Audi vuela sin lastres en Red Bull Ring y acaricia todos los títulos del DTM

 |  @eloy_eg  | 

Se veía venir y quien no lo pensara quizá simplemente no ha seguido atentamente el DTM los últimos años. La decisión unánime de ITR y las marcas de tirar a la basura el sistema de lastres a falta de dos citas para la conclusión del DTM 2017 sólo podía beneficiar a Audi, a quien errores de estrategia, sanciones y lastres han apartado recurrentemente de los éxitos que su RS5 merecía. Y ha sido eliminar este sistema y volar. Dos victorias en Austria y la sensación de que Hockenheim será un paseo.

Jamie Green encabezó el dominio de la marca de los cuatro aros al marcar la pauta en las dos sesiones de libres del sábado y llevarse la pole por delante de dos compañeros, Nico Müller y Mattias Ekström. Sólo Marco Wittmann, en el cuarto puesto, fue capaz de separar a los cinco primeros coches de Audi, siendo el mejor Mercedes Robert Wickens en séptima posición y ya a cuatro décimas de la pole en un trazado corto como el de Red Bull Ring.

Una salida limpia permitió a Jamie Green mantenerse en cabeza nada más empezar la primera carrera, mientras que Nico Müller cedió poco después su segunda posición a Mattias Ekström y Robert Wickens logró colocarse cuarto por delante de Marco Wittmann. La otra gran baza de Audi de cara al campeonato, René Rast, era investigado por supuestamente saltarse la salida, si bien no fue sancionado y pudo presionar a Wittmann, mientras por detrás se producía un encontronazo entre Augusto Farfus y Lucas Auer que mandaba al brasileño a la grava.

Fue una carrera de mayor tensión que emoción, pues en todo momento el triunfo de Audi pareció garantizado y sólo fue cuestión de saber cuándo la marca decidiría aplicar órdenes de equipo para dar el triunfo a Mattias Ekström, a quien Nico Müller debió ceder posición de nuevo tras las paradas. Y terminó ocurriendo a tres vueltas del final, debiendo conformarse Jamie Green con un segundo puesto en una jornada donde aplastó al resto. Con Müller en el tercer escalón del podio, el sabor amargo se lo dio a Audi René Rast. El alemán se perdió en el cuerpo a cuerpo con Wickens (4º) y Wittmann (5º), para terminar sufriendo un trompo al tocarse con Maxime Martin (6º). Acabó 13º. Cerraron la zona de puntos Rockenfeller, Auer, Mortara y Glock.

Aunque el mejor tiempo en los libres del domingo fue para Mattias Ekström, Jamie Green volvió a dejar claro su estado de gracia con otra pole al día siguiente, 55 milésimas más rápido que René Rast. Marco Wittmann volvió a ser el único que dividió a los Audi en cabeza al ser tercero, mientras que el mejor Mercedes fue en esta ocasión Gary Paffett, sexto tras Rockenfeller y Müller. ¿Y el líder del campeonato, Ekström? Octavo en parrilla.

Sin cambios en los puestos de cabeza, la atención se centró en los problemas del sueco desde su retrasada posición de salida, perdiendo un puesto y sufriendo algún toque. Por ello no extraña que Audi decidiera meterlo en boxes nada más acabar la primera vuelta, permitiéndole así rodar sin tráfico por delante. Una estrategia que permitió incluso que Ekström acechara a Wittmann tras realizar éste su parada obligatoria, pese a lo cual el de BMW aguantó ese primer envite. Sin embargo no escapó de la telaraña tejida por Müller y Rockenfeller (a quien aún así adelantó inicialmente).

La victoria parecía esta vez sí al alcance de Jamie Green, pero tampoco fue. Un Safety Car por accidente de Lucas Auer tras un toque con Bruno Spengler hizo que se esfumara su ventaja y tras la resalida un problema en la caja de cambios a dos vueltas del final terminó decantando el triunfo del lado de René Rast, seguido de Mike Rockenfeller (autor de un gran final de carrera en el que pasó de sexto a segundo) y Nico Müller. El Safety Car permitió también Marco Wittmann se viera superado tanto por Gary Paffett (4º), con neumáticos más frescos, como por un Mattias Ekström que se sobrepuso a problemas de ritmo tras el Safety Car para acabar quinto. Completaron la zona de puntos Glock, Duval, Di Resta y Wickens.

Con dos carreras por delante en la cita final de Hockenheim seis pilotos mantienen opciones de título, de los cuales cuatro son de Audi: Ekström lidera con 21 puntos de renta sobre Rast, 35 sobre Green, 38 sobre Rockenfeller y Wittmann y 41 sobre Lucas Auer. Audi lidera igualmente los certámenes de equipos y marcas.

Foto | Audi Sport

Lee a continuación: Nico Müller también competirá en Letonia con el equipo EKS RX

  • M.A.

    "Dos victorias en Austria y la sensación de que Hockenheim será un paseo."
    La sensación que me queda, y perdonad mi escepticismo rayano al cinismo, es que el DTM ha llegado a la cima del "pasteleo".
    Nada que anime a desear su continuidad.
    ¿Un canto de cisne un tanto en plan pachanga charangueo.?
    Una lástima para una categoría que en el pasado despertaba el interés y la admiración de los aficionados.
    Que tiempos los de los M3 (E30), los Mercedes 190E 2.3-16 y su version EVO2, los Audi A8, los Sierra Cosworth....
    Lo que ERA el DTM.

  • Ferran Pistola

    Prefiero este paseo a los paeos que habían de normal con los lastres. Lo ví más igualado así que cuando los lastres decidian las 5 primeras posiciones.