ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Cómodo doblete de Red Bull en Imola, Leclerc salva un error para seguir líder del Mundial

Cambió un poco la Fórmula 1 en el Autodromo Enzo e Dino Ferrari y no solo por la presencia del agua. La escudería del Cavallino Rampante sufrió ante su púbico y Red Bull se adjudicó su primer doblete desde Malasia 2016, Grand Slam incluido para Max Verstappen. Sergio Pérez finalizó segundo y Lando Norris tercero en un día sólido para una McLaren regresada. Charles Leclerc apuntó a escoltar a los coches austriacos y cometió un error que le dejó sexto y le permite seguir al frente del Mundial de Pilotos.

Todos los pilotos partieron con neumáticos intermedios, incluyendo un Guanyu Zhou accidentado en la Sprint que salió desde el pit lane tras reparar los mecánicos su coche. La línea interior estaba más seca y Verstappen salió muy bien, colándose Pérez y Norris delante de Leclerc. Carlos Sainz y Daniel Ricciardo se tocaron en la estrecha Tamburello y el español quedó encallado en la grava y fuera de carrera, chocando a la vez Valtteri Bottas con la parte trasera del McLaren y Mick Schumacher trompeado y accidentado en paralelo con Fernando Alonso.

George Russell subió cinco posiciones y los Aston Martin cuatro cada uno, situándose tanto Sebastian Vettel como Lance Stroll en el top 10. Alonso tenía el lateral del coche dañado por el choque con Schumacher y se veía superado en la resalida por el tetracampeón, el canadiense, Yuki Tsunoda y Lewis Hamilton, yendo a boxes para retirarse tras solo seis vueltas de Gran Premio. Bottas (7º) seguía sin aparentes problemas y Hamilton cerraba el pelotón de la pelea por los puntos.

Leclerc adelantó a Norris con una gran frenada en Tamburello y se ponía tercero a la estela de los Red Bull. Russell acosaba al siempre combativo Magnussen y en un principio le superó en Tamburello, pero entró pasado sobre el piano y el danés recuperó el quinto puesto por apenas medio circuito; Russell le rebasó en la Variante Alta y se alejó del Haas. Vettel acortó la chicane en la persecución por la sexta plaza y Bottas también relegó a Magnussen, de ritmo más constante respecto al Aston Martin.

Tsunoda no podía seguir a Vettel y empezó a taponar a Stroll, Hamilton y Esteban Ocon. La lluvia prevista para los primeros 20 giros no acababa de llegar y Ricciardo puso gomas lisas medias en la 18, arriesgándose poco al ser penúltimo. Vettel, Pierre Gasly y Alex Albon le siguieron en la 18 y en la 19 entraron Pérez, Russell, Bottas y el resto del pelotón. Verstappen, Leclerc y Norris fueron los últimos en cambiar tras 20 vueltas y el monegasco salió de boxes delante de Pérez pero el mexicano recuperó el segundo puesto con mejor agarre en llegada a Villeneuve.

Alpine echó rápidamente a Ocon en la sustitución de ruedas y el francés se llevó una penalización de cinco segundos por unsafe release, mientras que una parada lenta de Alfa Romeo entorpecía a Bottas sin hacerle perder posiciones por su gran distancia con los rivales. El día nublado continuaba para Hamilton, 14º al ser relegado por Albon y Gasly después de pasar por el pit lane. Tsunoda dejó el espacio justo a Stroll en lucha por el noveno lugar y  Schumacher trompeó persiguiendo a Nicholas Latifi, siguiendo último.

Dirección de carrera no activó el DRS aun con la pista muy seca y Pérez aguantaba segundo a pesar de salirse en la Variante Alta, manteniendo a distancia a un Leclerc que parecía tener la cabeza en el campeonato más que en Imola en particular. Todos los pilotos habían montado caucho de desgaste medio y Ricciardo cambió a duros a mitad de carrera, permitiendo los comisarios el uso del DRS en la vuelta 35. Hamilton se desesperó detrás de Gasly y presionó al francés y a Albon, dentro de un tren de DRS que no ayudó al inglés a avanzar.

Verstappen controló el ritmo al frente y fue marcando vueltas rápidas y doblando rivales, entre ellos un simbólico sorpasso a Hamilton. Pérez figuraba a 12 segundos, Leclerc cerraba el podio y luego seguían Norris (a 40 segundos de Verstappen), Russell y un sobresaliente Bottas. Vettel se mantenía séptimo y perdía tiempo con Magnussen y Tsunoda, aunque no suficiente para que el Haas presionase al alemán. El cielo seguía tapado y la lluvia brillaba por su ausencia, alargando todos los protagonistas su permanencia en el asfalto italiano.

Hamilton peleó intensamente con Gasly y el galo aguantó los envites del heptacampeón mientras perseguía a Albon al mismo tiempo. Tsunoda mejoró con el paso de los giros y rebasó en meta a Magnussen y a Vettel para situarse séptimo. Ferrari decidió ponerle neumático blando a Leclerc en busca de la vuelta rápida y la maniobra salió regular al perder el líder del Mundial la tercera plaza con Norris por poco. No tardó en relegar al McLaren pero para entonces Red Bull ya había llevado al pit lane a sus dos pilotos.

Leclerc aun así marcó vueltas rápidas y encimó a Pérez hasta que trompeó en la Variante Alta y tocó levemente el muro, cambiando gomas y alerón delantero y regresando a pista noveno. La velocidad nata del Ferrari le aupó de vuelta y permitió dejar atrás a Magnussen, Vettel y Tsunoda en los últimos instantes. A su vez, Bottas siguió brillando al alcanzar a su reemplazo en Mercedes y acosar a Russell en la lucha por ser cuarto, resultado hasta hace poco inalcanzable para Alfa Romeo.

Verstappen se apuntó una victoria placentera, seguido de Pérez y un correcto Norris que devolvió a McLaren al podio después de su mal comienzo de temporada. Russell resistió cuarto ante un espectacular Bottas, Leclerc llegó sexto y Tsunoda, Vettel, Magnussen y Stroll sumaron los demás puntos. Albon, Gasly, Hamilton, Ocon (sancionado por su unsafe release), Zhou, Latifi, Schumacher y Ricciardo llegaron a meta con los españoles como únicos retirados del GP de un Imola resucitado.

Foto de Héctor Sagués

Héctor Sagués

Cargando...