ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Scott Dixon gana en Toronto, con remontada de Alex Palou

Llegaba calentita la IndyCar a Toronto, escenario clásico pero inédito desde el inicio de la pandemia. Entre el caos de los pilotos de Andretti en Mid-Ohio y la bomba desatada por Alex Palou, McLaren y Ganassi a mediados de semana, la cosa podía salir de cualquier manera. Y en tiempos tan convulsos, el campeonato abrazó la estabilidad que siempre da una victoria de Scott Dixon, que con este triunfo empató con Mario Andretti como el segundo piloto más victorioso en monoplazas USA.

Aunque Alex Palou aseguraba estar centrado, el sábado se empeñó en que Toronto fuera una cita torcida para el español. Tras un error en libres que mandó su monoplaza al muro, en clasificación volvió a tener problemas de motor, lo cual le dejó en 22ª posición en parrilla. La pole fue para un imparable Colton Herta, por delante de Scott Dixon, Josef Newgarden, Alexander Rossi, el sorprendente David Malukas y Scott McLaughlin. El líder del campeonato Marcus Ericsson perdió el corte del Fast Six por la mínima, al ser octavo por detrás de Callum Ilott, que volvió a destacar a una vuelta con Juncos.

La salida fue limpia en cabeza, con Herta manteniendo la punta, mientras que por detrás un muy agresivo Palou ganaba cinco posiciones. Víctima colateral del español, al adelantar a dos coches al mismo tiempo, fue Takuma Sato, que se quedó sin espacio en paralelo con Palou y O’Ward, y arrancó una rueda, forzando la aparición del coche de seguridad. Poco después del reinicio Palou decidió ser el primero en parar para quitarse de encima la goma blanca y rodar sin excesivo tráfico, lo cual le permitiría quedarse rondando el ‘top ten’ al parar todos.

Eso sí, el undercut más reseñable de la carrera lo protagonizó otro Ganassi: pese a que Colton Herta parecía estar en uno de esos días grandes, Scott Dixon y el muro de Ganassi le robaron la cartera en la primera parada. No fue por el liderato pues una serie de pilotos optó por alargar mucho su paso por boxes (Rahal, VeeKay, O’Ward), pero fue la maniobra que decidió la carrera. Además algunos coches lentos, aunque aún en vuelta, permitieron que Dixon y Herta se alejaran del pelotón.

Eso sí, cualquier urbano termina provocando banderas amarillas y Toronto nunca fue ajeno a ellas. Esta vez el carrusel lo iniciaron Felix Rosenqvist y Alexander Rossi, que besó muro en una maniobra por la que el sueco no fue sancionado. En ese momento todos aprovecharon para parar, confiando en que más amarillas evitarían cualquier paso más por el pitlane, como así fue. Sin embargo Herta jamás estuvo en disposición de inquietar a Dixon por la victoria e incluso debió controlar a Felix Rosenqvist en los compases finales.

Palou por su parte, una vez rondando el ‘top ten’, siguió disfrutando en el cuerpo a cuerpo, dejando adelantamientos espectaculares como a Ilott o Pagenaud, pero una vez alcanzó a Marcus Ericsson recibió un recuerdo de que el resultado era bueno para el campeonato: fue 6º tras el líder y aprovechó así una jornada aciaga para Penske: Newgarden 10º y Power 15º.

De este modo Ericsson amplía diferencias al frente del campeonato, con 35 puntos sobre Power, 37 sobre Palou y 44 sobre Newgarden y Dixon. Esta misma semana la IndyCar se desplaza a Iowa para una cita doble en óvalo.

Foto | Chip Ganassi Racing

Cargando...