CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

El caso James Key tiene al equipo McLaren sumergido en un dilema

Humberto Gutiérrez | 7 Ago 2018
james-key_toro_rosso_mc_zb_18_2_18
james-key_toro_rosso_mc_zb_18_2_18

La crisis interna en Force India y el fichaje de Daniel Ricciardo por parte de Renault han dejado en segundo plano el paso de James Key a McLaren ya que más allá de un escueto comunicado emitido vía Twitter, poco más ha trascendido del movimiento. Lo extraño es que desde Woking hoy estuvieron muy ágiles para desmentir públicamente que Mansour Ojjeh había abandonado su cargo como director de McLaren Group, sin embargo nada se indica acerca del caso Key y la compensación que deberá pagar McLaren para rescindir el vigente contrato del director técnico de Toro Rosso, o del tiempo que deberá esperar el equipo inglés para la incorporación del ingeniero.

Al parecer, desde McLaren cometieron una indiscreción al adelantar que James Key había sido fichado y su incorporación sería tan pronto como inmediata, pero a estas alturas se advierte que no es así. Lo más probable es que en primera instancia se llegó a un acuerdo verbal entre las partes y desde McLaren se apresuraron en anunciarlo como un hecho ya que el conflicto contractual permanece. Hoy Zak Brown manifestó que está abierto a diversas propuestas o alternativas para adelantar el movimiento, situación que lleva a inferir en que ahora es Red Bull el que habla en la negociación.

En palabras de Zak Brown para Racefans:

Todavía no tenemos una fecha de inicio. Él [James Key] tiene un acuerdo vigente con Toro Rosso. Por supuesto, respetamos las situaciones contractuales. Pero siempre en el mundo de la Fórmula 1 hay formas y oportunidades para cambiar esas situaciones. Eso es ciertamente algo que potencialmente consideramos. Tenemos un plan, conocemos la situación laboral actual de Key y estamos trabajando en esa situación.

En este punto, muchos medios coinciden en los rumores que colocan al joven piloto Lando Norris en la mesa de negociaciones para un eventual canje por Key. Sin embargo, el novato inglés al parecer posee una cláusula en su contrato que le concede la liberación si McLaren no lo promueve a la Fórmula 1 para la próxima temporada. Ciertamente, el vacío que deja Daniel Ricciardo en la estructura Red Bull representa ahora mismo un problema a nivel logístico, pero que McLaren les resuelva ese problema canjeando o regalando a Norris luce como una decisión un tanto insensata. Mclaren necesita urgente un director técnico, pero también a un piloto de futuro porque en teoría los primeros diseños firmados por Key estarán listos a partir de 2020 y lo más probable es que ningún piloto de la actual alineación esté en la escudería para entonces.

En este punto, lo que me cuesta asimilar es el hecho de que Zak Brown ha podido ir por Andy Green, el director técnico de Force India, quien también ha demostrado una gran capacidad para concebir coches competitivos, un fichaje que no causaría mayores traumas porque estaba libre, inclusive también era una gran opción mientras esperaba el plazo necesario por la liberación de Key, pero ha preferido entrometerse en el establo del toro e intentar negociar con unos linces que ya tienen un motor oficial gracias a su gestión.