecable, manteniendo siempre el control de la carrera pese a las diversas resalidas y viendo cómo quienes podían complicarle la vida iban cayendo. Lo cierto es que el carrusel de banderas amarillas empezó pronto al comerse Graham Rahal a Simon Pagenaud en la salida. Otros posibles candidatos a los puestos de honor perdieron pronto sus opciones, pues por ejemplo Hunter-Reay recibió varios toques a lo largo de la carrera y Robert Wickens sufrió problemas mecánicos.

Pero el momento culminante llegó mediada la carrera. Con una estrategia alternativa Scott Dixon y Sébastien Bourdais se plantaron en puestos de podio y el francés se sacó de la manga una espectacular maniobra para colocarse segundo, debió de volver posición y volvió a adelantarle... para terminar perdiendo ambos sus opciones por una nueva bandera amarilla justo cuando debían entrar a boxes. De hecho con su ritmo Bourdais aún podía haber optado a un buen resultado pero vio cómo Jordan King se lo llevaba por delante en la horquilla. El francés no dudó en decir tras la carrera que le tocó lidiar con "idiotas" en la parte final de la carrera.

Will Power se lanzó en las últimas vueltas a por Alexander Rossi pero sin éxito, logrando así la victoria el estadounidense. El tercer escalón del podio acabó siendo para Ed Jones, que aguantó bien la presión de un numeroso grupo de pilotos formado por Zach Veach, Graham Rahal, Marco Andretti o Josef Newgarden. Scott Dixon (11º) y Sébastien Bourdais (13º) acabaron fuera de la zona de puntos.

Alexander Rossi disfruta así de 22 puntos de ventaja ya sobre Josef Newgarden, siendo esta misma semana la cuarta cita de la temporada en Barber Motorsports Park.

Foto | IndyCar Series - Chris Owens

Lee a continuación: Action Express gana sin problemas, Antonio García roza el podio en un día raro

  • Ferran Pistola

    Parece que el nuevo AeroKit funciona, da carreras movidas y entretenidas.