ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

4 MIN

La carrera al sprint ya anticipa un domingo duro para los españoles en Austria

No ha sido un arranque de sábado demasiado prometedor para los pilotos españoles. Aunque los dos tenían objetivos completamente distintos, la sensación que ha quedado después de las 23 vueltas de la carrera corta es que ambos afrontan un domingo de Gran Premio de Austria en el que sufrirán en pista, especialmente un Fernando Alonso que ya había anticipado desde que terminó la carrera en el Circuit de Barcelona-Catalunya que esta cita en el Red Bull Ring no parecía demasiado prometedora para los Aston Martin.

En el caso de Carlos Sainz, el madrileño consiguió hacer un formidable adelantamiento sobre George Russell, pero en cuanto se quedó sin el DRS que le estaban dando los McLaren se quedó muy expuesto ante el británico de Mercedes-AMG F1, capaz de superarle fácilmente gracias a la velocidad extra del DRS y después de marcharse y abrir un hueco lo suficientemente grande como para sacar al de Ferrari del segundo.

Monoplaza lucha por mantener posición en el GP de Austria 2024. Reto para pilotos españoles.

Los de Maranello esperaban mucho más para este fin de semana, por lo que verlos no sólo lejos de Max Verstappen y de los McLaren, sino también superado por los dos Mercedes ha sido todo un golpe a la moral de la escudería, los cuales ya no se explicaban ayer el estar sufriendo tanto en el segundo y el tercer sector. La clasificación será determinante, pero tanto Sainz como Leclerc han mostrado cómo se les hacía muy complicado seguir el ritmo de las flechas plateadas. Si a ello se suman problemas de frenos, prácticamente los pilotos de los SF-24 sólo pueden fiarse de las previsiones meteorológicas y esperar algo de lluvia.

Está siendo un fin de semana complicado para el equipo. Ayer no pudimos hacer más que un quinto puesto en clasificación y hoy, aunque haya adelantado a [George] Russell en la salida, hemos tenido problemas de frenos. A partir de ahí, hemos perdido el DRS por tener que refrigerarlos. Cuando todo se ha estabilizado, he podido aguantar más o menos a los Mercedes, pero la quinta posición es donde más o menos estamos en realidad – Carlos Sainz

Fernando Alonso piensa en el cambio de motor:

Monoplaza en trazado austriaco desafiando las curvas

En el caso de Aston Martin, las sensaciones para la estructura no son buenas a pesar de que Lance Stroll consiguió superar tanto al HAAS de Kevin Magnussen como a los dos Alpine. Alonso salía 13º, perdiendo una posición al principio con Yuki Tsunoda, en lo que parecía una clasificación que no iba a cambiar demasiado debido a esa premisa que está manteniendo Fernando durante todo el año de no arriesgar demasiado en las carreras al sprint… hasta que Nico Hülkenberg se lanzó para intentar un adelantamiento en el que el ovetense se quedó sin hueco, teniendo que irse largo en la curva 3.

Finalmente, Hülkenberg sería sancionado con 10 segundos y dos puntos de superlicencia, por lo que Alonso volvería a subir una posición, a la 15º, aunque ya nada le iba a devolver la que debería haber sido la 14ª para él, siendo Daniel Ricciardo el único que ha salido beneficiado por la acción del piloto de HAAS. Las perspectivas para el domingo son tan malas que incluso Alonso ya habla abiertamente de la posibilidad de descorchar un nuevo motor y penalizar mañana.

Equipo de F1 en plena acción durante el sprint en Austria.

Lo de Hülkenberg al final igual podría haber intentado defender y obligarle a que le penalicen. Igual lo penalizan no lo sé, porque me hecho de la pista. Soy español, mejor no meterme en líos. Llevamos arrastrando un problema con el motor todo el fin de semana y en alguna carrera hay que ponerlo. Mejor ponerlo aquí que estamos fuera de los puntos y tenemos estas dificultades que en una carrera donde optamos a posiciones mejores. Hay que aceptarlo y será una carrera dura también mañana – Fernando Alonso

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Iván Fernández

Cargando...