Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WEC
Logo Icon

3 MIN

Aston Martin explicó el por qué de la pausa en su programa Hypercar

David King, miembro de la junta directiva de Aston Martin, estuvo presente en Austin, con motivo del Lone Star Le Mans, fecha perteneciente al calendario del Wec. Allí, además de supervisar el desempeño del equipo oficial en la clase GTE Pro, aprovechó la ocasión para indicar que la pausa efectuada por Aston Martin en su proyecto Hypercar no tiene que ver con el ingreso junto a Racing Point en la Fórmula 1, sino con la introducción de la plataforma LMDh. Demás está decir que Aston Martin le está avisando con tiempo a Toyota que fabricar un prototipo de varios millones de dólares puede resultar un mal negocio en la nueva era del WEC porque de ser derrotados por coches más económicos se generaría una publicidad negativa para el fabricante japonés.

Explicó King que el problema para Aston Martin y su ingreso a la clase principal del WEC se presentó cuando apareció la propuesta del LMDh porque inicialmente se tenía establecido un programa para vender unidades Valkyrie a clientes y con ello recuperar parte de lo invertido. Pero en el caso de estar disponibles varias opciones LMDh, que serían más baratas, el negocio para Aston Martin sería ilógico e inútil.

Argumentó King que una versión Hypercar del Valkyrie estaría por el orden de los tres millones de euros ya que el coche comercial es uno de los más costosos que existen en la actualidad. Es de suponer entonces que un equipo cliente, al advertir el costo de un coche más el presupuesto que debe contemplar para competir en el WEC, se va a inclinar por un LMDh asociado a una marca premium. En tal sentido, no vale la pena empecinarse en la clase Hypercar cuando se corre el riesgo de perder mucho dinero.

Aclaró King que el hecho de pausar el proyecto Hypercar no significa que Aston Martin no siga con su plan de involucrarse en la clase principal del WEC porque contemplar un LMDh también entra entre las alternativas del fabricante. En los próximos meses, Aston Martin reevaluará la situación de su presencia en el deporte motor y de allí se tomará una decisión.

En palabras de David King:

Creemos que el mercado de coches clientes está roto para nosotros. La intención de converger con la IMSA ha cambiado todo. El Valkyrie Hypercar es costoso, los equipos clientes van a comprar coches LMDh porque son mucho más baratos y creemos que eso harán todos. Nosotros hemos invertido mucho dinero y hemos recorrido un largo camino, pero es obvio que debemos modificar los planes.

Vía | Motorsport Total

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable