El hipotético DPi de Ford dependerá de Multimatic Motorsport

 |  @X3Humberto  | 

Aunque Ford Performance anunció el fin de su programa de fábrica para el Ford GT a partir de la próxima temporada, el director de la división, Mark Rushbrook, indicó que hay varios proyectos para mantener la presencia en las competiciones más importantes. En sus declaraciones destacó que la prioridad de Ford Performance en las carreras es exhibir sus productos, sea GT, Mustang, Fiesta o Ranger, por el impacto en la parte comercial, pero no descarta entrar con un DPi a la IMSA a través de un prototipo construido y desarrollado por Multimatic Motorsport, de la misma forma en que esa compañía se ha encargado del programa Ford GT desde el 2017.

Rushbrook asomó que el mayor interés de Ford sería el DPi 2.0 que estaría programado para debutar en la temporada 2022 y que en teoría contará con un sistema híbrido. En este caso, Multimatic se encargaría de avanzar en las primeras propuestas del coche, lo que significaría establecer un compromiso con la categoría americana en su principal clase, donde ahora están involucrados fabricantes como General Motors, Nissan, Mazda y Acura. De inclinarse por la IMSA, lo más probable es que Ford Performance no permanezca en el WEC cuando se introduzca la propuesta de los Hypercars.

Añadió que según lo que ha podido entender del nuevo reglamento de la IMSA, no es necesario ingresar en la categoría el próximo año para poder correr a partir de 2022 lo que significa que podrían ingresar con un programa para clientes, como lo hicieron una vez con los DP antes de establecer el programa oficial GT. En todo caso, existe un real interés de Ford por la nueva generación de los DPi y por el rumbo que está tomando la IMSA con respecto al Campeonato Mundial de Resistencia.

Vía | Sportcars365

Lee a continuación: SMP Racing anunció cambios en su alineación de pilotos para el final del WEC

  • Ferran Pistola

    ¿Los nuevos DPi serán hibridos o solo motores térmicos?

    • OneCarlos

      no han confirmado nada sobre hibridos y ademas no quieren autos carisimos como en el caso de la American Le Mans en el 2013 donde habían 2 LMP1 (uno solo al ritmo ganador) y en la Camel GT el '93 donde un solo GTP podía ganar las poles y carreras con un margen ya burlesco contra los demas (Eagle MKIII).