ANDROS Sport 01: la revolución eléctrica llega al hielo con 1.600 Nm de par

 |  @fernischumi  | 

A finales de 2017 ya os hablábamos sobre la posibilidad de que el Trofeo Andros fuera testigo de uno de los primeros enfrentamientos directos en competición entre vehículos con motores de combustión interna y de propulsión 100% eléctrica. Un mes más tarde ya podemos dar la bienvenida al ANDROS Sport 01, el primer prototipo del vehículo alimentado por baterías que competirá en las series invernales.

Concretamente fue Nicolas Prost, hijo de Alain y piloto de la Fórmula E, el particular maestro de ceremonias en el debut público este pasado fin de semana en Serre Chevalier. Construido por Exagon Engineering, este nuevo proto competirá frente a frente con los vehículos de la categoría Elite Pro, los mismo que utilizan una V6 en disposición central que eroga 360 CV de potencia. En el caso de la versión eléctrica de tracción total y dos ejes directrices, hablamos de 350 CV y un par máximo de 1.600 Nm (entre las 0 y las 2.500 rpm) gracias al uso de dos motores eléctricos situados uno en el posterior y otro en el anterior.

Según las especificaciones técnicas el conjunto de baterías pesa unos 240 kilogramos, mientras que el total del conjunto asciende únicamente a la tonelada de peso en vacío. Por su parte, cada uno de los dos motores estarían rondando los 37 kilogramos de peso. Según el propio Nicolas Prost, la entrega de potencia es brutal, difícilmente comparable con la de un vehículo con motor de combustión interna, algo que podremos comprobar este mismo fin de semana en Lans-en-Vercors, Isère, donde se enfrentará al resto de coches “térmicos” en la segunda carrera del fin de semana.

De nuevo será el hijo del ex-piloto de Fórmula 1 el encargado de hacerlo debutar en competición, un honor que recae en él como doble ganador del Trofeo Andros eléctrico en las temporadas 2010 y 2011. Será el primer paso de un plan de ruta diseñado por la FFSA y los responsables del campeonato que planean una competición mixta en la temporada 2018-19, con los equipos alineando previsiblemente al menos una unidad de la versión eléctrica de sus modelos, y desembocando en una electrificación completa en 2019-20. Por ahora, la imagen del coche (VÍDEO de Le Figaro) pisando la nieve sin apenas hacer ruido sigue resultando cuanto menos “peculiar”.

 

Lee a continuación: El Trofeo Andros se adelanta a todos: un eléctrico competirá frente a los coches de combustión

  • Chechu Quiroga

    Exagon Engineering son los del Exagon Furtive-eGT, creía que estaban muertos.

    https://uploads.disquscdn.com/images/fc1cb33e4416eca5aa7d177532af24fd03cd6cc1696db3c8cf103215306d4171.jpg

  • Jacobo87

    En el ANDROS? No soy un experto pero se me hace raro, tanto par es útil sobre el hielo? Y la baterias tradicionalmente no se llevan bien con el frío…

    • Txesz

      Si lleva 2 motores, ese valor sería la suma de ambos, por lo que tocaría a 800 cada uno. La duda estaría en saber la relación del reductor que va entre el motor y los palieres..

      De todas formas, si se toma el valor de par máximo del los Dacia que corren (o corrían alli), que es de 360 Nm y se multiplica por los valores de reducción de la caja de cambios y el grupo, el par en rueda de ambos vehículos debe ser bastante parecido.

      Y siempre teniendo en cuenta que esos valores sólo se generan si hay algo en que consumirlos…

      Respecto a las baterías, supongo que parte de la energía de la misma alimentará un sistema de calefacción/climatización. Y que llegarán a la parrilla de salida con la temperatura adecuada, de forma que «sólo» tiene el trabajo de mantenerla.

      • Jacobo87

        Entonces, si al final el par en las ruedas es comparable, y para alcanzar la temperatura óptima de funcionamiento de las baterías hay que climatizarlas; dónde está la ventaja del eléctrico? Visto así, parece complicar mucho la fiabilidad y aumentar el peso quizás sin ventaja competitiva.

        En cualquier caso, gracias por la explicación. No pretendo abrir un debate, de hecho mis conocimientos del automóvil eléctrico no son profundos; pero en este caso me surgen dudas. Aquí solo veo adaptada a los eléctricos la corta duración de las carreras.

        • Txesz

          La ventaja está en la inmediatez con la que llega el par. Ahí está esa comparativa entre no se cuantos vehículos deportivos y, entre ellos un Model S P100D que los vence a todos.

          Y bueno, imagino que a las baterías les harán algo para que su temperatura esté dentro de los mejores valores para que pueda entregar su energía, lo que serviría para estudiar sistemas de climatización en entornos muy fríos y exigentes.

          O que vayan «a pelo», a ver que tal se comportan en esas condiciones: temperatutas bajo cedro y picos de descarga muy altos. Y tal vez de recarga, en caso de que usen frenada regenerativa.

          Pero en eese sentido los vehículos térmicos están igual. Todos ellos llegarán a la parrilla de salida con sus fluidos (refrigerante y aceites de motor, cambio y diferenciales) a sus temperaturas óptimas, o lo más cerca posible. Es decir, el calentamiento es algo de lo que nadie escapa.