CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

4 MIN

Bien está lo que bien acaba. Crónica del GP de Bélgica 2018

Eloy Entrambasaguas | 26 Ago 2018
Ferrari Eau Rouge 2018
Ferrari Eau Rouge 2018

¿Tiene motivos para lamentarse Ferrari? Su verano ha sido terrible y en Spa-Francorchamps probablemente podían haber soñado con un cómodo doblete a juzgar por su rendimiento tanto en entrenamientos libres como en las dos primeras rondas de clasificación. Sin embargo un inoportuno chaparrón y la maestría de Lewis Hamilton complicaron el fin de semana a los de Maranello, logrando Sebastian Vettel en la primera vuelta del GP de Bélgica arreglar parte del desaguisado.

Son siete puntos menos de desventaja con Lewis Hamilton, ahora 17 en la clasificación general. De acuerdo, podían haber sido 14 de no haber calculado mal Ferrari la gasolina en el coche de Kimi Räikkönen o si la lluvia hubiera aparecido diez minutos más tarde. Pero teniendo en cuenta los mazazos que se llevó Ferrari en Hockenheim y Hungaroring es mejor centrarse en el hecho de haber ganado, de haber mostrado autoridad con un adelantamiento sin DRS y un mayor ritmo de carrera y todo ello en vísperas de la visita a Monza. Hay mucho campeonato todavía por delante.

Cierto es que no todos los días son fiesta y llegarán trazados en los que vaya peor el SF71H, pero el aplastante dominio durante todo el fin de semana con la salvedad de la Q3 y la insultante facilidad con la que Sebastian Vettel superó a Lewis Hamilton en el primer paso por Kemmel para luego despedirse en cuanto se marchó el Safety Car deben alentar a los de Maranello. Sí, Mercedes lo intentó con un undercut, que ante la longitud del trazado de Spa tenía mayor sentido que en cualquier otro sitio, pero ni por esas.

Por desgracia todo lo apasionante que tiene esta lucha por el Mundial 2018 le falta a las carreras una por una. Bélgica fue totalmente soporífera, con las televisiones recreándose en los accidentes de la primera curva, las entrevistas a los afectados y los abandonos de los damnificados ante la escasa acción en pista. Del Top 6 perdimos dos coches (Kimi Räikkönen y Daniel Ricciardo, aunque este último se reincorporó por si con otros Safety Cars recuperaba terreno) y eso dejó gran parte de la emoción en ver cuánto tardaba Max Verstappen en alcanzar el podio y hasta dónde remontaba Valtteri Bottas.

El neerlandés no dejó pasar mucho tiempo, sentenciando la lucha por el último cajón con adelantamientos sencillos a Sergio Pérez y Esteban Ocon, mientras que el finlandés tuvo que apurar hasta las últimas vueltas pero llegó holgado al cuarto puesto, sin que una sanción de cinco segundos por llevarse por delante a Sergey Sirotkin en la salida afectase a su posición final. Tras ellos Sergio Pérez se llevó el triunfo en la clase B, demostrando el mexicano que aún en una temporada donde su compañero está a su altura o por encima tiene 'estrella' a la hora de cazar el gran resultado, como ya ocurrió en Bakú. Y además cuenta con la tranquilidad de saberse dueño de su futuro, al contrario que Ocon.

Eso sí, está por ver hasta dónde llegará el 'nuevo' equipo Racing Point Force India y dónde podría haber llegado, siendo esto un escenario de ciencia-ficción ante los rumores de sustitución de Esteban Ocon por Lance Stroll. Actualmente y computando todos sus puntos el equipo sería serio aspirante al cuarto puesto, pisando los talones de una Renault en declive como bien sabe Carlos Sainz Jr. Pero la decisión de la FIA de excluir a Force India y admitir a su nueva encarnación les deja 9º, a tiro de piedra de Sauber.

En todo caso lo cierto es que muy probablemente este Gran Premio de Bélgica sea tan sólo recordado por el monumental accidente en La Source. Nico Hülkenberg falló, pero su error tendrá menos consecuencias que el de Romain Grosjean en 2012. Sin embargo será interesante comprobar si se abre debate sobre la posición de la parrilla de salida en Spa, sabiendo que tradicionalmente se situaba tras La Source...

Foto | Scuderia Ferrari