Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WRC
Logo Icon

3 MIN

DTM y WRC ponen sus vistas al futuro híbrido de sus campeonatos

El DTM prepara grandes cambios. Gerhard Berger y el resto de responsables del ITR se han propuesto que el campeonato germano vaya más allá de sus actuales fronteras, tanto en términos de circuitos como en cuando a la reglamentación técnica. Las series alemanas también han puesto su punto de mira en las normas híbridas para su reglamento de 2022, con un sistema estándar similar al que planea el BTCC realizar en sus series de turismos.

Autosport revelaba esta misma semana que el DTM también se encuentra trabajando en otras opciones de futuro, comenzando por la utilización de combustibles sintéticos en un movimiento similar al que plantea la Fórmula 1 (algo que ya se puso en marcha durante el último fin de semana competitivo en Hockenheim), mientras que la propuesta altamente futurista de emplear coches 100% eléctricos con tracción total y robots que se encarguen de los cambios de neumáticos y baterías en boxes había tenido un impacto positivo.

Estamos trabajando en una solución híbrida, combustibles sintéticos y una solución híbrida, y sería algo en lo que pensamos para nuestra plataforma de  automóviles, podría ser un buen mensaje. Podría ser una buena solución, por lo que estamos trabajando en este momento en la especificación del híbrido y creemos que, dependiendo de las pruebas, a principios de 2022 estará para que funcione - Gerhard Berger

El Mundial de Rallyes también sigue con el plan híbrido:

Se esperaba que la reunión del Consejo Mundial del Motor de diciembre nos arrojara muchos más datos acerca de los planes de la FIA y del promotor del WRC de cara al reglamento para la temporada 2022, sin embargo, se generó aún más incertidumbre entre los equipos y los aficionados al conocer que en el próximo mes de abril tendremos que tener sobre la mesa el compromiso de varios fabricantes para llevarse a cabo. Inevitablemente esto despertó los recuerdos sobre el plan fallido del Mundial de RallyCross y la fecha de corte que provocó la desbandada de firmas y la decisión de enterrar, al menos por el momento, la normativa eléctrica para los Supercars.

La intención no ha variado, los World Rally Cars de 2022 deberían contar con sistemas de propulsión híbridos, cuya parte eléctrica de 100 kW se emplearía como tren motriz para el desplazamiento a través de ciudades y parques de asistencia, así como que dote de una potencia extra al motor de combustión ya en los tramos. Estaríamos hablando de una estandarización de estos elementos nuevos desde el primer año, así como su gestión del software por parte de la FIA, siendo los propios pilotos los que podrían decidir dónde utilizar ese extra de potencia, una situación que podría cambiar de cara a 2024, año en el que terminaría esa etapa de control.

Es un cambio de filosofía que abre algunas puertas para el futuro porque significa que el 50% de los fabricantes que no pudieron unirse al campeonato si solo hubiéramos mantenido la regulación actual ahora pueden hacerlo. Una cosa de importancia crítica es que queremos mantener el nivel de rendimiento de los coches actuales y la emoción que estos brindan a los fanáticos. Queremos que los coches tengan el mismo tipo de sonido y atractivo estético que tenemos ahora, pero necesitamos mantener el enlace con los coches de carretera que pueden comprar en los concesionarios - Yves Matton

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable