Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WEC
Logo Icon

4 MIN

Alonso, Buemi y Nakajima se imponen con el Toyota #8 en unas 6 Horas de Spa locas

No habrá sido la carrera más apasionante de la temporada, pero no por ello las 6 Horas de Spa 2019 dejarán de ser una prueba difícil de olvidar. La climatología se cebó con la penúltima cita del Mundial de Resistencia 2018-2019 y nos brindó buen tiempo, lluvia, granizo y nieve de forma intermitente, forzando varias apariciones del Safety Car. Sin embargo lo que terminó decantando la balanza a favor del Toyota TS050 #8 de Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima fue el fallo de un sensor en el coche de sus compañeros del #7.

La salida de las 6 Horas de Spa se dio sobre seco, pero no tardó en aparecer la lluvia y obligar a entrar a toda la parrilla. Ello pilló a contrapié a Toyota y más concretamente a su equipo #8, al aparentemente no estar listos los mecánicos y dejarse una veintena de segundos con respecto a sus compañeros, que lideraban así cómodamente la prueba. Entre ellos se coló además uno de los Rebellion, el #3. La prueba además no tardó en verse interrumpida al dejar paso la lluvia a la nieve y el granizo.

Estas interrupciones unidas a periodos de buen tiempo y pista seca serían la tónica de la carrera. Sébastien Buemi mostró un buen ritmo con lluvia y logró recuperar el tiempo perdido con Mike Conway, pero en el siguiente Safety Car se vio obligado a repostar con el pitlane cerrado. Y la situación del #8 se agravó al optar toda la parrilla por montar slicks, algo que sólo pudo hacer cuando ya se reiniciaba la prueba. Todo ello lo dejó a un minuto del #7, líder. La situación era crítica y ello se notó cuando Fernando Alonso cometió un raro error de pilotaje, un trompo en Pouhon.

Pero el primer infortunio mecánico grave de Toyota en toda la temporada sonrió a los líderes del Mundial. El TS050 #7, en esos momentos en manos de Kamui Kobayashi, sufrió el fallo de un sensor. La reparación le costó cuatro vueltas, no sólo sirviendo en bandeja de plata el triunfo a Alonso, Buemi y Nakajima (que se subió al coche inmediatamente después) sino además hundiéndolos en la clasificación general. Aunque por ritmo, especialmente con lluvia, los Toyota estaban en otro planeta, el carrusel de interrupciones hizo muy complicada la remontada del #7, que finalmente sólo alcanzó el 6º puesto final. De hecho la carrera acabó con bandera roja a pocos minutos del final.

Ello dejó dos escalones en el podio libres para los equipos privados. SMP Racing plantó más cara que Rebellion a Toyota, pero el #17 perdió una rueda en pista y el #11 se vio sancionado por no respetar los límites de pista bajo régimen de Safety Car Virtual, lo cual abrió la puerta al segundo puesto final del Rebellion #3 por delante de los coches rusos. ByKolles protagonizó una carrera para olvidar, si bien su primer incidente ocurrió al tocarle uno de los LMP2 de Jackie Chan DC Racing.

En la segunda categoría de prototipos la lucha por la victoria estuvo muy apretada, posiblemente favorecida por tanto Safety Car. Tras coquetear con los primeros puestos absolutos al inicio de carrera, sus participantes se encontraron en grupo y separados por pocos segundos en los últimos compases de la prueba, decantándose todo gracias a un monumental adelantamiento de Pastor Maldonado (DragonSpeed, junto a Roberto González y Anthony Davidson) a Nicolas Lapierre (Signatech Alpine), que también claudicó ante Jean-Éric Vergne (G-Drive).

Entre los GTE-Pro la lucha fue permanente y con alternativas durante toda la prueba, pero finalmente Maxime Martin y Alex Lynn lograron imponerse al volante del Aston Martin Vantage #97 por delante del Ferrari #51 y del Porsche #92, favorecido por una sanción a sus compañeros del #91 que prácticamente decanta a favor de Kévin Estre y Michael Christensen el campeonato. En cuanto a GTE-Am, el Porsche #77 de Dempsey-Proton Racing (Campbell/Ried/Pera) logró batir al Aston Martin de TF Sport autor de la pole.

Este resultado permite a Toyota proclamarse campeona del mundo, si bien la resolución del título de pilotos deberá esperar a las 24 Horas de Le Mans. Actualmente 31 puntos separan a Alonso, Buemi y Nakajima de Conway, Kobayashi y López, con 39 aún en juego en Le Mans. A los pilotos del #8 les valdrá un 7º puesto o un 8º unido a la pole para asegurarse la corona.

Foto | Toyota GAZOO Racing

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable