ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

5 MIN

El DTM despide una era con René Rast consiguiendo su tercer Campeonato en cuatro años

Punto y final. El DTM ha cerrado una era hace tan solo unos minutos cuando los coches de la categoría Class 1 han cruzado por última vez la meta del Circuito de Hockenheim. A partir de ahora les tocará comenzar a pensar en clave GT3, reglamento que pasará a ser el elegido para las carreras del campeonato alemán a partir de 2021, manteniendo a los GT4 como protagonistas de las carreras teloneras del DTM Trophy y a la espera de que en 2023 se instaure el DTM Electric también como campeonato de soporte.

El título iba a ser una cosa de dos después de que el accidente en la anterior prueba sufrido prácticamente de rebote por Robin Frijns lo dejara fuera de esa lucha por la primera plaza que estaban manteniendo René Rast y Nico Müller, todos ellos pilotos de Audi. Ya desde la lucha por la pole de la primera carrera se demostró que el piloto helvético no le iba a poner las cosas fáciles al bicampeón del DTM, con una sesión que se determinaría por apenas 48 milésimas en favor del alemán, piloto oficial de Audi también en la Fórmula E.

Rast conseguía de esta forma la pole position de cara a la primera carrera en Hockenheim, algo que además le otorgaba otros tres puntos extra que se convertían si cabe en más indispensables en un final de temporada tan apretado. Todo estaba preparado por tanto para el penúltimo mano a mano, con un Nico Müller que no se achicaba y con un Rast que ha ido al ataque durante todo el fin de semana, sin renunciar a ninguna lucha. Frijns por su parte clasificaba octavo, lo que hacía que sus opciones de llegar matemáticamente vivo a la última cita del año fueran ínfimas.

La batalla entre ambos animó la carrera del sábado, pero sería el suizo el que finalmente se llevaba el gato al agua para seguir extendiendo sus opciones de salir campeón, el último del DTM tal y como lo conocemos. Los dos rivales por el Campeonato se buscaron desde los primeros metros, con Green y Van der Linde como espectadores de lujo tras ellos. En las últimas plazas, Robert Kubica se vería encerrado entre Harrison Newey y Marco Wittmmann en una acción que terminarían contra las protecciones, obligando a salir el coche de seguridad.

Müller se situó primero, mientras que la lucha por la tercera plaza permitió que los dos primeros se pudieran escapar, con Rast recuperando posteriormente la primera plaza antes de las paradas en boxes, situación que no le duraría demasiado ya que unas vueltas más tarde, aprovechando la parada tardía del germano, Nico se emparejaba con René en la Parabolika y le lanzaba un contundente ataque aprovechando que el germano todavía tenía sus neumáticos en una temperatura por debajo de la óptima.

El alemán no sólo cedió posición con Müller, también se vería superado por Green y Frijns, los cuales habían parado muy pronto y habían volado durante la parte central de la carrera 1, ayudando a que el holandés escalara posiciones desde el final del Top10. Rast seguiría en modo remontada, llegando incluso a superar a Müller cuando apenas quedaban 10 minutos para el final, precisamente antes de que Timo Glock tuviera que abandonar por lo que parecía un problema técnico en su BMW y obligará a salir de nuevo el coche de seguridad.

Müller se defendió como pudo de Van der Linde y cuando quedaban apenas tres vueltas para el final lanzó el ataque definitivo a Rast para quedarse a 13 puntos en la general. Jamie Green fue tercero por delante Loïc Duval y de Mike Rockenfeller, mientras que Frijns paraba en boxes aprovechando el Safety Car y terminaría séptimo, entre Jonathan Aberdein y Robert Kubica.

René Rast a lo campeón de nuevo desde la Pole:

No le quedaba nada que perder a Müller, pero aun así René Rast se hacía también con la segunda pole del fin de semana, dando un paso de gigante de cara al final del DTM 2020 al lograr ampliar la diferencia hasta los 16 puntos, además de colar a Rockenfeller y Green entre él y Nico. Partiendo desde la pole, Rast no tendría una carrera tranquila tampoco, teniendo que defenderse de Mike ya en el inicio de la prueba, algo que lograría tras unas vueltas, mientras que Müller sufría para escalar plaza.

Hubo polémica, ya que, en el momento de parar los neumáticos, Rast hacía girar los neumáticos antes de ser bajado de los gatos, algo que le valió una reprimenda que finalmente no le afectó en su posición de carrera. Müller, que había parado antes que él, se situó líder, pero pronto los neumáticos más nuevos de René le permitieron situarse de nuevo líder e imponer un ritmo que le llevaría a tener más de 10 segundos de renta, mientras que Green adelantaría a Rockenfeller para lograr su segundo podio.

René Rast no sólo despide la temporada con su tercer título, situándose como segundo piloto con más entorchados junto a Klaus Ludwig, y únicamente superado por los cinco de Bernd Schneider. Sus dos poles este fin de semana le permiten aumentar el número total hasta las 20, dejando ya atrás al canadiense Bruno Spengler y sus 18, quedándose con el tercer puesto tras el propio Schneider y Mattias Ekström.

Cargando...